Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Cristianismo originario  

La verdadera alternativa sobre Dios no aparece en los Buses

Jose Vicente Cobo
Vida Universal
martes, 24 de febrero de 2009, 09:56 h (CET)
Aún no se ha silenciado el ruido provocado por la polémica propaganda en los autobuses urbanos de algunas ciudades, en los que unos niegan la existencia de Dios y animan a disfrutar la vida y otros aseveran que Dios existe y que es mejor confiar en El, cuando la Iglesia Católica vuelve a llenar los titulares de la prensa mundial debido a un nuevo paso en falso del Vaticano. Esta vez son las declaraciones de un obispo británico que acaba de volver a ser acogido en el seno de la iglesia y que para agradecer tal privilegio ha negado el holocausto nazi; ¿pero y esto por qué? Seguramente porque si este doloroso acontecimiento "desapareciera", la iglesia no tendría que dar nunca explicaciones de por qué dio la espalda a 6 millones de victimas.

Quien analice la historia de las iglesias no tardará en darse cuenta de que han sido ellas las que han demostrado inflexibilidad y poco respeto por otras creencias. En el Antiguo Testamento se leen palabras en boca de Dios que para una persona actual son difíciles de comprender. En el Levítico, por ejemplo, se lee que Dios ordena la conquista, el saqueo y la matanza de pueblos enemigos, sacrificios de animales, lapidaciones de mujeres, de blasfemos –la cuestionable ley del talión–, diciendo a quien no cumpla sus mandamientos: "Traeré sobre vosotros el terror, la tisis y la fiebre, que os abrasen los ojos y os consuman la vida" (Lv 26, 16). Sin embargo la iglesia sigue afirmando que la Biblia en su contenido integro, es la palabra de Dios. Sin ir más lejos en el Dogma nº 98 leemos: "Quien no reconoce como escritos canónicos sagrados todos los libros de las Sagradas Escrituras, con todas sus partes, como menciona el Concilio de Trento, o quien niega que han sido inspirados por Dios, que sea excluido".

Si a citas como las del levítico, se suman las ostentosas ceremonias, trajes suntuosos, rituales mágicos, oscuras reliquias, arcaicas tradiciones, la estricta organización jerárquica y los preceptos y dogmas establecidos por los altos cargos de esta institución, no es de extrañar que personas de otras creencias, ateos y librepensadores que no quieren aceptar a un Dios cruel y sanguinario, duden y se pregunten sí Dios realmente existe. Ante tal terror, el disfrutar la vida y no preocuparse es una consecuencia en todo caso menos peligrosa que ser fiel a tan cruel divinidad. Por eso se puede comprender que ante hechos tan contradictorios y ante una perspectiva divina tan terrible, aquellas personas que se califican de ateos, hayan reaccionado colocando llamativas frases en los autobuses animando a disfrutar de la vida. Sin embargo pareciera como que la única alternativa a no creer en el Dios de las iglesias es ser ateo, pero esto no es así, se puede ser un librepensador tan analítico como buscador y conseguir encontrar en sí la verdad. Jesús de Nazaret nos dio la pauta: ¡Dios no habita en templos de piedra sino en cada uno de vosotros!

Dios es, quiéranlo las iglesias o no, un Dios de la libertad, del amor y de la justicia. Él ama a sus hijos sin condiciones y los conduce a El. Dios envió a su hijo así como antes y después de él a muchos otros hombres y mujeres iluminados, para mostrar a la humanidad el camino de regreso al hogar celestial. En la palabra profética actual, dada en Vida Universal, el Dios del amor vuelve a tender la mano a sus hijos y es una mano que también ateos y librepensadores pueden tomar, ya que El es un Dios libre que no se ata a dogmas ni a ritos, ni vive en templos de piedras, El deja libres a sus hijos y no hace diferencias de razas ni credos, que no castiga ni amenaza y que ama a todos por igual.

Noticias relacionadas

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana

¿Qué nos habrá ocultado Sánchez de sus pactos secretos?

Desde Bélgica creen que podrán tumbar al Estado español manejando a sus peones de la Generalitat catalán

El mundo feliz

El libro de Luisgé Martín plantea en sus páginas un enfoque virtual de la realidad humana

La gran tarea

La Junta de Andalucía va a ser gobernada por el pacto que ha llevado a cabo el PP con Ciudadanos y con Vox

Navidad antigua

La Navidad actual no tiene nada que ver con la original
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris