Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cartas al director   -   Sección:   Opinión

¡Qué suerte ser extremeño!

A. Morillo, Badajoz
Lectores
@DiarioSigloXXI
jueves, 10 de marzo de 2016, 20:27 h (CET)
No se trata de una reacción hiperbólica. No es ninguna exageración. Es la pura y cruel realidad de esta tierra. Nos ocurre a los extremeños algo parecido a eso que dijo Albert Einstein: “Cuando las leyes matemáticas se refieren a la realidad no son ciertas y cuando son ciertas no se refieren a la realidad”. Si comprobamos los Presupuestos de la Junta de Extremadura para este año, veremos cómo lo de Einstein casi lo cuadra. Por un lado eliminamos el Consejo Consultivo dotado con 600.000 € y lo sustituimos por “La Comisión Jurídica de Extremadura” que cuenta con más de 900.000 €. Es decir, la ley de la realidad matemática no es cierta, es una añagaza que sólo puede entender alguien que sea necio…, o se haga el tolondro por conveniencia.

En los Presupuestos de que hablamos, se recorta en Sanidad, Educación y Cultura y violencia de género: En Sanidad se reducen en 147 el número de trabajadores mientras se amplían los cargos políticos en 90; la partida de la lucha integral contra la violencia de género se reduce un 24%; Educación pierde 3,3 millones de euros y se le asignan 41 millones a la educación privada; y por último, la inversión en Bibliotecas se reduce en 2,5 millones de euros (si no leen no saben, si no saben no preguntan…, pero votan) y la dotación para el SEXPE es la misma del año 2011.

Por decir algo más de los Presupuestos. Expresiones como: “es habitual que cada día se realicen cambios en los Presupuestos sin tener en cuenta la voluntad parlamentaria” (pues, ¿para qué presupuestar entonces?) dicen sin más apelativos la suerte que tenemos los extremeños, que para colmo, por lo visto en lo que va de democracia, “practicamos” la necrofilia ideológica, o sea, el amor ciego por las ideas muertas. Si no fuera así, gobernarían otros y viviríamos en una región con bastantes menos Instituciones deliberadamente diseñadas para tomar el pelo a los inocentes.

No hay duda: la reacción hiperbólica, en cambio, si es inherente a la política de esta CCAA, más cerca del esperpento que de la realidad: la definen un 44% de habitantes en el umbral de la pobreza, un 30% de paro estructural, la renta más baja de España desde 1982, un 60% de empresas sin trabajadores, un 2% de la población nacional en regresión que envejece y emigra y está desequilibrada territorialmente, una producción en retroceso que representa aproximadamente el 1,4% del PIB nacional desde 1983, una saturación funcionarial consecuencia en gran parte del clientelismo político, un comercio, una agroindustria, un turismo y una agricultura, que junto a una industria inexistente no pueden cambiar el deprimente panorama socioeconómico regional, una incapacidad recaudatoria, una precariedad laboral generalizada que supone que el 25% de los trabajadores sean pobres…, ¡Qué suerte ser extremeño!
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Isabel del Rey, de profesión poeta

Hay que leer estos 'Versos de escuela' de Isabel del Rey porque es la libertad lo que se lee en los poemas

Miedo nos da. ¿Un Art.º 155 descafeinado?

¿Se pretende restaurar la legalidad en Cataluña o salir del paso con el menor coste político?

Intervención en Cataluña

Rajoy ha reaccionado ante el reto o chantaje planteado por Puigdemont

Soy mujer, escucha mi rugido

La violencia contra las mujeres en la vida estadounidense, en primer plano

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris