Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   El crisol  

La dichosa caza y el Estado de derecho

Pascual Mogica
Pascual Mogica
viernes, 20 de febrero de 2009, 06:05 h (CET)
Que la foto de Pedro J. Ramírez haya calado entre la clientela de derechas es algo que no puede extrañar a nadie. Pero que haya causado tal conmoción entre tanta gente de izquierdas, asombra. No puedo comprender cómo es posible que no se entienda que no existe ninguna causa general contra el PP.

Que, consecuentemente, el magistrado de la Audiencia Nacional y el ministro de Justicia están libres de toda sospecha. Que no se les puede acusar de haberse citado el fin de semana para maniobrar en contra del PP, mientras se entretenían cazando en un cortijo de Jaén. Que querer convertir una causa contra un grupo de chorizos relacionados con el PP en un asunto político, es una operación de gran calado antidemocrático. Los dirigentes del PP, en su constante acoso a las instituciones democráticas, nos quieren hacer pensar que el ministro Bermejo y el magistrado Garzón han conspirado contra el Estado de derecho por cazar juntos mediando una causa judicial en la que están implicados personajes cercanos al PP. Todas las causas judiciales que se resuelven en este país implican a personas más o menos afines a un partido político. A nadie le puede importar esto, pues vivimos en un Estado democrático. Si los dirigentes del PP piensan que existe alguna causa general contra ellos que lo denuncien, pero que no usen sus malas artes para colarse como parte en la causa, únicamente para poder recusar al juez Garzón. Parece ser que mucha gente de izquierdas acaba de descubrir que la caza es horrible, los cazadores obscenos y que existe una causa general contra el PP que hace del encuentro entre Garzón y Bermejo un acto repudiable. Que la caza es horrible es un asunto opinable. Que los cazadores sean obscenos, también. Pero para afirmar que existe una causa general contra el PP, hay que demostrarlo. Es duro pensar que unas fotos en la portada de un periódico como El Mundo puedan llegar a tener este calado entre algunos demócratas ¿Cuándo aprenderemos definitivamente a distinguir el grano de la paja? Las rectificaciones del ministro Bermejo son un acto de cortesía que le honran, pero no eran necesarias.

Noticias relacionadas

Singularidad reformista

Juventud salvaje

Pedro el mendaz, quiere presentar su fracaso como una victoria

Un mundo en Cambio

La radio

Hoy es el día de los enamorados y ayer fue el día de la radio
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris