Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Analisis   -   Sección:   Revista-arte

Juan Manuel Robles Urdiales (1.Presentación del artista)

Carlos Nistal
Redacción
domingo, 1 de febrero de 2009, 23:00 h (CET)


Nacido en 1973 este pintor leonés es licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca y ha cursado estudios en la Universidad de Lieja (Bélgica). Destacan dentro de las muchas exposiciones colectivas por distintas galerías y ferias de todo el norte y centro de España (Burgos, Valladolid, Santiago de Compostela, La Coruña, Salamanca, León...). La participación en ARCO 2008 y en el XXXV premio Bancaja del IVAM en Valencia. En lo que refiere a sus no menos prolíficas exposiciones individuales debo mencionar la titulada “Retratos” en la Royale Academie de Beaux Arts de Lieja. Así mismo ha sido premiado en numerosas ocasiones: Concurso Velazanetti en Burgos,”II Certamen de arte mínimo” en León…








Juan Manuel es un pintor en alza cada vez más conocido dentro del mundo artístico, buena prueba de ello es la próxima exposición individual que va a celebrar durante el próximo mes de marzo en la galería de arte más importante de la capital leonesa (Edificio Fierro) que llevara por título “Reminiscencias” y de la que hablare explícitamente en el próximo número del Magazine.
Aprovechando mi estancia en la ciudad de” la Catedral gótica más francesa de todas las españolas” no dude en concertar una cita con nuestro protagonista, no es propiamente una entrevista pero si una charla muy interesante que nos sirve para conocer de cerca a un artista contemporáneo, su método de trabajo, sus opiniones sobre la historia del arte... Así fue el encuentro:
Es mediodía, estoy tomando un café en una céntrica cafetería, observo a la gente que entra y sale de los comercios ultimando las penúltimas compras navideñas y de vez en cuando echo una mirada al periódico. Suena el teléfono móvil, no hace falta que mire la pantalla, J.M confirma lo acordado vía e-mail y me da las indicaciones necesarias para llegar a su casa. Cojo el coche en dirección a la carretera de Valladolid y me dirijo a la urbanización de Valdefresno a escasos kilómetros de León. Al llegar a la misma me da la sensación de que todo esta en plena construcción, no es que se estén levantando nuevas casas sino que las que ya existen parece que están sin terminar, en medio de alguna reforma o algo así. Cuando encuentro la casa de J.M tengo la misma impresión, tras los correspondientes saludos le pregunto “¿Esta ya acabada?” “Bueno, acabo de terminarla hace poco”. Sus palabras no me suenan muy convincentes, algo me dice que su obra también está en un continuo proceso, enseguida salgo de dudas “Me canse de la figuración hace unos tres años, no sé, creo que ese camino se agotó para mí”. No hay duda sobre estas palabras, al subir las escaleras y llegar a su lugar de trabajo, una enorme buhardilla en la que el sol penetra por doquier, me doy cuenta muy pronto de que entre todas las pinturas no existe el mínimo rastro figurativo, el color llena todos los lienzos y solo en un rincón encuentro un par de retratos de seres humanos que me recuerdan el pincel grueso del último Matisse o de los expresionistas de “Der die Brucke”.








Me quedo mirando un gran lienzo que hay en el suelo, viendo los cuadros terminados que le rodean me viene a la cabeza una posible influencia “¿Te gusta Pollock? Ese color, el lienzo en el suelo, la música sonando (David Bowie)... “Si, está bien, pero no me busques una influencia clara, me gustan cosas de todos los periodos, el otro día estaba leyendo un libro sobre Turner, me costó terminarlo, me iba directamente a las pinturas, no me gustan demasiado las explicaciones filosóficas. Considero la pintura mi trabajo” “Bueno, las explicaciones ya las ponemos los críticos” Respondo entre risas.
C.N “¿Cuál es tu método de trabajo? ¿Sigues algún tipo de disciplina?” Mientras le pregunto llega el sonido de una voz de niño gritando “¡Papa!”.
J.M”Bueno, ahora durante las vacaciones tengo que estar todo el rato pendiente de los chavales, pero normalmente trabajo todos los días sin horarios fijos”.
C.N ¿Cuánto tardas en acabar completamente una obra?.
J.M”Nunca se sabe, hay días que estas más inspirado y puedes acabarla en unas horas, otras veces estas meses... En ocasiones vuelvo sobre obras anteriores y cambio algunas cosas”

C.N “¿Por ejemplo?”
J.M “Pues mezclo restos de pinturas de unas obras con otras, arranco algunas zonas...”.








Como supuse al llegar a Valdefresno la obra de J.M , como su casa, su estilo o sus influencias están siempre en evolución. Dos referencias me vienen a la cabeza, la primera propiamente dentro de la historia del arte vuelve a Pollock, sus obras no tenían ni principio ni final, se podían cortar o ensamblar indistintamente. La segunda, más poética, me lleva a unas palabras de la película “Stalker” de Andrey Tarkovsky, en la que uno de los protagonistas asemeja la madurez de un árbol a la muerte, a algo negativo, frente a esta contrapone el crecimiento, la búsqueda como algo vivo. Puedo decir que la obra de J.M esta muy viva, otro comentario no hace más que confirmármelo “Tengo ganas de terminar la serie “Reminiscencias” y cambiar, pasar a otra cosa”. Muy bien de Reminiscencias ya hablaremos más tarde.”




Juan Manuel Robles Urdiales



C.N “¿Qué materiales utilizas?”
J:M ”Suelo fabricarme mis propias espátulas con cualquier tipo de material: Corcho, plástico..Y luego los colores, óleo, que preparo previamente” .
J.M “A veces son palos, otras...No sé, lo que tenga mano y sienta la necesidad de utilizar”.

Le pregunto si fija de antemano alguna cosa más a parte de los colores y la respuesta es negativa.

J.M”Cada lienzo es una historia, un acto distinto, puedo volver sobre algo ya pintado, cambiarlo...A veces salen formas geométricas, otras habla sólo la pintura”.















Los “arrepentimientos” son comunes en casi todos los grandes artistas, hoy gracias a la tecnología aparecen figuras ocultas tras los lienzos más famosos de Velázquez o Rembrandt. El acto único que supone cada lienzo, la improvisación y el uso indeterminado de materiales me hace ver en la obra de J.M algo primitivo y al mismo tiempo inconsciente. Frente a la pintura racional y que busca explícitamente un mensaje o una representación mental aparece la pura creación, como decían los componentes del grupo COBRA “Picasso encuentra, nosotros creamos”.





















Hasta aquí la teoría o si queréis el método y algunas referencias de la obra de este gran pintor, en el próximo número entraré de lleno en la exposición y serie titulada “Reminiscencias” que se expondrá en el mes de marzo en el edificio Fierro de León.

Noticias relacionadas
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris