Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Opiniones de un paisano  

Esperanza Aguirre o el oprobio de la infamia‏

Mario López
Mario López
lunes, 9 de febrero de 2009, 00:38 h (CET)
Al acusar al PSOE de haber espiado ilegalmente a todos los españoles (desde el Rey hasta el último mono) desde su llegada al poder en 1982, Esperanza Aguirre no está haciendo otra cosa que reconocer implícitamente que ella misma ha sido su encubridora.

Porque no ha desvelado esta conducta ilícita hasta que ella misma ha sido acusada de su práctica. Es decir, lo que nos viene a contar la presidenta de la CAM a la ciudadanía es que ella está dispuesta a consentir y mantener en secreto cualquier práctica ilícita de propios o extraños, siempre y cuando no le acusen a ella de hacer lo mismo. Este modo de proceder en política, o en cualquier otro orden de la vida, no merece otro calificativo que el de infame. Infame, según la RAE es aquel que carece de honra, crédito y estimación; alguien muy malo y vil en su especie ¿Qué honra, crédito o estimación merece un representante de la soberanía popular que realiza prácticas ilícitas en sus funciones públicas, malversando el dinero de los contribuyentes y abusando del cargo que ocupa? ¿Es exagerado calificar de muy malo o vil al político que, cuando va a ser investigado por existir indicios de que está cometiendo prácticas contrarias al Estado de derecho, niega la evidencia y acusa al adversario político de haber realizado esas mismas prácticas durante décadas y con su propia anuencia? Pues en estos casos no hay otra posibilidad que admitir que el que calla otorga. La política es un oficio que atrae demasiadas codicias y demasiados delirios de grandeza. En todos los pucheros cuecen habas. Cierto es. Pero lo que está ocurriendo en la Comunidad de Madrid clama al cielo. Lo que parece no entender la lideresa es que no se está enfrentando al PSOE, sino a la ciudadanía. Somos los madrileños los que estamos siendo violentados por su política, no el PSOE. Si el PSOE tiene cuentas pendientes con los madrileños, eso no exime al Gobierno de Esperanza Aguirre de dar las oportunas explicaciones de su gestión, tal y como aquí y ahora se le exige.

Noticias relacionadas

​La política de la posmodernidad

Algo cambia en el panorama político español. Parece que la sociedad sean aficionados pendientes del mercado de fichajes

​Mariano Llano y la Guerra del Chaco que nos ocultaron

Acrobáticos esfuerzos se han hecho para negar la participación de intereses empresariales en una guerra sudamericana importada desde Wall Street

Cercanía, clave para la educación a través del ejemplo

La educación a través del ejemplo es eminentemente ética

​Desocupación en la era del “Capitalismo irónico”

“Tenemos que visualizar que el capitalismo puede generar múltiples tipos de desocupados: los “latentes”, “los intermitentes” y los que el sistema ya ha consolidado como tales”

En el bienestar de los demás reside nuestra propia satisfacción

La placidez se alcanza a través de la certeza de ser yo en mi personal identidad y de no sentirse perdido
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris