Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Antes maestos, mañana ACOLAFA

Manuel Villena (Granada)
Redacción
lunes, 2 de marzo de 2009, 04:15 h (CET)
La necesidad de la escuela nació cuando los padres por efectos de la especialización no eran capaces de trasmitir a sus hijos las destrezas y habilidades necesarias para desenvolverse en la vida cotidiana. Así pues la escuela era un elemento con una función meramente educativa. De un tiempo a esta parte a la escuela se le han ido encomendando cada vez más tareas, llegándola a convertir en un cajón de sastre ( o desastre) donde cabe todo; así el dentista encarga al docente que explique los beneficios de la higiene bucal, el zapatero hace lo propio con la importancia del calzado adecuado a cada actividad, el político organiza actividades encaminadas a su lucimiento y aprovechamiento electoral, siendo siempre el maestro la bestia de carga que llevar a cabo tales actividades. Así se podrían enumerar infinidad de situaciones, sin contar con la infinita burocracia que generan los infinitos burócratas de sillón, moqueta y portafolios, que deambulan por pasillos y despachos sin conocer la realidad de un aula con niños.

Llegan los tiempos actuales y los padres viendo que no pueden o no quieren asumir la sagrada obligación de educar a sus hijos exigen a las autoridades políticas que sean los docentes quienes tengan que solucionar su conciliación laboral con la familiar. Los políticos muy sensibles y proclives al caladero de votos ceden y disfrazan esta concesión con una medida para aumentar la calidad de la enseñanza, siendo plenamente conscientes de tal falacia. Si verdaderamente quieren mejorar la calidad educativa campo hay para emprender reformas, que por no extenderme en demasía prefiero en esta ocasión obviar.

El siguiente paso, en aras de conseguir una total conciliación laboral y familiar será admitir (a falta de residencias) a los abuelos en las escuelas, con el loable propósito de que éstos conozcan y convivan con sus nietos, cosa que en los tiempos que corren es tarea, no digo que imposible pero si harto dificultosa.

Por todo lo cual sugiero que a los maestros y profesores se les cambie su actual denominación por una mas apropiada y que defina más claramente su principal cometido, que bien podría ser ACOLAFA ( Agente para la conciliación laboral y familiar). Todo se andará.

Noticias relacionadas

Mucho después del ultimátum

Caminando sobre el alambre más largo de la historia

Donde se habla de un poeta, dispuesto cambiar el mundo

“El camino del Infierno está empedrado de buenas intenciones” Refrán español.

Proverbio árabe

Podemos lleva cuatro años atacado furibundamente por todos

La lista electoral como arma

​En el momento político actual, parece que en algunos partidos está ocurriendo lo mismo: La facultad-arma de hacer listas electorales condiciona todo

Torra burlándose del Gobierno, la Junta electoral y España. ¡Cáspita!

El señor P.Sánchez y su gobierno, con la señora Celaá de encubridora oficial de chanchullos, no han hecho, hacen ni harán nada para parar al independentismo del señor Torra. Tienen demasiado que perder
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris