Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Políticamente incorrecta  

La imposible encrucijada de ZP

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
sábado, 7 de marzo de 2009, 07:48 h (CET)
El pasado domingo fue sin duda uno de los días más amargos que ha vivido el Presidente del Gobierno a lo largo de su carrera política. Acostumbrado a ganar elección tras elección, esta vez los impredecibles –o no tanto- gallegos decidieron acabar con su baraka, enviando a Touriño, Quintana, el yate, las galescolas, los irregulares contratos eólicos y el Audi A-8 a pastar. “Votar a Touriño es como votarme a mí”, exclamaba pletórico días antes de la derrota electoral ZP en un mitin. Los gallegos, hasta las narices de un bipartito frentista que llevaba cuatro años a crear problemas allí donde jamás existieron y pisoteando sus derechos, debieron de entender que “botar a Touriño es como botarme a mí”. Dicho y hecho. A la calle.

Pero no sólo fueron el domingo los galaicos los que amargaron la jornada al Presidente, incapaz hasta el día de hoy de llamar a Alberto Núñez Feijóo, nuevo Presidente de la Xunta in péctore, para felicitarle.

Jamás de los jamases se hubiera podido imaginar José Luis Rodríguez Zapatero que la posibilidad de que el PSOE se haga con la Lehendakaritza, terminando así con treinta años de régimen nacional-socialista –por tanto de extrema derecha-, fuese a ser un trago tan amargo para él y su gobierno, rehén en Madrid de los nacionalismos, especialmente del PNV, su derechista socio preferente en esta última legislatura. Y es que Patxi López podría liderar, PP mediante, un histórico cambio en el País Vasco. Todo ello a pesar de la victoria electoral del PNV del lunático Juan José Ibarretxe. Sonrisas aparte, lo cierto es que los objetivos que se pusieron los socialistas no se han cumplido. Hace dos escasos meses soñaban en Ferraz con que el PSE pudiera ser el partido más votado y que más escaños alcanzara en el Parlamento de Vitoria. La crisis económica, los desmanes de ZP, la cacería de Garzón y Bermejo, la falta de claridad del PSE, Eguiguren y sus peligrosas amistades, la acertada campaña de movilización del PNV, han sido, sin duda, los factores que han impedido al PSOE hacerse con la mayoría de votos de los vascos. El PP por su parte, pese a perder casi a uno de cada tres de sus votantes –no sé por qué sonríen tanto-, ha conseguido ser decisivo en la formación del nuevo gobierno. UpyD, que ha conseguido meterse en el Parlamento a la primera, ya veremos.

El caso es que esta posibilidad de cambio de gobierno vasco coloca a Rodríguez Zapatero en una curiosa encrucijada de imposible final feliz. Lío en que él solito se ha metido. Si el PSOE no hubiera jugado hace unos meses a romper el pacto PP-UPN en Navarra ahora podría ejercer algo de presión sobre los de Basagoiti y Rajoy: tú me apoyas mis presupuestos, yo te apoyo Navarra. Otro error de cálculo de ZP, cuya estrategia, rota el domingo, pasaba por aislar al Partido Popular pactando con quien hiciera falta. Por otro lado, si finalmente Patxi López es Lehendakari con los votos del PP la tensión del PSC catalán con el PSOE aumentará intensamente –podría provocar su ruptura- al tiempo que ZP tendrá complicado aprobar los presupuestos del año 2009, lo cual podría abocar al Presidente a tener que convocar elecciones generales allá por marzo del año 2010. Más, si ZP decidiera entregar, como ya hizo el PSOE en los ochenta, el gobierno autonómico a los peneuvistas, la derrota electoral socialista estará más que cantada. Lo mismo sucederá si Patxi López se pensara que la gente es idiota y, saliendo elegido Lehendakari con los votos del PP, luego lo traicionarse, no desnazificando el País Vasco y llegando a acuerdos incomprensibles con los nacionalistas.

Qué complicado lo tienen los de ZP. Hagan lo que hagan pierden. Ellos solitos se lo han buscado.

Noticias relacionadas

Torra y su camarilla de independentistas, desmemoriados pertinaces

“La lesión que hacemos y la que sufrimos no están pesadas en la misma escala. Aesop Fables

Debate en televisión española

Ofrezco en este artículo algunas reflexiones sobre el debate político a cuatro celebrado en el Estudio 1 de la televisión pública

Libertad de expresión

Parece lógica y fácil de entender la diferencia que hay entre rebatir una idea y vejar a una persona solo por el mero hecho de expresarla

¿Cómo se ve atrapada Mervi en los textos de Dickinson para crear esa atmósfera poética?

El libro se hace visible y comienza con una carta de una a otra mujer

Por qué Lucía no votará a Pedro Sánchez

Pedro Sánchez decidió duplicar gastos electorales y arrancarnos del bolsillo a los españoles alrededor 180 millones de euros
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris