Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   LIGA ACB / JORNADA 24   -   Sección:   Baloncesto

Arrollar después de fracasar (106-70)

El DKV Joventut, que decepcionó en la Copa del Rey, pasó por encima del Bruesa en un gran triunfo de todo el conjunto
Redacción
domingo, 1 de marzo de 2009, 18:31 h (CET)
Victoria importante de la Penya en Badalona. Después del fracaso copero, los de Sito debían ganar para seguir arriba. Estaban obligados. Y lo hicieron. Sin piedad ante los donostiarras, que se vinieron abajo a partir del segundo cuarto. Con esta victoria, el DKV alcanza la tercera posición tras la derrota del Madrid, a quién precisamente intentará derrotar la semana que viene en Vistalegre.

FICHA TÉCNICA
106- DKV Joventut:Mallet (16), Ribas (13), Laviña (2), Jagla (10), Moiso (14) -equipo inicial-, Rubio (17), Bogdanovic (14), Karl, Jasaitis (12), Hernández-Sonseca (8) y Pere Tomás.


70-Bruesa GBC: Uriz (4), Popovic (11), Panko (8), Hopkins (1), Doblas (13) -equipo inicial-, Marconato (3), Roe (11), Sánchez (14), López (2), Urtasun y Andrade (3).


Parciales: 23-16, 33-20, 24-21 y 26-13.

Árbitros: Mitjana, Martínez Díez y Pérez Niz. Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la 24ª jornada de la Liga ACB disputado en el Palau Olímpic de Badalona ante unos 7.500 espectadores.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: Reencuentro con una filosofía

EL DKV Joventut se volvió a gustar. Hace muchas jornadas que el Olímpic no veía un degoteo de puntos como el de hoy. La Penya se reencontró con el buen juego y las buenas sensaciones. Tanto en defensa como en ataque. A pesar de la poca entidad del rival, los de Sito imprimieron un ritmo ofensivo y jugaron, de nuevo, con criterio y cabeza. Y atrás, con una defensa en momentos agresiva, volvió a recuperar ese sello de identidad que ha caracterizado a este equipo las últimas temporadas. Ah! Y volvió el espectáculo. Moiso se divirtió. Y mucho. ¿Cuánto durará?


Lo peor: Esas 16 pérdidas…
Si hablábamos de la filosofía de este equipo, había que hacer siempre referencia al balance de pérdidas y recuperaciones. En este aspecto, hoy la Penya falló. Tuvo un balance de -6. Recuperó 10 y perdió 16. Esto, ante un equipo de mayor talla, se acaba pagando. Hoy, el Bruesa, inocente, no las aprovechó.

El dato: 7 jugadores, +10
Espectacular la forma de ganar del Joventut. Fue, más que nunca, y como dice el tópico, un triunfo de equipo. Y se ve en el reparto de anotación. Hasta siete jugadores anotaron 10 o más puntos. Y parte de culpa también la tiene Sito y sus rotaciones. El jugador que más minutos estuvo en pista, Moiso, jugó 23 minutos.


Guille Pérez / Badalona

A más de uno de los asistentes hoy en el Olímpic estuvo a punto de caérsele la lagrimilla. De bien seguro. 44 tiros de 2 y 19 de 3. ¡Más del doble! Si en los últimos partidos, la Penya murió con su propia medicina –concurso de triples y acierto pésimo- hoy, las consignas parecían claras. Cabeza, criterio a la hora de atacar, y elaboración máxima de las acciones. Los de Sito hoy sí pusieron dos dedos de frente. Penetraron, jugaron para sus interiores y sobretodo, estuvieron acertadísimos. De esos 41 tiros de dos, anotaron 31 (el 70%). Pero ahora viene la clave. El 63% en triples (12 de 19). No se vieron esos 30-35 triples lanzados a los que el DKV nos tenía acostumbrados. Ni mucho menos. Con acciones elaboradas y una buena circulación del balón (24 asistencias), los verdinegros lograron buenas posiciones de tiro. Si más no, trabajadas. Y con criterio. Prueba de ellos, el 2 de 3 de Ricky y Jasaitis o el 4 de 5 del pequeño Mallet, letal cuando le entra el primero y se desquita de la ansiedad que esta temporada le está cegando. Y así fue hoy. Se impuso la lógica y la Penya logró un equilibrio entre el juego interior y exterior que le supuso una buena selección de tiro. Y de este modo, la Penya logró la victoria con el mayor margen de diferencia esta temporada. El día que menos triples lanzó.

Pese a que no desplegó su mejor juego en el primer tramo del choque, la Penya logró las primeras ventajas nada más comenzar. Moiso, ‘enchufado’ desde el principio y Jagla, hoy sí, asumiendo su rol, aventajaron a los suyos (12-5). Pese a ello, el DKV no encontraba un ritmo constante y, sin duda, no introdujo su marcha más alta en ningún aspecto. Permisivos en defensa se mostraban los verdinegros. Se aprovechó el base rival Popovic, que junto con Uriz, metió al Bruesa en el partido (20-16). Y hasta el momento, ¿saben cuantos triples lanzó el Joventut? Tres. Inaudito. El cuarto, lo lanzó, o lo intentó, Ricky, sobre la bocina que marcaba el fin del período, y en una decisión más que discutible, los árbitros señalaron falta. 3 tiros dentro de Rubio, que fijaron el marcador en 23-16. Poco mostraron ambos equipos en este cuarto. Frío, frío con un paréntesis. La conexión Ricky con el pívot en pista. Diabluras mareantes.

Sorprendió Marconato de primeras con un triple –habría que ver cuantos ha lanzado en su carrera- y parecía que los donostiarras se podían enganchar al partido. Más cuando la Penya seguía sin apretar en defensa (29-24, min.13) y un voluntarioso Sergio Sánchez anotaba sin mucha oposición. Pero ahí, por méritos de unos y deméritos de otros, se acabó el partido. Panko, Roe y Hopkins, quienes deberían asumir responsabilidades ofensivas, anotaron tan sólo 3 punto entre los tres. En 10 minutos. Muy flojos los donostiarras, que pese a todo, acabaron el cuarto con 20 puntos. Pero demoledores fueron los 33 de los verdinegros. Ocho jugadores del Joventut ya anotaron 5 o más puntos. Sin más. Ricky repartiendo, Moiso matador en la pintura y la Penya que empezaba a imponer su ritmo. Y, de nuevo, ¿saben con cuántos triples lanzados llegó el DKV al descanso? Siete. Y cinco anotados. Para 19 de 23 en tiros de dos. Y, curioso, sólo 3 tiros libres; aquellos de Ricky al límite del primer cuarto. Así, ampliando poco a poco -picando piedra y con una anotación muy repartida- hasta los 20 puntos. 56-36. Partido roto a base de encontrar recursos dónde habitualmente, la Penya, no los busca: penetraciones incisivas y balones a la pintura.

Poco menos que un paseo…
Tras el descanso, lejos de la relajación, el equipo de Sito Alonso, salió, si cabe, más sólido y concentrado. Un triple de Mallet, hoy sí en su salsa, y la buena muñeca del siempre elegante Pau Ribas, hicieron que las distancias se ampliaran aún más (61-36). Poco pudo hacer Lou Roe, que sacó su orgullo para maquillar sus estadísticas (9 puntos en el cuarto) pero las diferencias seguían siendo ya insalvables (67-47). Una Penya serena y poco ansiosa, ni dormía el partido ni lo aceleraba. Ya le estaba bien. Quitó una marcha en el ritmo ofensivo y se topó con una zona 3-2 de los donostiarras que perforó con triples de Mallet, Jasaitis y Bogdanovic. El cuarto y espectacular mate de Moiso, que volvió a levantar al Olímpic, puso el 77-51 en el marcador, la máxima diferencia hasta el momento. El intercambio de canastas, ya intrascendente para el desenlace del partido, fijaba el marcador en 80-57 al final del tercer período.

Con 10 minutos por delante, el Joventut se dedicó a gustarse. Aún más. Y sobretodo, de la mano de Ricky. El base del Masnou anotó 8 puntos en este cuarto. Y 6 de ellos, con dos triples limpios que se perdieron los primeros aficionados que abandonaron el Olímpic en busca de la paella dominical. Fueron los seis últimos puntos de un partido muy plácido (106-70) para los badaloneses. Un partido que debe servir para saber como se debe jugar el sábado que viene en Vistalegre. Si los verdinegros conquistan Madrid, sacarán dos victorias a los blancos para seguir en la tercera posición. Mucho en juego.


SALA DE PRENSA
Pablo Laso (entrenador Bruesa GBC)

"Hemos empezado bien, concentrados y en el segundo tiempo hemos bajado los brazos, incluso sin llegar a hacer faltas para pararlos. Han hecho un gran partido con grandes porcentajes y ahora me preocupa la sensación de cuando vamos detrás, bajamos los brazos. La respuesta tiene que ser dar un paso adelante y cuando nos hemos visto diez abajo, hemos dado un paso atrás. Nos han metido canastas fáciles, sobretodo Moiso, que podíamos haberle parado con faltas. Felicitar la gran temporada del Joventut".
Sito Alonso (entrenador DKV Joventut)

“Nosotros está claro que veníamos de un disgusto que no está bien entendido por el entorno. Estudiantes era capaz de ganar a cualquier equipo. Allí no pudimos demostrar el trabajo que llevábamos haciendo durante la temporada. Espero que de ahora en adelante, tengamos el mismo carácter que hemos demostrado cuando ganábamos de 20. Y por eso estoy más contento. Hemos ganado con una buena velocidad del juego y los tiros de tres han venido tras buenas acciones. Y esos triples suelen ser elaborados. Lo que no podemos hacer es tirar 30 triples sin sentido. Hemos de aprender que no hay que tirar por tirar. Hemos forzado muchas acciones gracias al desorden que le hemos provocado al equipo contrario.”


Noticias relacionadas

España salva el susto ante Letonia

Acaricia el billete para el Mundial

España vence a Australia (65-62) y llegará invicta a 'su' Mundial

Fin de semana de doble victoria

España ultima su puesta a punto antes de viajar a Kiev

Antes de volver a Madrid para jugar ante Letonia

España femenina cede ante Alemania en cuartos de final del Mundial de baloncesto en silla de ruedas

Derrota por 59-33

Scariolo podrá dirigir a España en las 'ventanas' pese a su contrato con Toronto

Garantiza su disponibilidad para la fase de clasificación para el Mundial 2019
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris