Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Copo   Política   -   Sección:   Opinión

Pedro Sánchez busca recomendaciones

Al señor Sánchez no le avergüenza nada por conseguir su ansiada y deseada poltrona
José García Pérez
sábado, 19 de marzo de 2016, 11:56 h (CET)
Pedro Sánchez, inmenso peregrino para conseguir ser Presidente del Gobierno de España, va de esquina en esquina buscando los apoyos necesarios para alcanzar tan digno fin.

Habla con unos y otros, con izquierdas y derechas, con nacionalistas, separatistas, con el señor Puigdemont y regala escaños por “cortesía parlamentaria” al personal de Esquerra y la antigua Convergencia, al tiempo que le niega el pan y la sal al partido que obtuvo una treintena de diputados más que él y ningunea al apestado Mariano Rajoy, a pesar de haber obtenido más de dos millones de votos que el tal Pedro.

Ayer, en el colmo de la desesperación, porque ve lejana la posibilidad de formar gobierno, marchó a visitar al líder griego Tsipras para rogarle que hablara con Pablo Iglesias y que intercediera por él en esa obsesión por gobernarnos; vamos que como en aquellos tiempos de la hambruna de la postguerra fue a pedir una recomendación para dejar de ser oposición y convertirse en poder.

Y con lo que ha soltado por la “sinhueso” del líder griego durante las últimas elecciones helenas, va, sin sonrojarse, para que le sople al oído de Iglesias que no bloquee su posible “santo” mandato; jamás en política nacional se ha conocido semejante bajada de pantalones como la realizada por el actual líder del socialismo español.

Sin embargo al señor Sánchez no le avergüenza nada por conseguir su ansiada y deseada poltrona, ni siquiera el ridículo de que todo el mundo mundial viese como tecleaba de forma torpe el teléfono del griego que llevó a sus ciudadanos a sufrir un vergonzoso corralito y después se plegara a los designios y mandatos de la llamada troika.

El hombre del pesado e inconsistente “no y no” al que le venció en las urnas de forma clara y directa, el hombre que en la circunscripción electoral por la que se presentaba, Madrid, quedó en cuarto lugar en las elecciones del 20-D no tiene rubor en “hacer la pelotilla” al griego Tsipras, al que vapuleó en distintas ocasiones, con tal de liarse en la manta del ridículo para conciliar su sueño de poder con la búsqueda de un fatua recomendación que ha quedado, lógicamente, en un despectivo “NO”.

Y sigue mareando la perdiz y, de paso, a gran parte de la ciudadanía española que ve absorta como aquella promesa de que la luz y la transparencia alumbrarían posibles pactos políticos se ha convertido en un eclipse total que impide ver a los actores de tan negra película.

Creo que va llegando le tiempo de activar el botón de la dignidad.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Isabel del Rey, de profesión poeta

Hay que leer estos 'Versos de escuela' de Isabel del Rey porque es la libertad lo que se lee en los poemas

Miedo nos da. ¿Un Art.º 155 descafeinado?

¿Se pretende restaurar la legalidad en Cataluña o salir del paso con el menor coste político?

Intervención en Cataluña

Rajoy ha reaccionado ante el reto o chantaje planteado por Puigdemont

Soy mujer, escucha mi rugido

La violencia contra las mujeres en la vida estadounidense, en primer plano

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris