Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   LIGA ACB / JORNADA 24   -   Sección:   Baloncesto

Alta Gestión Fuenlabrada se impone a MMT Estudiantes tras una prórroga (97-89).

Estudiantes ganaba de siete a falta de poco más de un minuto, pero Valters y Blanco forzaron una prórroga increíble en la que el Fuenlabrada se impuso con rotundidad.
Redacción
domingo, 1 de marzo de 2009, 18:32 h (CET)
El Alta Gestión Fuenlabrada jugó uno de sus peores partidos de la temporada y el Estudiantes tampoco hizo demasiado por ganar, pero gracias a Carlos Suárez, Jasen y Wideman a punto estuvo de obtener la victoria. Sí es cierto que los del Ramiro se aplicaron muy bien en defensa e impidieron que el Fuenlabrada practicase el baloncesto que más les gusta (transiciones rápidas y posesiones cortas), pero en ataque siguen siendo un equipo falto de identidad. Y ello a pesar del talento de sus hombres interiores (Wideman y Popovic) y de la entrega de Jasen y Suárez. Como posible explicación quizá pueda aducirse que carecen de un base puro y que parece que les sigue faltando ―más allá de los destellos de Iturbe― un anotador exterior que compense su juego.

FICHA TÉCNICA
97- Alta Gestión Fuenlabrada: Mainoldi (7), Valters (22), Ramos (4), Oleson (29), Sandes (7) -cinco inicial-, Tskitishvili (8), López (-), Bueno (8), Radivojevic (2), Blanco (9), Ramos (6) y Paraíso (1).

89- MMT Estudiantes: Udrih (2), Suárez (16), Rancik (10), Brewer (15), Wideman (17) -cinco inicial-, Granger (5), Jasen (10), Popovic (6), Iturbe (8) y Beirán (-).


Parciales:21-19, 19-19, 8-20, 26-16 y 23-15.

Árbitros: Juan Carlos Arteaga, Benjamín Jiménez y Anna Cardús.

Incidencias: Partido disputado en el Polideportivo Fernando Martín de Fuenlabrada, asistencia: 5.700 espectadores. Fueron descalificados por cinco faltas personales los jugadores Saúl Blanco y Matías Sandes por parte del Alta Gestión Fuenlabrada, y Pancho Jasen, Corey Brewer y Tom Wideman por parte del MMT Estudiantes.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: Lo emocionante del final del partido y los buenos minutos de la prórroga

Hacia el final del último cuarto el encuentro parecía claramente decantado a favor del conjunto estudiantil, no tanto por la ventaja en el marcador cuanto por la falta de ideas en ataque del Alta Gestión Fuenlabrada. Pero los del sur de Madrid sacaron empeño e intensidad en los últimos segundos y lograron un empate increíble. Ya en la prórroga sólo hubo un equipo sobre la cancha. Más allá del resultado hay que destacar también el excelente partido de Carlos Suárez, desquició a sus defensores y sus rebotes ofensivos dieron muchísimas segundas opciones a su equipo.

Lo peor: El pobre juego llevado a cabo por el Alta Gestión Fuenlabrada durante gran parte del partido y la falta de concentración del Estudiantes en los minutos finales.

A pesar de haberse hecho finalmente con la victoria, el Fuenlabrada debe analizar seriamente el partido de hoy pues su nivel no fue ni mucho menos el acostumbrado. Se abusó del tiro de 3, hubo precipitación y se falló en aspectos básicos del juego. Estudiantes, por su parte, vio como se escapaba un partido (debido a los numerosos balones perdidos al final del último cuarto) que podrían haber ganado sin problemas.

El dato:
La valoración de Carlos Suárez (30) y la cantidad de triples intentados por parte del Fuenlabrada (7 de 18 en la primera parte,13 de 33 al final del partido); tiraron más de tres que de dos (15 de 27).


David Sánchez / Enviado especial a Madrid

Al Alta Gestión Fuenlabrada saltó a la cancha un tanto despistado. En apenas un par de minutos había tirado dos triples, perdido dos balones y encajado cinco puntos. Tuvo que ser Ramos quien inaugurase el marcador con un mate tras una excelente continuación. Pero el Estudiantes no se relajaba y Carlos Suárez ―brillante a lo largo de todo el partido― anotaba una nueva canasta que ponía a su equipo siete arriba (2-9 a 6:30). Un nuevo bloqueo y continuación en el centro de la zona servía para que Ramos volviese a anotar. El partido enloqueció un tanto a partir de ese momento y aconteció un intercambio de triples. Y el Alta Gestión Fuenlabrada se encuentra la mar de a gusto en esas situaciones: poco a poco le fue dando la vuelta al marcador (21-16) y obligó a Luis Casimiro a pedir tiempo muerto. El Estudiantes atacó con más paciencia y recortó distancias (21-19 al final del primer cuarto).

El Fuenlabrada continúo empeñado en el triple y el Estudiantes se mostraba mucho más equilibrado en el juego interior y exterior. Suárez y Popovic contribuían a que su equipo se acercase y un triple de Iturbe empataba el partido a 28 a 5:45 para el descanso. Oleson y Tskitishvili recuperaban la ventaja pero el Estudiantes no desfallecía. Popovic con un excelente movimiento al poste dejaba el marcador en 39-38. Una falta posterior a Paraíso hacía que este anotase uno de los dos tiros libres y que su equipo se marchase al descanso con una ventaja de dos puntos (40-38).

Parecía que el Alta Gestión Fuenlabrada solo conocía el triple como recurso ofensivo, atacaban de manera desordenada e improvisaban demasiado. El Estudiantes tampoco deslumbraba pero sí buscaba más a sus interiores.

Tras el descanso se reanudó el encuentro pero no se advirtieron señales de cambio. Carlos Suárez seguía luchando y obteniendo rebotes ofensivos y el Fuenlabrada obstinándose en el triple. Oleson anotaba cortando por el fondo (46-45) pero poco después un triple de Rancik situaba a su equipo por delante (46-48). Cundía el desconcierto en las filas del Fuenlabrada y Estudiantes anotaba y anotaba. Jasen estaba omnipresente: lo mismo subía la pelota haciendo de base que anotaba un triple. El Fuenlabrada buscaba a Oleson pero el Estudiantes realizaba continuos dos contra uno sobre el de Alaska. Los de Luis Guil ya perdían de 12 (46-58) y no daban muestras de recuperación. Una canasta de Bueno cerraba un tercer cuarto desastroso para los locales (8-20).

Oleson anotaba un triple para comenzar el último cuarto pero un siempre eficaz Wideman sumaba dos nuevos puntos para su equipo. Suárez seguía causando estragos en la canasta del Fuenlabrada y Oleson hacía lo que podía por los suyos. Estudiantes mantenía siempre una ventaja en torno a los seis puntos pero el partido era de lo más imprevisible. Un triple de Valters acercaba al Fuenlabrada (62-65) y obligaba a Luis Casimiro a pedir un tiempo muerto. Buenas acciones por parte de ambos equipos (una excelente finta de Saúl Blanco dejaba sentado, literalmente, a Jasen) contrastaban con fallos incompresibles (Oleson estando sólo erraba un tiro a cuatro metros). Wideman anotaba jugando al poste bajo (62-71) y Valters fallaba un triple. El desánimo se extendía por la grada y parte del público se iba ante la impotencia que transmitía su equipo. Saúl Blanco anotaba a falta de 1:25 pero su equipo aún estaba lejos (64-71). Una falta posterior a Valters inquietaba a Casimiro que pedía tiempo muerto. Valters anotaba los dos tiros y situaba a su equipo a cinco puntos a falta de un minuto. Lo que siguió fue de auténtico infarto. Valters y Oleson recuperaron dos balones increíbles, Blanco anotaba desde el tiro libre y Valters recibía una falta que le daba tres tiros libres (70-72 y trece segundos por jugarse): fallaba uno de los tiros y empataba el partido (72-72). Saúl Blanco hacía falta a Brewer y éste no perdonaba (72-74 a falta de diez segundos). En el siguiente ataque el balón llegó, no sin dificultades, a las manos de Saúl Blanco quien optó por entrar a canasta. Con la potencia que le caracteriza dejó una suave bandeja y el balón quedó inmóvil sobre el aro. Sonó la bocina de final de partido y el tablero se iluminó con la correspondiente luz roja. El balón osciló a un lado y a otro mientras todo el pabellón contenía la respiración y finalmente cayó dentro de la canasta ante el delirio del público.

La prórroga se jugó pero sólo hubo un equipo sobre el parquet. Oleson anotó un triple con una autoridad increíble. Matías Sandes sacaba un balón de dentro de su canasta y convertía otro triple. El pabellón se venía abajo. A pesar de una buena canasta de Wideman aquello parecía el desarrollo de un guión ya escrito: Oleson volvía a anotar otro triple. El rebote defensivo era cerrado a la perfección y, por si fuera poco, esta vez se anotaban todos los tiros libres. Pero Wideman y sobre todo Suárez no se rendían. El alero español no solo conseguía rebotes ofensivos sino que anotaba y conseguía tiros adicionales (que luego anotaba) fruto de las faltas. El Fuenlabrada buscaba siempre a Oleson y éste no fallaba desde los tiros libres, tampoco lo hacía Radivojevic (que era cambiado constantemente por Oleson en las jugadas defensivas). El intercambio de canastas ahora favorecía al Fuenlabrada, los del sur de Madrid además ahora movían muy bien la pelota y Antonio Bueno machacaba situando el marcador en el definitivo 97-89.

Dicho resultado recuerda al Estudiantes que debe seguir trabajando muy duro para vivir con tranquilidad el final de temporada; sirve además para que podamos decir casi con total seguridad que el Alta Gestión Fuenlabrada seguirá siendo un equipo ACB el año que viene. Ello abre la puerta al sueño de estar en play-offs pero, para eso, habrá de pulir los errores de hoy y recuperar el buen juego de que ha hecho gala durante toda la temporada.


SALA DE PRENSA
Luis Casimiro (entrenador MMT Estudiantes)

«Ha sido un partido muy igualado en el primer tiempo y muy controlado por nosotros en la segunda parte. Nuestros “regalos” llevan al Alta Gestión Fuenlabrada a la prórroga y en el tiempo adicional ellos sí que han sido muy superiores. Hasta el último minuto hemos tenido el partido absolutamente controlado. Estábamos convencidos de que podríamos ganar el partido desde la defensa y no ha sido así pues en la prórroga no hemos estado sólidos. Aprovecho esta rueda de prensa para agradecer desde aquí el cariño que me ha mostrado la afición de Fuenlabrada»
Luis Guil (entrenador Alta Gestión Fuenlabrada)

«Ha sido uno de los perores partidos que hemos jugado en toda la temporada. Hemos notado mucho la falta de competición y de ritmo. El Estudiantes ha llevado el partido a donde ha querido (75 puntos) y nos ha faltado consistencia defensiva. El equipo ha decidido jugar por sí mismo y no depender del rival al final del partido y en la prórroga. Por fin podemos decir que estamos “salvados” y que podemos aspirar a otras cosas en lo que queda de competición, el objetivo es ganar al menos tres partidos este mes. [Preguntado acerca de Carlos Suárez] Es un jugador que me encanta, es muy polivalente y, de todos los jugadores jóvenes (incluidos los “cuatros” y los “cincos” puros), es quien mejor sabe jugar al poste.»


Noticias relacionadas

El 'Granca' suma la segunda en Euroliga entre resbalones

Los de Maldonado vencen a Maccabi con nervios al final y un parqué señalado

El colista Buducnost funde a triples al Baskonia

El pabellón Moraca vio la mala cara de los baskonistas

Carroll desactiva al Khimki (79-74)

El estadounidense exhibió su fortaleza anotadora (15 puntos en el cuarto final) para desatascar al Real Madrid en un encuentro que se complicó sorpresivamente a consecuencia de un enfriamiento ofensivo y debilidad defensiva.

Baskonia se enreda y cae ante Fenerbahce

Los vascos aprietan hasta un final de detalles

Victoria de peso del Betis EPlus (70-64)

El equipo verdiblanco derrota a un rival directo como el RETAbet Bilbao Basket, a quien alcanza en la tabla de la LEB Oro
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris