Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Políticamente incorrecta  

Cangalladas

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
martes, 24 de febrero de 2009, 09:56 h (CET)
Esta pasada semana, pese a las presiones y coacciones sufridas por parte del alcalde socialista del lugar, José Manuel Vázquez, quien se ha querellado por presunta vulneración de su derecho al honor contra la asociación convocante, 500 personas se manifestaban frente a “Villapesoe”, para denunciar la hipocresía y doble vara de medir de instituciones, fiscalía, medios de comunicación y partidos políticos. Quienes frente al ático, situado a 20 metros del mar, de José Blanco –del que denuncian que también conocía la corrupción socialista ibicenca y nada hizo- se manifestaban no eran políticos. De hecho por ahí ni se vio asomar a los del PP, que ya se sabe que están “payudar” y que eso de hacer oposición les da como grimita. Eran personas libres quienes, sin dejarse amedrentar por la casta dirigente, denunciaban que vecinos de la zona se habían visto afectados por la misma normativa urbanística, que, sin que intervengan ni la fiscalía anticorrupción ni Baltasar Garzón, no parece resultar de aplicación si los vecinos del nuevo inmueble de lujo son insignes socialistas. Que para eso están las recalificaciones.

Era la misma semana en que el diario “El País” nos intentaba convencer que a Francisco Camps, presidente de la Comunidad Valenciana, los de la gomina de Paco Correa y la trama de corrupción que implica a algunos populares, le habían regalado tres trajes de Milano, que es una marca respetabilísima pero no precisamente de lujo. Vamos, que Milano no es lo que viste habitualmente el dirigente popular. Como dicen por ahí: si eso es todo lo que “El País” y Garzón tienen contra él… Yes we Camps.

Era también la misma semana en que se conocía que el Notario Mayor del Reino, cargo que desgraciadamente para los españoles ostenta el ministro Bermejo, había cazado, junto a Baltasar Garzón –la fiscal y el comisario de policía también andaban por allí- sin licencia en Andalucía (y va el tío y nos cuenta que no se había dado cuenta de los 200 kilómetros que le separaban de Castilla-La Mancha) o que había disparado contra lo que se le había antojado en Quintos de Mora, zona prohibida para el resto de cazadores españoles. Por no hablar de los jabalíes, cuya temporada de caza aún no ha dado comienzo, abatidos. O los doce billetes de 500 euros con que el ministro habría pagado una cabeza de venado ajena. Pues bien, el PSOE se ha negado a abrir una comisión de investigación parlamentaria que averigüe cómo se puede permitir el ministro que antes luchaba contra su padre ir a monterías en donde el mero acceso a la finca cuesta entre 4000 y 6000 euros. La Fiscalía Anticorrupción, que depende del Franco-tirador, anda demasiado entretenida investigando si Camps viste de Milano como para enterarse si estamos ante costosísimos regalos recibidos por un ministro y un juez. O de investigar su reunión mientras tres detenidos en el marco de la “Operación Gürtel” –ya van varios puestos en libertad sin cargos- se pudrían en los calabozos de la Audiencia Nacional.

Como pueden ver, distintas varas de medir en función de quién es el presunto corrupto. Esposas y detenciones televisadas en el caso del PP –escándalo colosal el de la denuncia de un policía acusando a sus superiores de detenciones “políticas” sin prueba alguna en los casos canarios que afectaron a los populares-, ocultación de los medios y mirar hacia otro lado de la fiscalía y del PSOE en el caso de presuntos corruptos socialistas.

“Cangalladas”, como dicen en Galicia, en donde parece que toda la operación propagandística lanzada por un ansioso Garzón y el ministro que tiene en pie a toda la judicatura, no ha colado. Que es lo mismo que decir: “operación política”. Y tienen razón. Sabios que son los gallegos. Y poca democracia que hay en España.

Noticias relacionadas

La gran tarea

La Junta de Andalucía va a ser gobernada por el pacto que ha llevado a cabo el PP con Ciudadanos y con Vox

Navidad antigua

La Navidad actual no tiene nada que ver con la original

La gestualidad de Sánchez y su incondicional apoyo mediático progre

“Si quieres entender a una persona, no escuches sus palabras, observa su comportamiento” Albert Einstein

Cándida candidata del PP en Madrid

‘Cándida’, según el diccionario, es el adjetivo que califica a la ingenua que no tiene malicia ni doblez, o que es simple, poco advertida

Respetar es sinónimo de libertad

¿Podemos cortar de raíz toda manifestación contraria al sentir del pueblo?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris