Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   ¿Es sólo un deporte?   -   Sección:  

Saber retirarse

Miguel Cañigral
Miguel Cañigral
@mcanigral
jueves, 5 de marzo de 2009, 11:11 h (CET)
Cada uno tiene su momento. Navegamos por la vida sonriendo a la suerte para que decida acompañarnos durante largo tiempo y cuando las cosas no van bien, decimos que nos ha abandonado. “Qué mala suerte”, nunca mejor dicho. Pero esa buena o mala suerte puede ser modificada por nuestro entorno. Algunos hablan de la existencia de un sistema recíproco: cada uno recibe lo que da. Si da alegría, recibirá alegría.

Supongo que coincidirán conmigo que en el deporte, como en la vida, cada momento depende de unas circunstancias que configuran nuestro entorno. Cada deportista tiene su momento. E igual que puede batir todos los registros, puede hacer en el más profundo de los olvidos. Aunque este caso no suele ser común porque los deportistas, a base de entrenamiento, consiguen mantenerse en la elite durante muchos años.

Ocurrirá que un día, el cuerpo del deportista ya no dará para más. Y es aquí cuando ha de saber reconocer que se encuentra limitado y su tarea ya no puede ser la misma.

Me intereso por la vida deportiva de una persona porque hay futbolistas que se resisten a aceptar que ya no son lo que eran. El ejemplo más es Raúl. Pero es una excepción porque en su peor momento y con todos los medios anunciado su retirada, el capitán del Real Madrid sigue valiendo para jugar ahí. Y no hay quién le tosa.

Y hay otros, como quienes motivaron esta columna, que parecen no darse cuenta de que no hacen ningún favor a su equipo. Hablo de una pareja de centrocampistas que llegó a lo más alto, ganándolo casi todo y siendo la columna vertebral de la Selección Española.

Baraja y Albelda, Albelda y Baraja. Son, posiblemente, la piedra angular en la que se basó el éxito del Valencia en pasados años. Pero son, ahora mismo, el cáncer que no deja despegar al Valencia. Podrá ser la edad, el peso de los partidos, el exceso de confianza o el poco hambre de títulos, pero ya no son lo que eran y no aportan nada al equipo.

Creo que Mestalla se dio cuenta de ellos la pasada jornada en el partido frente al Valladolid. Perdían los locales cero a dos, Baraja y Albelda fueron sustituidos y el encuentro tomó otro rumbo. Se rejuveneció el centro del campo y Manuel Fernandes y Míchel revolucionaron con sus ganas un partido horrendo del Valencia.

Y mientras Baraja y Albelda se niegan a dejar su puesto, los recuerdos de la época Koeman vuelven a Mestalla. La gente está cansada. El público agradece el trabajo realizado pero no se ilusiona con la misma alineación año tras año, viendo además que cada vez el resultado es peor. ¿Para qué se gastan 18 millones de euros en Fernandes y en Banega? Para que sigan jugando los mismos.

La alineación la hace el entrenador, sí. Pero en el Valencia hace ya tiempo que todos saben quién realmente manda en el vestuario. Es hora de decir adiós. De aceptar que se puede ayudar más desde el banquillo que dentro del campo. Los jugadores pasan pero el club persiste. Y la afición quiere al que lo haga mejor, se llame Albelda, Maduro o Fernandes.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris