Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Nieve

Isaac Bigio
Isaac Bigio
sábado, 7 de marzo de 2009, 07:48 h (CET)
A inicios de Febrero Inglaterra ha estado semiparalizada. El primer lunes del mes el transporte público, las empresas y los servicios casi no operaron. Esta era la primera vez, aparte de Navidad, en la cual no se veían buses funcionando.

Esto no fue el resultado de una huelga general. En vez de marchas y banderas rojas, el país se tiñó de blanco y la gente caminaba con los tobillos debajo de la nieve.

Estuve en varias tiendas de departamentos de las que uno debía salir, pues a media tarde eran cerradas por falta de público o personal.

En Londres raras veces nieva, y nunca había visto algo así en casi dos décadas que vivo aquí.

Sólo el lunes, la economía británica ha perdido US$1,700 millones, suma que se multiplicará en la semana más helada que ha conocido la nueva generación.

El clima vuelve a mostrar ser una amenaza para la economía incluso peor que las bombas de Al Qaeda.

Ir hacia un consenso en regular la polución y el cambio atmosférico global se torna una necesidad.

Mientras tanto, para muchos europeos ver días tan grises es algo que ayuda a extender el pesimismo de ver cómo la recesión se torna más gris.

Si bien el congelamiento del clima y el de la economía no van siempre de la mano, en Londres muchos se quejaban de que no sólo se recortaba el calor sino los empleos o el valor de sus casas.

Noticias relacionadas

Thanksgiving’s day

El Black Friday será una marabunta de compradores compulsivos de unas rebajas que no tengo yo muy claro que sean tales

El otro 20N

En la actualidad sigue el mismo partido y otros que mantienen el ideario antidemocrático y fascista

Estrasburgo y la exhumación de Franco. Torra y sus ínfulas

Socialistas y soberanistas catalanes quieren morder un hueso demasiado grande para sus quijadas

En cada niño nace un trozo de cielo

Un privilegio en el ocaso de nuestros andares y una gracia

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris