Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   La linterna de diógenes  

Un ataque de sensatez colectiva

Luis del Palacio
Luis del Palacio
miércoles, 4 de marzo de 2009, 11:04 h (CET)
Pudiera parecer exagerado definir el resultado de las recientes elecciones en el País Vasco y Galicia como fruto de un “ataque de sensatez colectiva”, pero no voy a resistirme y así titulo hoy esta columna.

Febrero nos trajo el regalo de la dimisión de Bermejo y marzo (¡Ay, los idus, los idus!) nos recibe con el anticipo de la primavera y dos magníficas noticias: Touriño, un poco usurpador y un mucho despilfarrador de fondos públicos, no habrá de sentar más sus posaderas en el famoso Audi tuneado (aquel que era más caro que el Cadillac del presidente Obama) ni disfrutará de la inverosímil sala de juntas, más propia de un jeque del Golfo que de un servidor público…desde luego bastante golfo (Porque ya se sabe la coletilla que alguien, muy acertadamente, añadió al lema “PSOE: cien años de honradez”, y…) Resulta reconfortante que el electorado haga pagar tanto exceso, tanta arrogancia, aparte de la estafa de hacerse con el poder a costa de pactar con el diablo, despreciando el principio más elemental de la democracia: decidir por mayoría; es decir, que forme gobierno el partido más votado.

Adiós, Touriño. Pepe (Pepiño) sentirá morriña, el pobriño.

Y en esta inesperada ceremonia de los adioses, que nos tenía preparada el mes de Marte y de los vientos, otro que ha sido barrido: Ibarretxe.

Más de una década de mister Spock y casi seis lustros de hegemonía de nacionalismo ambiguo y cada vez menos moderado, quedaban aparcados, como sin fuelle, al borde de la calzada, por la esperada victoria de Patxi López en las urnas. Atrás quedaban las verdades a medias, los eufemismos, las condenas seguidas de palmaditas en la espalda, la amenaza del referéndum secesionista… ¡Qué ataque de lucidez han tenido los votantes vascos al elegir, por primera vez desde la Transición, a un líder no nacionalista!

El lehendakari “in pectore” no lo va a tener nada fácil; habrá que esperar, entre otras cosas, a ver cómo reaccionan los radicales.

A él, como a Núñez Feijoo, hay que desearles “mucha mierda” (No se me reboten: ¿no es la política –todo- un gran teatro? Pues eso).

Noticias relacionadas

El Gobierno se humilla ante el chantaje del separatismo catalán

“ Un apaciguador es alguien que espera que el cocodrilo se coma a alguien antes que a él” Wiston Churchill

Todos ellos dicen NO al Especismo

A algunos ciudadanos en China: Perros y Gatos también aman sus vidas

Andalucía, una ocasión para la izquierda

​​El ministro de Agricultura, Luis Planas, fue el orador invitado por la Agencia de Noticias Europa Press en su último Desayuno Informativo

Observaciones singulares

No basta con hablar de encuentros, es necesaria una mayor discriminación de los contendios tratados

Mantenerse en sus trece

Es triste contemplar la terquedad y cabezonería de los políticos y su incapacidad de dialogar ni de buscar puntos de encuentro
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris