Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Cesta de Dulcinea   -   Sección:   Opinión

Años de enamorados y regalos (I)

Nieves Fernández
Nieves Fernández
sábado, 14 de febrero de 2009, 23:31 h (CET)
Tantos versos leídos sobre el amor, tantas declaraciones y cartas, tantos sentimientos escritos, tantas canciones, películas y suspiros con el corazón como protagonista y ahora van y nos dicen que el amor no tiene nada que ver con el corazón, que es en el centro del cerebro donde se fragua todo, vamos que es pura química, y que esa química es la base de todos los grandes amores de la historia, de la historia personal y de la del mundo que a golpes de química y hormonas hace girar la tierra y hace que estando enamorados todo lo veamos de otra forma. De una forma mágica.

Pero el amor también se puede medir en años y no sólo con los movimientos y vuelcos del corazón, unidos a la segregación de hormonas del cerebro o cerebelo. Hace unos días, estuve en una de esas ceremonias donde lo que se celebra es la continuidad de un matrimonio. Una ceremonia religiosa, humana y preciosa llena de reencuentros, en concreto se celebraban los 25 y los 50 años de matrimonio de numerosas parejas que un día decidieron casarse enamoradas y que todavía continúan unidas, hecho cada vez más difícil en los tiempos que corren. Por supuesto que también es más difícil llegar a los 50 años de casados, no sólo por una cuestión de permanencia de la pareja, sino porque la misma duración de la vida nos impide llegar a ese extremo. Bodas de plata y bodas de oro se llaman estas efemérides y como no podía ser menos la celebración se presta a que se regalen objetos de plata y oro.

Bueno, esas son las cuentas de matrimonio más clásicas, sin embargo hasta a mí me han llegado otras cuentas de amor muy interesantes para relacionar con los regalos de enamorados, novios, matrimonios, parejas de hecho y amantes, que de todo hay en las cuentas del amor.

Son pistas basadas en el tiempo que se llevan juntos. Según los expertos, el primer año de vida juntos simboliza la unión de zaraza o zarzahán, es bueno regalar productos textiles de esta tela estampada de flores y listas de colores. El segundo representa las bodas de papel, buenos son aquí regalos como libros y otros objetos de cartón o de papel. El tercer año de vida en común se representa por las bodas de trigo o de cuero, los objetos de piel son los más valorados. Para el cuarto año, o bodas de lino o de cera son muy apropiadas las velas perfumadas o ramas de lino. El quinto aniversario son las bodas de madera, como se ve, se van haciendo más sólidas las relaciones y con ellas los materiales a obsequiar. Es bueno entonces comprar o renovar algún mueble.

Las parejas de 6 años serán las relaciones de hierro fundido y se podrán regalar objetos de forja, rejas, chimeneas y herramientas de trabajo. Las de 7, son las bodas o uniones de lana o de cobre, el dinero y una manta o un conjunto de bufanda o guantes pueden ser muy apropiados para este año. Las bodas de estaño o adormidera son las de 8 años, cualquier plato decorativo o bandeja le vendría bien a este aniversario.

Las bodas de loza son las de los 9 años y aquí se regalaría cualquier objeto de cerámica, jarrones o vajilla. A los diez años que ya es un año redondo y suficientemente consistente se le llama las bodas de las rosas, así que si aún no se han regalado rosas en cualquiera de sus variantes, flores naturales, perfume etc, etc, pues es el momento. Debe hacerlo el marido y nada de comprar una docena, no, serán 11 rosas, 10 rojas y una blanca como símbolo de la siguiente década de vida juntos. Para ese día será imprescindible tomar bebidas y aperitivos de color rosa, ya saben el color del bienestar televisivo.

Y para que haya contraste, el número 11 tiene que ver con las bodas de acero. Otra vez discriminando a la docena, no se van a celebrar los 12 años juntos, sino la mitad de las bodas de plata, es decir el aniversario 12,5 que supongo que a todos les será dificilísimo su cálculo. Son las bodas de níquel y esperamos que a nadie se le ocurra regalar un estropajo de nanas.

Noticias relacionadas

Trampantojos esperpénticos

Quiero una democracia como la sueca, no una dictadura de izquierdas demagógicamente mal llamada democracia como la que tenemos en España

Ministra de Justicia, Garzón, un comisario, Sánchez e Iglesias

¿Pero qué pasa aquí?

¿Son útiles las religiones?

El sincretismo religioso conduce a no creer en nada

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris