Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Y los conservadores acabaron con los cazadores

Mario López
Mario López
jueves, 26 de febrero de 2009, 13:10 h (CET)
La dimisión del ministro de Justicia, inducida por la agobiante andanada de reproches que ha tenido que padecer por acudir a una cacería, nos tiene que poner a todo este país en guardia ¿Es aceptable que un ministro tenga que dimitir por lo que cualquier ciudadano puede hacer con total normalidad? En España hay más de cuatrocientos mil cazadores inscritos en la Federación Española de Caza (el doble que de golfistas). Y que no me vengan con que Bermejo cazó sin licencia. Aunque la hubiera tenido, el acoso hubiera sido el mismo; de hecho, se empezó a hablar de la licencia cuando ya se le había condenado por la caza ¿Cómo es posible que mantengamos una Federación que sustenta un deporte cuya práctica lleva a un ministro del Gobierno a caer en desgracia y verse obligado a dimitir? Si hemos llegado a este punto, es absolutamente inaceptable que la caza permanezca un solo día más amparada por la ley. Su ilegalización es un asunto urgente, vital para el país.

Por otra parte, el compañero de cacerías del ministro de Justicia, el juez Garzón, también ha sufrido un problema de salud a causa del acoso a que está siendo sometido desde todos los frentes. Los jueces conservadores –por no decir fascistas- se manifiestan por primera vez en la Historia de España, en el contexto de un Gobierno socialista que, también por primera vez en la Historia de España, pone en marcha medidas concretas para solucionar los problemas de la judicatura (en medio de una crisis económica de proporciones históricas); en un contexto en el que toda la derecha política y mediática de este país arremete con virulencia contra el juez y el ministro, acusándoles de emprender una causa general contra el PP. Tocar un pelo a un delincuente que vota al PP parece que es lo mismo que atacar al PP. Como Fuenteovejuna, todos a una.

Dice el famoso proverbio castellano: “o jugamos todos o rompemos la baraja”. Jueces, periodistas y políticos del entorno del PP están rompiendo la baraja. Que luego no digan que hemos sido otros.

Noticias relacionadas

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris