Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Buñuelos de viento  

Becarias del mundo, uníos

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
viernes, 6 de febrero de 2009, 11:40 h (CET)
Doblada se la ha metido La Sexta a Intereconomía. Y doblada debían metérsela todos los becarios a El Gran Guayomin. Ahora resulta que con tal de hacer caja todo vale. Como muchos sospechaban, todos menos los pardillos, la cosa de la becaria de la Sexta no era real. Los medios están tan enfrentados que parecen haberse apuntado al "Y tú más" y ya no vale tener razón (por cierto, ¿en qué?) sino que además hay que humillar al contrario. Como niños que se han agredido en el patio de una escuela, cuando llegan sangrando y preguntas qué ha pasado casi siempre es imposible descubrir quién y cómo empezó.

Media España estaba concentrada en la Sexta, unos para reírse y otros para
llorar. Cabe suponer que los que más lloraron habrán sido aquellos que una
vez fueron becarios en algún medio de comunicación, tenían que redactar
notas de sociedad y traer y llevar cafés por cuatro duros. Si los cobraban.
Toda la mala leche que se te debe ir acumulando en esas situaciones debería
haberles salido ayer por las orejas al ver cómo sirven también de escarnio
televisivo. Y estos guayomines que son de izquierdas, que van de solidarios
con los indefensos, que dicen defender a los parias del mundo, son los que
se toman a chufla a quienes en sus mejores sueños desean ser mileuristas.
¡Cuántos becarios quisieran!
El golazo por toda la escuadra de Intereconomía que algunos jalean debería
hacernos pensar a qué punto estamos llegando con estas cadenas que son
regalos concedidos por los diversos césares de este país nuestro a sus
respectivos aduladores. Trampa por trampa y becaria por becaria llegaremos a
no creernos lo que nos cuenten las más sesudas cabezas parlantes de nuestro
espectro televisivo. Quien esto escribe consume información como otros
respiran y empiezo a poner en duda todo lo que oigo en determinados medios.
Hasta las señales horarias pueden estar siendo usadas para mofarse del rival
o para desinformarme.
Señores, doscientos mil parados más nos contemplan, si no pueden ser un poco
más serios que el próximo informativo lo presente Chiquito de la Calzada.

Noticias relacionadas

La Orden del Mérito Civil, recompensa para los embajadores

Se concede por la relevancia de los servicios civiles prestados al Estado español

Santa Bárbara

Todo el mundo se acuerda de Santa Bárbara cuando truena

Desconfianzas y absurdos

La pobreza extrema crece en muchas partes del mundo

¿Juzgamos la rebelión catalana o la unidad de España?

“Seremos tan fuertes como unidos estemos y tan débiles como lo divididos que estemos” J.K. Rowling

La Gloria de Nanawa, ochenta y seis años después

Hace ochenta y seis años, un soldado de nombre e historia prohibida cambió el curso de la última guerra sudamericana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris