Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Opiniones de un paisano  

La Iglesia perseguida toma las Vistillas

Mario López
Mario López
lunes, 2 de marzo de 2009, 04:45 h (CET)
El faraónico y olímpico alcalde Gallardón –que tiene mucha ilustración- ha decidido ceder el corazón de la Villa y Corte al vicario de Cristo, para hacer del paisaje más emblemático y venerado por los madrileños, el solar de la Ciudad de la Iglesia. Me gustaría saber con cuantas camas para indigentes se va a justificar tamaño expolio.

Espero que sean tantas como para que ningún ser humano vuelva a dormir a la intemperie en la capital del Reino. Con todo y con eso, no sé cómo es posible que un regidor tan cultivado como el nuestro se preste a la miserable labor de borrar del mapa, nada más y nada menos, que el jardín de las Vistillas ¿Es esta la iglesia perseguida de la que hablan los miembros de la Conferencia Episcopal? No acabo yo de ver la semejanza entre la Cornisa del río Manzanares y, pongamos por caso, el campo de exterminio de Auswitch. No creo que sea la decisión más ecuánime para con la ciudadanía ocupar el frontispicio de la capital con el emblema del Vaticano. No me resigno a perder la vista más entrañable de mi pueblo para cederla a una iglesia que, con los debidos respetos que merecen sus seguidores, a mí y a otros muchos gatos nos parece una secta que nada nos representa. Pensar que para volver a recuperar esa imagen tendremos que recurrir a algún cuadro de Goya me causa una inmensa pesadumbre. Pensar que en lo sucesivo, en lugar de relajar la mirada sobre el amoroso tapiz de las Vistillas, nos tendremos que enfrentar a los inclementes muros de unos edificios que encierran vaya usted a saber qué sin número de despropósitos, hiela la sangre. Que las Vistillas no vuelvan a acoger mis pasos y sean exclusiva morada de los curas, me subleva. La iglesia perseguida de Cristo toma Madrid como el pueblo perseguido de Israel toma Gaza. Y no estoy comparando los procedimientos que, evidentemente, no tienen nada que ver. Sino la liberalidad del consentimiento ¿Perseguidos? Dime de qué presumes y te diré de qué careces.

Noticias relacionadas

Lo juro por mi honor y ante Dios nuestro señor

Una ola de activismo rechaza los ataques contra el derecho al aborto

Proyectos de ley contra el aborto tan extremos se están aprobando en legislaturas estatales a lo largo y ancho de todo EEUU

Mayo se va y también Theresa May

Renuncia la Primera Ministra británica

EEUU quiere que el fundador de Wikileaks pase el resto de su vida silenciado y encarcelado

¿Qué hay detrás de la censura y persecución contra Assange?

Sentido de la vida

En el libro El sentido de la vida de Gustavo Bueno se plantean numerosas cuestiones que conforman un sólido y extenso tratado de filosofía moral
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris