Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Buñuelos de viento   -   Sección:   Opinión

La primera tarea del lehendakari López

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
jueves, 5 de marzo de 2009, 11:11 h (CET)
Debo reconocer que este año han ocurrido acontecimientos que no esperaba ver. Que un negro fuese presidente de los Estados Unidos, por ejemplo, no entraba en los cálculos de nadie hace muy poquito tiempo. Que un López fuese lehendakari, tampoco. Uno debe acostumbrarse a las sorpresas en este siglo XXI, al parecer.

Para que un negro llegase a presidir el país más poderoso del mundo hizo falta que los blancos le apoyasen. Para que un López llegase a presidir Euskadi necesitó el apoyo de muchos vascos de siete apellidos vascos. A López le espera una gran tarea, parece difícil que se llegue a acuerdos con el PNV, para no caer en la política de confrontación, de "ahora es la nuestra". Tender puentes le granjeará nuevos apoyos que le permitirán repetir en el cargo... si además realiza una política con resultados efectivos y visibles desde la calle, es decir, si realiza una política diametralmente opuesta a la política de lujos de Touriño. Pero además...

Pero además López tiene una principal tarea que llevar a cabo con paciencia pero inaplazablemente: recuperar a esos 250.000 vascos que han tenido que huir de sus casas por miedo a la barbarie. En primer lugar será ésa una política de justicia y de poner las cosas en el sitio del que nunca debieron moverse, pero además supone recuperar para los partidos constitucionalistas los votos de un cuarto de millón de vascos que no pueden votar a los partidos a los que quisieran.

Una de las atrocidades del franquismo, una atrocidad discreta en la clasificación de barbaridades del dictador, fue la del destierro. Numerosos españoles fueron desplazados forzadamente de su hogar porque a Franco y a sus conmilitones no les gustaban las actividades políticas de estos personajes. Que es lo mismo que lleva 30 sucediendo en Euskadi, sin que nadie haya osado impedirlo. Ese exilio acarreaba además la pérdida del derecho de voto del mismo grupo de ciudadanos, pérdida de la que siempre salían perjudicados los mismos, pérdida de la que siempre salían beneficiados los mismos.

Recuperar a estos vascos de la diáspora y llevarlos de nuevo al que una vez fue su hogar es una hercúlea tarea que seguramente escapa de la posibilidad temporal de uno o dos mandatos parlamentarios, pero devolverles la posibilidad de votar en Euskadi es un objetivo mucho más fácil de conseguir en una legislatura. No se trataría sólo de una labor de justicia, sino de una labor de defensa de la Democracia y sus valores. ¿No se trata de defender la Constitución? Pues a ello, López.

Noticias relacionadas

La plaga del divorcio

El divorcio se le considera un ejercicio de libertad cuando en realidad es un camino hacia la destrucción moral

Tortura y poder

Está claro que la tortura no puede ser objeto de justificación, ni siquiera la aparentemente civilizada

Absurdo pensar que Casado pueda reflotar al PP para mayo

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.” Mahatma Gandhi

¿Está más cerca la República en España?

¿Por qué triunfó la Moción de censura contra Rajoy?

Ábalos, Organización y Fomento

¿Ferrocarril en Extremadura? No me siento responsable
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris