Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La caída de Febos

Josu Gómez Barrutia
Redacción
lunes, 9 de febrero de 2009, 14:22 h (CET)
Recientemente nos levantábamos en España con la noticia de la misiva escrita por el premio Nobel de Economía Paul Krugman en la revista Rolling Stone, en ella el prestigioso economista hacía unas recomendaciones al nuevo presidente de los EEUU Barack Obama; La Nacionalización temporal de la banca y la inversión pública directa a los sectores más dañados por la crisis económica mundial, crisis que a modo de infarto de corazón ha puesto en la picota a un sistema capitalista que en los últimos años ha dado muestra de un colesterol elevado que tarde o temprano haría colapsar el mercado mundial.

En los últimos años la ciudadanía en general hemos asistido a la carrera desbocada del carro de la economía mundial , sin importarnos en muchos casos quien era el jinete que tiraba de la rienda de los caballos. Ahora las consecuencias son demoledoras y la crisis parece no haber tocado fondo, como un castillo de naipes el sistema neoconservador de consumo y economía de diseño se diluye como un azucarillo en un mercado interbancario cerrado a cal y canto.

Y es que esta crisis esta tomando tintes de convertirse en la segunda Gran Depresión tras el crack de la bolsa de 1929 y la crisis posterior que en los años 30 sacudió EEUU y gran parte del mundo, si bien en este caso estamos ante una crisis de muchísimo mayor calado, no olvidemos que la sociedad de principios del Siglo XX si bien se encontraba entrelazada por relaciones de tipo comercial y económica , en nada se parece a la actual configuración económica global en donde la mundialización a llevado a una interconexión constante y directa de los flujos económicos mundiales, algo que a todas luces hará que esta crisis aún en fase de lactancia aflore con una gran virulencia a finales de este año y a lo largo del 2010.
Así esta crisis camaleónica a cambiado su piel de subprime para convertirse en los últimos meses en una crisis financiera sistemática , cuyo epicentro no sólo esta dentro de los EEUU sino que se ha desplazado a Europa, Asía y Japón.
De esta forma, hemos observado como lo que en principio parecía sólo un problema de liquidez económica se ha convertido poco a poco en un problema de solvencia que requiera una fuerte recapitalización del sistema bancario en los países avanzados, y por ende en España.

En este panorama en donde el sistema económica debe de reconfigurarse desde un enfoque progresista, medidas como las puestas en marcha en los últimos meses por los gobiernos de Holanda, Inglaterra, EEUU o España entre otros a través de una fuerte inversión pública y la puesta en marcha de paquetes de rescate no deben ser las únicas soluciones ante una crisis económica global que debe de llevarnos a replantearnos las relaciones económicas, sociales y culturales mundiales en el Siglo XXI. Es aquí donde el papel de la socialdemocracia debe jugar un protagonismo importante, no cabe ahora medidas tibias o conservadoras.
La nacionalización bancaria, se presenta de esta forma como la herramienta con mayores garantías para lograr reactivar una mermada economía colapsada cada día más por la falta de liquidez de las PYMES y clases medias, sectores básicos en el sistema económico y productivo estatal que han visto cerrado a golpe de candado blindado el acceso al crédito bancario, aún cuando el gobierno a través del ICO a puesto en escena medidas tendentes a lograr una mayor liquidez y solvencia en dichos sectores.

La búsqueda de un buen funcionamiento en la concesión de créditos a fin de lograr la oxigenación del tejido empresarial y laboral de nuestro país y la refinanciación correcta entre las propias entidades, así como el intento de evitar que la rescisión económica sea aún más profunda y duradera, deben ser argumentos de peso para que gobiernos como el de nuestro país den un impulso decidido a la nacionalización del sistema bancario , participando de manera directa en la gestión y decisión de la dirección comercial de las entidades bancarias.

Ahora es el momento de lo público, y sólo a través de la intervención del sector público en el ámbito económico lograremos las máximas garantías de recuperación.

____________________

Diplomado en Alta Dirección de Instituciones Sociales por el Instituto Internacional San Telmo . Teniente de Alcalde Ayuntamiento de Tocina (Sevilla). Gerente de Cuentas de la firma AFINCALYA

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris