Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   -   Sección:   Opinión

Honor, disciplina y dignidad

“La fidelidad a un deber difícil y peligroso templa los ánimos y los hace aptos para hacer el bien y portarse dignamente incluso fuera de las armas” M. D'Azeglio. Escritor y político italiano
César Valdeolmillos
sábado, 12 de marzo de 2016, 11:27 h (CET)
Estoy muy sorprendido de que todo el mundo se haya sorprendido por el talante con que Ada Colau despachó a los dos militares que se le acercaron a cumplimentarla cuando la alcaldesa llegó al Pabellón de Feria Barcelona, donde se celebraba el vigésimo segundo Salón de la enseñanza. Ignoro por qué se ha escandalizado la gente. A mí no me ha causado la menor extrañeza su proceder. Hay personas que son muy previsibles, y Ada Colau lo es. Teniendo en cuenta sus antecedentes de activista social vinculada al movimiento okupa, de ella, ¿Se podría esperar una forma de comportarse diferente?

Es conveniente señalar que el Salón de la Enseñanza es una muestra especializada, cuya finalidad es mostrar las diferentes opciones de futuro existentes para ayudar a los estudiantes en la toma de la decisión de qué carrera profesional elegir, y los dos militares, que con toda dignidad soportaron la actuación de la alcaldesa, se acercaron a saludarla como un acto de pura cortesía, pero no estaban allí gratuitamente, sino porque las Fuerzas Armadas españolas tienen un stand en dicha feria, para ofrecer una salida profesional a muchos estudiantes, stand que por cierto, constituye un rotundo éxito.

Durante la transición se consensuaron muchas cosas, pero entre ellas, no el modo de interpretar nuestra Historia, tanto la antigua como la más reciente. Por otra parte, no sé si alguna vez ha habido alguien que tuviera el deseo de enseñarnos a valorar la grandeza de esas páginas amarillentas, en las que con renglones torcidos, está escrita la epopeya de nuestro devenir a través de los tiempos. Y es una realidad, que no se puede amar aquello que no se conoce. Por ello entiendo —no digo que comparta— la postura de la Alcaldesa de Barcelona para con nuestras Fuerzas Armadas.

El activismo, como instrumento para fomentar la agitación social, no es la Facultad más propicia para conocer y poder apreciar la nobleza, dignidad y honor de soldados como por ejemplo el almirante Blas de Lezo, protagonista de la hazaña militar española más importante de toda la Historia. Este militar de inconcebible valor, derrotó en Cartagena de Indias a una flota británica, cuya magnitud, no volvió a verse surcando los mares hasta que se produjo el desembarco de Normandía. Considerando la fiereza de aquella batalla, me pregunto si algún nacionalista separatista de nuestros días, se atrevería hoy a afirmar que este bravo vasco, nacido en Pasajes, no era español. Pero claro, estas heroicas páginas que ponen de relieve la grandeza de nuestro acontecer histórico, no es fácil aprenderlas en las comunas okupas o acosando por las calles a aquellos a los que ideológicamente se trata de anatemizar.

La historia de España está plagada de héroes silenciados por la utilización ideológica de una izquierda que sigue anclada en las trincheras de una guerra civil que se niega a cerrar. Y ello, porque al carecer de propuestas de futuro válidas para la sociedad del siglo XXI, sigue fondeada en las contaminadas aguas de los rancios y tópicos postulados del siglo XIX.

En el transcurso de la historia, las páginas escritas por nuestros soldados están repletas de hechos heroicos ejemplares, que o son desconocidos, o silenciados intencionadamente a causa de nuestras mohosas contiendas ideológicas, en lugar de servir para enorgullecernos de aquellos que a diario dan su sangre por amor una Patria a la que muchos desprecian, pero que carentes del honor, la disciplina y la dignidad de nuestras fuerzas armadas, no tienen el menor embarazo en utilizar en beneficio de sus mezquinas ambiciones.
Comentarios
Francisco Rodríguez Barragán 12/mar/16    17:38 h.
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

¿Seguiremos soportando desplantes de la CUP y los separatistas?

¿España no es capaz de acabar, de una vez, con semejantes incordios?

Por un estado de ánimo más armónico

El ser humano tiene que despertar y hacer posible un mundo libre y responsable

Las Ramblas

Sor Consuelo: ¡Divina-mente!

Bella Rusia

Rusia está avanzando y modernizándose, pero le queda una considerable tarea en bastantes aspectos

La tortilla

Cada día surgen a nuestro alrededor –especialmente en los medios- expertos en cocina y en gastronomía
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris