Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cristianismo originario   Religión   -   Sección:   Opinión

El valiente Jesús frente a Sus adversarios

Él también denunció de forma inequívoca y con palabras severas la corrupción de aquellos que se colocaron contra Dios
Vida Universal
sábado, 19 de marzo de 2016, 12:01 h (CET)
Para hablar sobre el verdadero significado del acto redentor de Jesús, el Cristo, habría que aclarar que Él de forma clara y directa explicó Su misión divina, Su origen y Su destino. Él también denunció de forma inequívoca y con palabras severas la corrupción de aquellos que se colocaron contra Dios. De la transmisión bíblica nos ha llegado el siguiente párrafo: «Sé que sois descendientes de Abrahán y pesar de ello queréis quitarme la vida. Esto se debe a que vosotros os cerráis para Mis palabras. Yo hablo de lo que he visto en el Padre. Y también vosotros tenéis un Padre, cuyas indicaciones seguís». «Nuestro Padre es Abrahán», replicaron ellos y Jesús contestó: «Si en verdad fueseis hijos de Abrahán, también obraríais como Abrahán. En cambio Me queréis matar, a mí que os digo la Verdad, tal como yo la he escuchado de Dios. Abrahán no haría algo así. Vosotros obráis como vuestro “verdadero” padre».

«¡No somos hijos ilegítimos!» protestaron ellos. «Tenemos un único padre, que es Dios». Jesús dijo: «Si Dios fuese vuestro Padre, vosotros me amaríais. Porque he venido a vosotros desde Dios, no en misión propia; es Dios quien me ha enviado. Pero Yo os puedo decir por qué mis palabras son tan incomprensibles para vosotros, y a qué se debe que no seáis capaces de escuchar Mis palabras: Vosotros provenís del demonio; él es vuestro padre. Y lo que vuestro padre desea lo hacéis de buen grado. Él fue un asesino desde el comienzo y nunca estuvo en el suelo de la Verdad, porque en él no hay verdad alguna. Cuando él miente, habla como corresponde a su ser más genuino; porque es un mentiroso, es más: él es el padre de la mentira».

Estimado lector, las palabras «un mentiroso y un asesino desde el comienzo» son palabras graves y claras de Jesús, pronunciadas poco antes de ser apresado en Jerusalén. Pero Él también habló de Su origen en el Reino de Dios, Jesús dijo: «Yo vengo de arriba pero vosotros venís de abajo». Con las palabras “desde el comienzo” no se hace referencia al comienzo de la creación espiritual, la de los seres espirituales, sino al comienzo de La Caída cuando algunos seres espirituales se apartaron de Dios.

Para comprender mejor este contexto nos valemos de la visión espiritual explicada en la Escuela de la Sabiduría divina a través de Gabriele, la profeta y mensajera de Dios para el tiempo actual, plasmada de forma especial en el libro «La Unidad universal que habla». Allí leemos: “Dios es espíritu. Su Creación es el Reino del Espíritu que es de sustancia fina. El éter de luz infinito e inagotable es la sustancia primaria a partir de la cual el infinito y eterno Dios creó y dio forma. El Reino del Eterno es el Reino de la Unidad, de la Inteligencia originaria, del amor universal”.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Xavier Domenech, ni una cosa ni la otra

Perfiles

Reinicio del Sporting

La plantilla del Sporting representa también a Gijón

Penumbras cuánticas

La farándula nos hipnoyiza si no prestamos atención a las conexiones perversas que subyacen

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris