Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   LIGA ACB / JORNADA 24   -   Sección:   Baloncesto

Duelo madrileño tras la Copa: Alta Gestión Fuenlabrada – MMT Estudiantes (domingo 12:30)

El conjunto estudiantil tratará de trasladar al Fernando Martín el buen juego mostrado el fin de semana pasado.
Redacción
viernes, 27 de febrero de 2009, 22:58 h (CET)
El Estudiantes que vimos en la Copa poco tiene que ver con el equipo gris e inconstante que ha deambulado durante la primera vuelta de la competición. Volvió a recuperar sus señas de identidad (fundamentalmente rebote y rapidez en el juego) e hizo creer a muchos en el milagro de llegar hasta la final. Es momento ahora de comprobar si aquello no fue flor de un día y si podrán mantener ese nivel lo que resta de campeonato. Enfrente tendrán a un Fuenlabrada descansado que aspira a ocupar plaza de playoff.

POSIBLES QUINTETOS
Alta Gestión Fuenlabrada: Valters, Blanco, Oleson, Tskitishvili y Ramos.

MMT Estudiantes: Udrih, Suárez, Rancik, Brewer y Wideman.

Árbitros: Arteaga – Jiménez – Cardús.

Datos: Pabellón Fernando Martín (Fuenlabrada). 01/03/2009. 12:30. Telemadrid.


David Sánchez / Madrid

El partido del domingo también contará con su parte emotiva debido al reencuentro de Luis Casimiro y Tom Wideman con la que durante varios años fue su afición. Todo apunta a que en Fuenlabrada se les recibirá como se merecen, no en vano ambos contribuyeron a que el Fuenlabrada fuese, un año tras otro, «la sorpresa» de la liga. Pocos jugadores interiores con la inteligencia en el juego y entrega de Tom Wideman han pasado por el equipo del sur de Madrid. Y Luis Casimiro es un técnico que, sin duda, dejó huella.

Alta Gestión Fuenlabrada es, en principio, un equipo mucho más sólido que el Estudiantes. Éste último no cuenta con ningún jugador tan determinante como Brad Oleson o Saúl Blanco. Además, hemos visto a lo largo de la temporada cómo el rendimiento del Fuenlabrada no depende de un solo hombre. Hay jugadores muy válidos en todas las posiciones y lo que es más importante: saben a lo que juegan y lo hacen en equipo.

Precisamente el Estudiantes destacó tradicionalmente por esta faceta. Pero en los últimos años (quizá en relación con el declive de su otrora fabulosa cantera) las cosas han cambiado mucho y su afición se ha acostumbrado a no estar presente en las grandes citas, a coquetear peligrosamente con el descenso y, lo que quizá sea peor, a un baloncesto insustancial. Todo ello pareció dar un vuelco en la Copa. El Estudiantes volvió a ser ese equipo vibrante e intenso que asustaba a los supuestamente grandes y, sobre todo, que contagiaba entusiasmo al espectador.

Granger y Brewer parecen haber dado con la clave para manejar al equipo. Popovic se ha ganado ―merecidamente― el corazón de los aficionados e Iturbe ha demostrado que, si tiene el día, puede ser una amenaza letal desde el triple. Carlos Suárez siempre aporta cosas positivas y Jasen es el alma del vestuario. El domingo habrán de dar lo mejor de sí para tratar de lograr la victoria en una de las canchas más difíciles de España. Antes de la Copa el Alta Gestión Fuenlabrada estaba en un momento muy dulce de juego y pusieron en muchos aprietos Barcelona en el Palau. A partir de ahora comienza una nueva etapa para ellos, si quieren estar entre los ocho primeros al final de la temporada regular no han de despistarse. Hay que recordar que en esta segunda vuelta tienen que pasar por el Fernando Martín muchos de los grandes (TAU, Real Madrid o Joventut), lo que implica que no se puede contar a priori con ganar todos los partidos de casa. Y el Estudiantes, a su vez, tiene que sumar victorias con cierta urgencia para alejarse cuanto antes de la zona de descenso.

Habrá que estar atento a la pintura el domingo y ver si Antonio Bueno y Ramos consiguen parar a Wideman y Popovic (y viceversa, claro). Es en momentos como éste como un jugador como Tskitishvili puede decantar, por su polivalencia, muchos encuentros. Otro aspecto a observar será el enfrentamiento entre dos de los aleros españoles más prometedores: Saúl Blanco y Carlos Suárez; y también será interesante el más que previsible duelo entre los argentinos del Fuenlabrada y Pancho Jasen.

Si los dos equipos apuestan por jugar a lo que mejor saben el espectador no conocerá descanso: las transiciones rápidas y la lucha por el rebote serán constantes y, si los porcentajes de tiro acompañan, el marcador puede dispararse. Es posible que a Casimiro le interese ralentizar algo el partido pues sabido es que el Fuenlabrada se encuentra muy cómodo cuando se juega por encima de los ochenta puntos, pero el caso es que el Estudiantes también parece mejorar cuando los partidos «enloquecen», interesante dilema. Todo apunta, en definitiva, a que el baloncesto volverá a lo grande el domingo que viene en Fuenlabrada.

Noticias relacionadas

España supera el día 'tonto' subida a los hombros de Ndour

Puerto Rico llegó a estar diez arriba

El Real Madrid conquista su quinta Supercopa

Los de Laso empiezan como acabaron tras ganar a Baskonia con un gran Llull

El Real Madrid se cita con Baskonia tras aplastar al anfitrión

La final se juega hoy a las 19.15 horas

Baskonia, a la final tras ganar a un combativo Barça

Los blaugranas llegaron a perder por 20 y pudieron forzar la prórroga en una buena segunda parte

España salva el susto ante Letonia

Acaricia el billete para el Mundial
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris