Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

España en caída libre a la izquierda

Miguel Massanet
Miguel Massanet
miércoles, 4 de febrero de 2009, 11:35 h (CET)
Preocupante. Más que preocupante alarmante. Hace unos días una manifestación en Barcelona a favor de los terroristas de Hamás; unas declaraciones en un mitin del PSOE del señor Zapatero en la misma dirección; una manifestación de CC.OO en Valencia contra la Generalitat valenciana (gobernada por el PP), protestando por la situación económica de la región y, ahora, por si no bastara esta eclosión masiva y generalizada del más rancio izquierdismo, heredero del que dominaba España en tiempos de la II República; hemos tenido ocasión de ver como, en Madrid, y liderada por los impertérritos mantenedores de los odios y rencores de la Guerra Civil, los de la IU, otra manifestación a la que acudieron miles de personas en defensa de la dictadura de Fidel Castro en su 50º aniversario. Hace unos pocos días comentaba en uno de mis escritos el insólito hecho de que los sindicatos mayoritarios, los que cortan el bacalao en España y se embolsan sustanciosos botines a cargo del Erario público, sin embargo, permanecían impasibles ante los millones de parados, se mostraban complacientes con el Gobierno ante el descalabro de las industrias y la pérdida de puestos de trabajo; rechazando la idea de hacer huelga general, sólo basados en la circunstancia de que, quienes estaban en el gobierno, eran sus compinches de izquierdas.

Vean, no obstante, como sí se han movilizado cuando les ha convenido, en una comunidad gobernada por el PP. Allí han dejado patente su espíritu de clase, sus reivindicaciones contra el paro y sus exigencias para que el gobierno de Valencia haga lo que no hacen o no pueden hacer las comunidades en las que gobierna el PSOE o el mismísimo gobierno de ZP y, no obstante, allí nadie se atreve a elevar la voz, sacar una bandera con la hoz y el martillo o con el rojo y las siglas de Comisiones Obreras. Y, señores, he expresado al principio mi preocupación y alarma porque, vean ustedes por donde, los expertos en propaganda del PSOE, empezando por la señora vice de la Vogue, doña María Teresa Fernández de la Vega (aquella que cada día aparece con un modelito nuevo ante la prensa), se están despachando a gusto dándole a la plebe materia en la que refocilarse y descargar su rabia y preocupación por haberse tenido que estrechar el cinturón y, en muchos casos, encontrarse en la calle por haber perdido su ocupación. Fidel Castro, el “gran líder cubano”, el que libró a Cuba de las garras de Batista y aquel que ha conseguido que la pobreza tradicional del pueblo cubano perviviese durante todo su mandato, las libertades hayan quedado todavía más restringidas que cuando el presidente Batista,“El hombre”, y los masacrados por oponerse a su dictadura, se puedan contar por miles, si no por cientos de miles, ante la pasividad del Mundo entero y de la ONU que, cuando se trata de regímenes de izquierda, se pone la venda sobre los ojos, aquella que, previamente, le ha arrebatado a la Justicia para que no juzgue a ciegas y con imparcialidad, sino en la dirección que a ellos les conviene y con los ojos bien abiertos

El caso es que, esta crisis económica, les ha venido a la izquierda como agua de Mayo, para buscar recuperar parte del prestigio que dejaron enterrado detrás del muro de Berlín. El hecho de que determinadas entidades financieras estadounidenses incurrieran en el delito de fraude y que esta práctica haya tenido repercusiones en el sistema financiero mundial les ha proporcionado la coartada, a quienes buscan la desestabilización de Occidente, para cargar contra el capitalismo y, más concretamente, contra la propia economía de mercado, que tanta prosperidad ha traído a las naciones y sin la cual está demostrado que queda agostado el esfuerzo individual, se entra en la burocratización de las naciones y se cae en el proteccionismo estatal, tal y como lo veía el economista Keynes y su proverbial “intervencionismo en la economía! que, tan deplorables resultados ha dado en aquellas economías dirigidas de los países comunistas de la órbita Rusa, incluida la propia nación Soviética. El error de comparar el sistema financiero con el capitalismo de mercado libre, se puede contrastar con la burda falacia de pretender identificar a todo el entramado de las entidades crediticias con un pequeño sector de ellas que, sin duda, han sido las que, precisamente, se han salido de la ortodoxia para enriquecerse fraudulentamente, timando a los que confiaron en ellas y siendo las responsables del derrumbe de la confianza de los ciudadanos en todo el sistema financiero mundial. El hecho cierto es que, tales irregularidades, les ha ido de perillas a quienes necesitaban una buena excusa para anatemizar el orden económico vigente, tachándolo de ineficaz y corrupto. Desde el más perfecto anonimato, los corpúsculos que manejan los hilos de la subversión y las estrategias encaminadas a lograr sus fines particulares que se centran en intentar derribar la estructura económica de todo Occidente, en beneficio de sus intereses espurios para hacerse con el poder. Para ello no han dudado en poner en funcionamiento a sus agitadores para que utilicen los consabidos latiguillos contra los empresarios, los comerciantes y los industriales, a los que siempre han intentado presentarlos como la derecha más involucionista a la que se la considera la raíz de todos los males que les acaecen a los ciudadanos; todo ello con el fin mediato de sembrar las semillas revolucionarias, basándose en temas tan recurrentes como el anticlericalismo, la satanización de la moral y éticas tradicionales y el desprecio por las leyes y la justicia; que siempre acaban por manifestarse en subversiones del orden público, utilizadas como medio para la implantación traumática de un régimen totalitario, basado en la estatalización de la economía y la restricción de las libertades individuales.

En España, particularmente, como reacción a una situación de crisis que el gobierno socialista no ha querido admitir y, por supuesto, es incapaz de atajar; se están poniendo en práctica los viejos trucos de achacarle la culpa de todo lo malo que acontece en nuestro país, a la derecha, con lo cual y debido a la incapacidad de la actual dirección del PP para poner orden dentro de su partido, hemos entrado en la esperpéntica contradicción de que quienes han sido, en realidad, los culpables de la situación de recesión por la que pasamos, hayan conseguido darle una larga cambiada a la opinión pública, para hacer aparecer como si, los que gobernaran la nación, fueran los de la oposición y, las víctimas, los del propio Gobierno. Así, en estos días pasados, hemos podido ver como toda la plana mayor socialista, en un ejercicio de la más ultrajante intromisión en camisas de once varas, se haya dedicado a hacer leña de la señora Aguirre, su más eficaz y destacada adversaria política –que les arrebató su más preciada aspiración que era la de hacerse con la comunidad de Madrid – siendo ayudados en tamaño empeño por algunos de los mismos directivos del PP. Nos tememos lo peor y, si no fuera porque se nos tacharía de agoreros, nos atreveríamos a apuntar algunas connotaciones entre esta España en decadencia, empobrecida y carente de rumbo, tanto en lo moral como en lo social; con aquella otra de la II República de la que parece que algunos se quieren acordar para revivirla y proseguir el rumbo que le querían imprimir los del famoso Frente Popular, de tan infausto recuerdo.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris