Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   La linterna de diógenes   -   Sección:   Opinión

Dios, qué buen vasallo (si oviesse buen Señor)

Luis del Palacio
Luis del Palacio
miércoles, 25 de febrero de 2009, 04:00 h (CET)
La “dimisión” del ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, ha representado un alivio, no sólo para quienes han sido víctimas directas de su arbitrariedad y de su chulería (en especial los jueces y funcionarios de los órganos judiciales), sino para cualquiera que haya asistido con expresión de incredulidad a los acontecimientos ligados al “hecho cinegético” que fue perpetrado a comienzos de mes. Aunque sea por una vez, parece que rueda alguna cabeza de un gobierno incapaz y prepotente, con cierto toque de arribismo hortera, que hace que muchos de sus miembros se desparramen por los saraos exhibiendo una desmedida inclinación por el lujo y la ostentación. En el “caso Bermejo” la cosa empezó por la reforma de las bajantes de su guarida de ministro y ha acabado en el “hecho cinegético”, como él mismo definió a la masacre de venados en la que participó con el inefable juez Garzón. Ese alarde de barroquismo es directamente proporcional a la carencia de mimbres expresivos: el defenestrado fiscal no sabe la diferencia entre “detentar” y “ostentar” y el magistrado redacta autos con faltas que no superarían un examen de selectividad. Ambos han coincidido hasta ahora en muchas cosas: su chulería, su incultura y su falta de respeto a la independencia de los tres poderes. Es de esperar que también lo hagan en su destino final como personajillos públicos y que pronto ruede (simbólicamente, no se me alarmen) la del que hasta ahora ha sabido nadar en todos los mares sin tener que guardar la ropa. Da mucha pena que al juez le haya subido la tensión por la idem acumulada; a ver si se va a cazar gamusinos el próximo fin de semana y recupera fuerzas.

¡Ay, Bermeixo, el de la corta barba y larga lengua! Los bardos ensalzarán tus gestas cazadoras, y el coronel Tapioca te armará caballero ¡Cómo te vamos a echar de menos como protagonista de tantas columnas y artículos y tantas tertulias de radio y televisión! Eres de esos personajes que dan mucho juego mediático, porque parecen una caricatura de sí mismos, aunque sean reales. Figuras entre los favoritos de los imitadores por tu enjundia, ese tic que echa hacia atrás tu mandíbula y tensa los músculos de tu cuello (he llegado a pensar, Mariano, que se trataba de un atavismo, de algo muy antiguo que te conectaba con el batracio en celo, cuando infla e infla su papada para impresionar al sexo opuesto) y, en fin, por esa mala leche abstrusa y algo gongorina. ¡Qué pena que te hayas ido! Espéranos en el cielo para relatarnos tus “hechos cinegéticos”, que no son los “hechos de los Apóstoles”, pero por ahí se andan.

Garzón no vale para que nos recreemos en el personaje: resulta romo, anodino, aburrido. Carece de la brillantez del hoy ya ex ministro.

Pero siempre nos quedará Maleni.

(Y, a propósito, Presidente, quítanos definitivamente el pernicioso hábito del tabaco, recorta las pensiones, esculpe la mente de nuestros hijos adolescentes, sigue dando palos de ciego para afrontar la crisis, pero ¡consérvanos a Magdalena Álvarez, nuestra “alegría de la huerta”! No dejes que se la lleve el viento, como a María Sarmiento. No podríamos aguantar la nostalgia).

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris