Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

El Óscar de Pe

Mario López
Mario López
miércoles, 25 de febrero de 2009, 04:00 h (CET)
El Oscar de Pe, entre otras muchas cosas, es la culminación del exitoso trabajo de un grupo de cineastas españoles que, al igual que han hecho otros jóvenes españoles en otras profesiones, se han llenado de desparpajo, se han sacudido los complejos que durante interminables décadas nos han venido acompañando a sucesivas generaciones de españoles y, tomándose absolutamente en serio su trabajo, han decidido convertir sus sueños en realidad.

Esto es algo muy novedoso en este país que, desde el regeneracionismo de Joaquín Costa no parecía levantar cabeza («Escuela, despensa y siete llaves al sepulcro del Cid») y en el que los personajes cuya fama rebasaba nuestras fronteras (Dalí, Picasso o Miró) eran tenidos por seres excepcionales de una rareza tan sublime que casi había que echarles de comer aparte. Posiblemente –sin despreciar otras de igual o, incluso, superior calidad-, las tres películas emblemáticas de la Transición fueron “Asignatura pendiente”, “Ópera prima” y “Tigres de papel”. Las tres películas son un fresco retrato de la sociedad española que acababa de sobrevivir a la agonía del franquismo y se abría al mundo, con una inusitada euforia por vivir cada momento de la vida en libertad, pero con la bisoñería propia del joven que no ha visto jamás el culo a un pollo. Además, esas emblemáticas cintas supusieron para la juventud de aquellos años una auténtica catarsis. A partir de entonces nada iba a ser lo mismo. La audacia superó con creces a la prudencia, cosa que supuso no pocas y dolorosas bajas. Pero, a la postre, todo aquello nos ha llevado a un lugar que parece ser la envidia de medio mundo. Desde hace años España está de moda. Los autores de “Asignatura pendiente” y “Ópera prima”, José Luís Garci y Fernando Trueba, fueron los primeros en conquistar Hollywood. Después llegaría el huracán Almodóvar (el gran tótem y superviviente de la Movida madrileña), Alejandro Amenábar, David Marti, Montse Ribé, Pilar Revuelta, Víctor González, Javier Bardem y Pe. Los otros españoles oscarizados, Juan de la Cierva, Gil Parrondo, Antonio Mateos, Antonio Cánovas del Castillo, Luís Buñuel y Néstor Almendros, pertenecen al grupo de personajes raros de los que hablaba antes; esos míticos seres que irradiaban su luz fuera de nuestras fronteras, pero que en el erial de la patria pasaban inadvertidos o, lo que era peor, eran repudiados por rojos, bohemios, excéntricos o librepensadores. Pe es la hermosa perla que remata una colección de magníficos abalorios que se han forjado en tierras de Castilla tras echar siete llaves al sepulcro del Cid. Por otra parte, no sé qué tiene esta chica que me recuerda tanto a Audrey Hepburn. ¿Será Pe la versión moderna de aquella maravillosa actriz? A mí me lo parece.

Noticias relacionadas

Gobernantes y gobernados

De la adicción a los sobornos, a la adhesión de los enfrentamientos: ¡Váyanse al destierro ya los guerrilleros!

Borrell en retirada o táctica del PSOE

Pátina de sensatez capaz de equilibrar unos nombramientos en su momento tomados como extravagancias

Plagscan desmiente a la Moncloa y R.Mª.Mateo censura la TV1

Un gobierno enfocado únicamente a conseguir mantenerse en el poder

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris