Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Opiniones de un paisano  

De seguir así las cosas

Mario López
Mario López
sábado, 7 de febrero de 2009, 14:48 h (CET)
Si a una persona que no tiene problemas de tránsito intestinal y exonera el vientre sin dificultad alguna le hablas del estreñimiento, te puede poner la misma cara que te pondría Esperanza Aguirre si le mentas el trajín que tiene ocupada a su tropa. Ella no sabe de estreñimientos. Su locuacidad y desparpajo la van a llevar a convertirse en la primera presidenta del Gobierno de España.

Está visto que, por arcanas razones, nadie acierta a poner en evidencia lo que para casi todos es evidente. Y este no saber frenarla la propulsará a las más altas esferas de la administración del Estado. Y reina no va a ser. Pero no por ella, que también. No va a ser reina porque esto va a acabar en República y ella no va a querer ser presidenta de la misma porque se manda menos que de lo otro. O, al menos, así nos lo han contado en los libros de Historia que dicen que el gran error de la II República fue trasladar a Azaña de presidente del Gobierno a presidente de la República. Que ahí tenía menos autoridad real y que por eso no se pudo hacer con las riendas del caballo desbocado que acabó siendo este país. Pero lo que está claro es que si en lugar de ser Esperanza Aguirre fuera cualquier otro personaje, el mismo Felipe González –un suponer-, ya hubiera dimitido y estaría a punto de sentar sus posaderas en el banquillo de los acusados. Pero no sé que tiene esta señora que a la mayoría arroba. Apuesto todo lo que me queda por ganar en mi vida laboral (caso de que encuentre empleo, claro está) a que si no la paran ahora la tendremos de presidenta dentro de tres años.

Noticias relacionadas

Procesos electorales

Resulta bochornoso que todavía se cobren ciertos sueldos cuando hay pobreza, miseria y hambre física

Conversaciones de autobús

El pulso de la actualidad en el recorrido de la línea 79

Cuestiones que nos interpelan

“El signo más auténtico y verdadero de espíritu humanístico es la serenidad constante”.

​El equilibrio

El escuchar a los demás y la apertura a los nuevos aires, harán de bastón que nos permita seguir conviviendo con la humanidad

Recuerda: Nada nos pertenece, todo es prestado

​La naturaleza en su conjunto y la humanidad misma, viven en el día con día los embates de la voracidad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris