Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Cosas mías   -   Sección:  

El Atleti se disfraza de Abel y…¡gana!

Rodrigo Gil-Sabio
Rodrigo Gil
martes, 10 de febrero de 2009, 12:25 h (CET)
Saltó la noticia en Huelva, vaya si saltó. El Atlético de Madrid de Javier ‘Caín’ Aguirre estaba postrado en el carbón que les habían traído los Reyes. Pero hete aquí que llegó el bueno de Abel (Resino) y nada, 0-3 ante el Recreativo, y coser y cantar. Este resultado demuestra dos cosas: 1- Que se cumple el refrán de ‘a entrenador nuevo, victoria segura’. 2- Que este resultado ‘desnuda’ a los jugadores más que al anterior técnico. Cuando un vestuario no quiere jugar, no hay nada que hacer aunque esté Mourinho aporreando la puerta para que reaccionen.

Y es que ni Aguirre era Caín ni Abel es Abel. Me explico. El ‘vasco’ Aguirre ha hecho mucho por este club, ha dignificado un banquillo siempre caliente y que en la era Gil llegó a ser un auténtico tío-vivo. Pero no ha sido suficiente ante una plantilla desajustada y sin jugadores de auténtica calidad que lleven la manija del equipo, sobre todo en el centro del campo, donde se fraguan los equipos de verdad.

Abel ha sido listo (cocinero antes que fraile). A mí, personalmente, me gustan mucho los técnicos que de futbolistas han sido porteros. Sobre todo porque han visto mucha colocación y mucha estrategia bajo los tres palos. Y porque son consecuentes. Abel Resino, en una semana, ha hecho más en el aspecto psicológico que Aguirre en dos años. Quizás porque a los futbolistas les gusta que les hablen de forma individual, sentirse importantes en un colectivo.

Forlán es un grandísimo delantero y el ‘Kun’ Agüero una estrella de las que no hay. Con estos mimbres arriba, un centro del campo organizado y con ideas, y una defensa firme, los rojiblancos pueden pensar en recuperar puestos de Champions y en pasar un escalón en la actual competición europea, donde pueden y deben eliminar al Oporto para decirle a Platini: “Aquí estamos”.

El problema del Atleti es que siempre se pone las miras muy altas y se desfonda. El año que ganaron el doblete (1996) nadie daba un duro por un tal Milinko Pantic, que resultó ser el jugador franquicia del fútbol español. Pues así es la historia de este maravilloso club, distinto a todo y a todos, capaz de lo mejor y de lo peor. Voy a decir quizás una barbaridad, pero apuesto por el Atlético de Madrid en semifinales de la Champions jugándosela con el Manchester o uno de estos. Por soñar, que no quede… Y tal y tal.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris