Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Política   Podemos   -   Sección:   Opinión

Pablo Iglesias y las tribulaciones del joven Törlesss

Quiero pensar que esta oportunidad histórica de renovar las instituciones y regenerar la democracia no se nos va a escapar, pero la cosa está verdaderamente difícil
Mario López
sábado, 19 de marzo de 2016, 12:00 h (CET)
Inseguro, nervioso y esquivo; así lo vi yo. Sin Errejón y Bescansa; así lo vimos todos. No sé lo que ocurrirá dentro de su círculo más próximo, pero Pablo Iglesias parece estar balanceándose en la cuerda floja, aferrado a una estrategia sumamente complicada en la que se va quedando solo. Pero eso es solo lo que parece y las apariencias, a veces, engañan. Lo que se oculta detrás de esas apariencias se conocerá pronto. Si Podemos consigue formar gobierno con el PSOE, Pablo Iglesias habrá conseguido un triunfo histórico y nadie volverá a especular sobre los desacuerdos internos dentro de la dirección del partido. Pero si no lo consigue, el varapalo que recibirá Podemos en las urnas será también histórico. Pablo Iglesias ha lanzado un órdago al PSOE y, fundamentalmente, a todas las personas que dentro y fuera del partido lo apoyan. Que Pablo Iglesias pase a la Historia como un héroe o un villano solo depende de Pedro Sánchez. Y no es buena cosa que la suerte de uno esté en manos de otro.

Quiero pensar que esta oportunidad histórica de renovar las instituciones y regenerar la democracia no se nos va a escapar, pero la cosa está verdaderamente difícil. Mientras tanto, el gobierno en funciones hace lo que le da la gana, se pasa el Parlamento por el arco de su pírrico triunfo electoral y deja a las liebres a su suerte, cercadas por una reala de lebreles famélicos. Y, con todo lo que está pasando en el mundo, uno ya se pregunta si todo esto tiene algún sentido. Viendo los devaneos metafísicos de Pedro Sánchez, uno tiende a pensar que no, que no tiene ningún sentido.

El adolescente protagonista de la primera novela del escritor austriaco Robert Musil se enfrenta a la sexualidad en un instituto militar del imperio austro-húngaro; el joven líder gramsciano de Podemos a la erótica del poder; los dos, a la búsqueda de la razón en un universo cruel, solos, atrapados en sus propias tribulaciones. Uno, intentando poner a salvo su propia conciencia; el otro, intentando vencer en la batalla por la hegemonía.
Comentarios
Antonio R. L. 25/mar/16    15:23 h.
Antonio R. L. 25/mar/16    15:23 h.
paco arbillaga 21/mar/16    08:15 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¿Qué puedo hacer yo?

Hasta hoy, el siglo XXI ha sido una sangría inquietantemente evolutiva de Derechos humanos. Dejemos las lamentaciones para iniciar las reparaciones

Okupas, terrorismo y protocolo

“Hay algunos tan obsesionados por la prudencia que, a trueque de evitar cualquier error minúsculo, hacen de toda su vida un error” A. Graf

Degeneración frente a regeneración

Aquellos polvos trajeron estos lodos y no va a ser fácil que la corriente se lleve toda esa ‘porquería’ social y política

Yihadismo que no cesa

Parece que estamos entrando en una nueva etapa de la historia europea

Muchas personas mayores, pero pocas personas sabias

Sólo la actitud que se tiene al ir entrando en años define cuanta plenitud de vida posee una persona de edad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris