Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Día de la Mujer Trabajadora

María Muñoz (Málaga)
Redacción
lunes, 9 de marzo de 2009, 06:18 h (CET)
Me viene a la memoria una anécdota muy conocida probablemente por todos los lectores; es esa mujer que va a renovar el documento de Identidad y le pregunta el funcionario: ¿profesión? Ella responde: “profesora, enfermera, psicóloga, administradora, cocinera, limpiadora…”señora no continúe; que no cabe”. Y es cierto, que madre de familia no realiza todos estos y muchos más trabajos al día, en su hogar.

Yo recuerdo que al llegar a mi casa, nunca faltaba mi madre, por eso escogí luego una profesión que me permitiera estar menos tiempo fuera. Pero, ¿y cuándo mis hijos eran pequeñitos o cuándo alguno caía enfermo? El apuro no era menudo. Entonces mi marido y yo, tomamos la decisión que yo me quedaría en casa, para realizar la mejor empresa. El hogar familiar, adonde la presencia de la madre es insustituible.

¿Es que hay que distinguir a la mujer que percibe un sueldo por el trabajo que hace en una empresa, a la que trabaja cada día en su hogar para que todo funcione?

Personalmente, cada día que pasa estoy más convencida de ejercer de esposa y madre, aunque en los tiempos que corren, se les da muy poco valor a las mujeres que decidimos por ello. Nunca tendrá recompensa, –aunque las “feministas rancias” intenten humillarnos y despreciar nuestro papel-, la aportación que una madre de familia puede hacer a sus hijos, formándolos en profundidad, en los aspectos más básicos, pudiendo hacer de ellos, a su vez, otros formadores, de modo que se cree una cadena ininterrumpida de responsabilidad y de virtudes, es lo más valioso que puede hacer una mujer.

Acaso esta opción que yo he tomado libremente no se la puede considerar ¿Mujer trabajadora?

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris