Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Del relativismo y sus detractores los absolutistas

Mario López
Mario López
lunes, 2 de marzo de 2009, 23:36 h (CET)
Uno, en su afán de saber en qué están pensando sus paisanos, se da al ocio de escuchar todo tipo de tertulias radiofónicas y televisivas. Desde la Cadena Ser a Libertad Digital, todo cabe en este espíritu libérrimo. Puedo asegurar que no existe ni un solo tertuliano del que no se pueda extraer alguna verdad, pero también puedo afirmar que cuando un grupo mediático decide abanderar una verdad absoluta, las posibilidades de hallar en sus mensajes un rastro veraz disminuyen casi hasta su extinción.

Entre los tertulianos de Libertad Digital se ha puesto de moda el rechazo frontal al relativismo moral e ideológico. Es una idea que, entre ellos, tiene un enorme predicamento y se ha instalado con una sorprendente autoridad en las filas del PP. Rechazan de plano el relativismo sin aparente sospecha de que el antónimo del relativismo es el absolutismo. Critican de forma absolutamente feroz al presidente Rodríguez Zapatero, atribuyéndole crímenes tan peregrinos e improbables, como es la destrucción de los principios. El aborto para ellos es un asesinato, luego el presidente es un asesino. La actitud del presidente respecto a los nacionalismos periféricos, un relativismo que nos puede conducir a la ruptura de la patria, por lo que el presidente es un antipatriota. El ateísmo, según ellos, es la mayor de las perversiones imaginables capaz de destruir todo principio ético y nos lleva a un relativismo moral atroz. Para estos tertulianos de derechas dudar, desarrollar un modelo social que ayude a la convivencia de pensamientos plurales es un crimen de lesa humanidad. Sin embargo, no tienen el menor problema a la hora de tenerse a ellos mismos por los seres más demócratas y liberales del mundo. Lo que no entiendo es cómo no se dan cuenta de que el común de los humanos entendemos que la democracia tiene su razón de ser en el relativismo inherente a la naturaleza humana que, precisamente por su complejidad y la cantidad de incertidumbres que encierra, se da a infinidad de interpretaciones. Y el absolutismo es la piedra angular del fascismo. La democracia está pensada, precisamente, para dotar a la sociedad de instrumentos que le permitan albergar todo aquello que estos tertulianos de derechas denuestan. La democracia nos permite la libertad de conciencia y, mientras no hallemos respuestas incontrovertibles al sentido de la vida, nos da la posibilidad de dudar de quiénes somos, de dónde venimos y a dónde nos dirigimos sin temor a ser masacrados por nuestras ideas. El relativismo, la democracia, no destruye los principios. Muy al contrario, los protege y los hace respetar. Pero no sólo los principios de unos cuantos sino los principios de todos. Apostar por una verdad absoluta es faltar a la verdad.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris