Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Opiniones de un paisano  

De la inconmensurable desfachatez del PP

Mario López
Mario López
sábado, 14 de febrero de 2009, 14:04 h (CET)
Hace falta tener mucha desfachatez para salir en los medios reclamando luz y taquígrafos y, a continuación, vetar un documento necesario para la investigación de la trama de espionaje que se supone iba a llevar a cabo la comisión parlamentaria de la CAM.

Pues, ¿qué se puede decir cuando no es un documento sino veinticuatro de un total de cuarenta y cinco solicitados? ¡Quieren la mayor transparencia y vetan la mitad de los documentos necesarios para investigar el caso! A medida que la prensa –al parecer único medio de investigación con el que podemos contar- va ahondando en la trama de espionaje, se van conoociendo multitud de casos de corrupción en los que están implicados dirigentes, socios o simpatizantes del PP. Por fin actúa el poder judicial y, para ir haciendo boca, se ingresa en la cárcel a Francisco Correa, Antoine Sánchez y Pablo Crespo ¿Cuál es la reacción de la cúpula del PP? Sacarse una foto todos juntos y con cara de pocos amigos, en torno a Mariano Rajoy, para anunciar que rompen el pacto por la justicia que tenían subscrito con el Gobierno de la Nación ¿El motivo? ¡La obscena coincidencia en una cacería del ministro de Justicia con el juez de la Audiencia Nacional¡ Y yo me pregunto: ¿los dirigentes del PP son tontos o, sencillamente, no han pasado de la edad mental que corresponde a los chicos que hacen estas cosas? El juntarse todos fingiendo cara de pocos amigos, en torno al delegado de curso, para decirle al director del cole que la culpa la tiene el profe porque les tiene manía es algo muy propio y natural en los escolares de Bachillerato ¿Pero cuando han dejado de ir juntos de cacería, bodas, entierros o comuniones oligarcas, artistas, coristas, curas, toreros, militares y mandatarios? ¿Pero es que no pueden intercambiar impresiones un juez y el ministro del ramo, aunque esté en curso la irresoluble causa por el asesinato del General Joan Prim y Prats? ¿Pero dónde está la obscenidad? ¿Es que se piensan los señores del PP que todo el mundo funciona como las huestes de Esperanza Aguirre, o que una cacería es como el palco VIP del Estadio Bernabeu que, a lo que parece, conoce más contratos que el INEM? ¿Cómo se puede consentir que la secretaria general del PP insulte públicamente al ministro de Justicia, llamándole chulo o afirme que el juez Garzón es irregular y el Fiscal parcial? ¿Cómo podemos tragarnos que el principal partido de la oposición, en vez de colaborar al esclarecimiento de unos repugnantes hechos en los que están implicados individuos de su entorno más próximo, arremetan contra el Estado de Derecho, poniendo en cuestión a las principales instituciones del poder judicial y rompiendo un pacto esencial por la justicia con el Gobierno de la Nación? ¿A qué juegan estos niñatos de Génova 13? Los dirigentes del PP son capaces de dinamitar nuestro ordenamiento jurídico nada menos que ¡en defensa de unos presuntos delincuentes! Consideran obsceno que un juez y un ministro coincidan en una cacería, pero son capaces de comer, en la misma mesa, con alguien capaz de robar, espiar, dirigir la comisión que le investiga y vetar la mitad de los documentos solicitados por los miembros de la comisión parlamentaria creada a tal efecto. Eso, según ellos, no es obsceno. Esperemos que dentro de poco podamos decir que el PP fue un mal sueño del pasado porque, de seguir soportándolos, no nos va a quedar estómago para digerir más sapos. Y nos quedan aún muchos por tragar.

Noticias relacionadas

La palabra sabia y agradable del escritor. Parte I

Recopilación de pensamientos sin retorno, de la escritora para los animalitos

A Rosario Murillo

“El error es un arma que acaba siempre por dispararse contra el que la emplea”. Concepción Arenal. (1820-1893)

Un Estado que regule

“Pero sí hay una paradoja: los ricos de las sociedades se han vuelto más ricos, y los pobres son más, pero más pobre que antes”

¡No más nudos entre nosotros!

“El mundo será lo que nosotros queramos que sea”

Podemos (2015) si, VOX (2019) no, ¿la JEC también discrimina?

En ocasiones, la fe en nuestras instituciones se tambalea al comprobar que, también en ellas, se producen decisiones que, a cualquier ciudadano, le hacen chirriar sus convicciones democráticas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris