Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Buñuelos de viento   -   Sección:   Opinión

La novia del asesino y la madre de la novia del asesino

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
viernes, 20 de febrero de 2009, 06:05 h (CET)
Confieso que veo poco la tele, incluso cuando estoy muchas horas en casa. Aunque debo confesar que a veces no la veo, la duermo. Desde luego lo que no veo ni harto de vino son las pedestres series españolas, si hacemos excepción de "Cámera café", y esos bárbaros programas supuestamente de actualidad en las que atolondradas señoras entradas en grasas, embrutecidas hijas entradas en gilipollez y mastuerzos padres entrados en pitopausia mental van a contar en público sus miserias. Quizá debiera mejor decir que veo poco la televisión... española.

Así que les ruego a ustedes que me disculpen por no estar enterado al cabo
de la calle de que la novia del asesino confeso de Marta del Castillo ha
acudido a una o varias televisiones, a ésos u otros programas parecidos, a
soltar su particular visión de esta feria lujuriosa, cochambrosa y
desventurada en que hemos convertido la tragedia de esta joven sevillana.

Pero el caso es que leo que ha acudido, incluso entiendo que algún
informativo ha reproducido al menos unos breves segundos de sus
declaraciones. Lo que me confirma la miseria moral, la podredumbre y la
perversión de valores de las cadenas de televisión y de los espectadores que
escogen pasar sus minutos ante esos programas. No sé quién fue antes, si los
espectadores que tienen el tosco gusto de ver esos programas o los programas
que necesitan a esos espectadores. Nunca sabremos si fue antes la hediondez
cultural de unos o el deseo de hacer caja de los otros. Sé sin embargo que
se complementan, se apoyan y se retroalimentan, que se necesitan mutuamente.

Desconozco qué pasa por la cabeza de la madre que "recoge" en su propia casa
al ¿novio? de su hija de catorce años y permite que conviva con ellos, eso
sí, sin acostarse juntos. ¿Sin acostarse? Que no me digan que se trata de
una manera de apoyar al pobre chaval huérfano, no, que tenía casa y trabajo,
que tenía su propia vida jalonada por un rosario de novietas anteriores más
algún problema con la justicia. Existen sin duda mil maneras de apoyar al
muchacho sin meterle en casa, sin comprometer a tu hija, existen muchas
maneras de apoyar al zorro sin meterle en el gallinero. ¿Qué mentalidad es
¿Qué mentalidad es ésa que te lleva a exhibir a tu hija ante las cámaras
impúdicas de una impúdica España para que cuente su impúdica historia? ¿Qué
sociedad estamos construyendo para que productores de televisión se froten
las manos con este envilecedor asunto? ¿Qué perversión de valores estamos
afrontando que impide que millones de espectadores aprecien la indecencia de
esta beoda sucesión de acontecimientos?

La sociedad degenera y valores de privacidad, discreción y cautela perecen
ante el reteñir de las monedas que los productores televisivos depositan en
las seguramente precarias cuentas bancarias de estas familias. El dinero,
que siempre lo pudo todo, es, ahora como siempre, el becerro ante el que se
postra bobalicona, baboseante y borreguera, nuestra sociedad actual. La
diferencia puede ser que ahora es el único becerro de oro de una sociedad de
pocas miras, corto entender y ningún alto criterio moral. Lo que se perdió
Judas por haber nacido dos mil años antes, ahora estaría paseándose por los
platós presumiendo de su hazaña y llenándose los bolsillos.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris