Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Cometiendo torpezas en nombre de la Ley

Miguel Massanet
Miguel Massanet
martes, 3 de febrero de 2009, 13:20 h (CET)
La torpeza del Gobierno en el tema de relaciones exteriores, solamente se puede comparar con la inoperancia, incapacidad y el fanatismo socialista demostrado, durante el tiempo que lleva en su cargo, por el ministro señor Moratinos. Si en tiempos pasados nuestra acción diplomática se caracterizó por sus enfrentamientos con los Estados Unidos y los desplantes de ZP, desprestigiando e insultando, al pueblo de aquella nación; ahora, quizá por la necesidad de encontrar temas que sean capaces de distraer la atención de la ciudadanía de los problemas internos del país, la ha emprendido con el estado de Israel con el que, tanto desde Catalunya como desde el gobierno central, pasando por los de la farándula, no han hecho otra cosa que tergiversar los hechos, convertir en víctimas a los terroristas de Hamas y en monstruos sanguinarios a los israelitas, sólo por haberse defendido de quienes les están atacando sin darles respiro, desde que la ONU concedió a los judíos de la diáspora, en 1948, una tierra en la que poder establecerse, en un acto de justicia y humanidad pocas veces repetido por dicha organización; ya que aquel torturado pueblo. víctima del holocausto nazi, había sido desalojado de su patria muchos siglos antes los ingleses la colonizaran.

Por si no hubieran colmado el vaso de sinrazones y contradicciones en las que tan expertos son nuestros gobernantes, no ha faltado más que. a uno de estos jueces de la Audiencia Nacional, que parece que no tienen nada mejor en que ocuparse, siguiendo el ejemplo del juez Garzón, se le ocurriese buscarse complicaciones y, de paso, proporcionárselas al Gobierno de la nación, con el único y evidente objetivo que hacerse propaganda y buscar lucimiento; empapelando a personalidades extranjeras; como ya intentaron, en su día, con el señor Pinochet y con algún general argentino, creo que fue Videla. Por lo visto, no bastaba que los juzgaran en sus propios países, sino que, según el criterio de nuestro famoso y rico juez estrella, era preciso que también se les juzgara en España, posiblemente por aquello de ser la “madre patria” de todas las naciones, ex colonias americanas, como si tuviéramos el deber de tutelarlas, después de que todas ellas demostraran, muy a las claras, que se las sabían componer para valerse por si mismas sin necesidad de España.

La iniciativa del juez Andreu, de la Audiencia Nacional, de admitir a trámite una querella contra el ministro israelí Benjamín Ben Eliécer y otros seis altos cargos militares, por un bombardeo selectivo en Gaza en el 2002, que mató a un dirigente de Hamas y 14 civiles, ha vuelto a desatar un nuevo Armagedón político. Les recuerdo que, apenas se han apagado los rescoldos del impacto que causaron en Israel las indiscretas e inoportunas declaraciones del señor Zapatero respecto a la operación israelí en la franja de Gaza y ya hemos vuelto a caer en idéntica imprudencia. Se ha conseguido que, el gobierno israelí, haya vuelto a irritarse harto de las continuas ingerencias, por parte de España, en sus asuntos internos. Sería conveniente que nuestro Presidente nos explicara cuál es su estrategia para lograr la paz en Oriente Medio, cómo su proyecto de Alianza de Civilizaciones puede tener éxito si, en lugar de procurar limar asperezas entre el estado de Israel y sus vecinos árabes, entre ellos Siria e Irán, se dedican a machacar a una de las partes que, por añadidura, es la clave para conseguir pacificar aquella región. Deberemos suponer que ignoraban, desde el Ejecutivo, la interposición de dicha querella y por ello los ha cogido desprevenidos pero, vean ustedes lo curioso del caso, porque, hace apenas un par de días, la ministra, señora Cabrera, supo dos días antes de que dictara la sentencia sobre la objeción de conciencia respecto a EpC; el contenido de la misma; lo que le permitió grabar tres videos en You Tube antes de que dicha resolución se hiciera pública por el Tribunal Supremo. Para unos casos tanta información y para otros tan poca ¡algo falla!

En todo caso, resultan ridículas las excusas, por tardías y deslavazadas, presentadas por la señora De la Vega, que se ve obligada continuamente a hacer de bombera de los disparates del resto de ministerios, entre ellos el de Fomento, y por parte, lo esfuerzos del señor Moratinos que se las ve y se las desea para compaginar su instinto izquierdista y antisionista con su deber de sacarle las castañas del fuego al señor ZP, cuando las cosas se salen de madre. Y es que, cuando en España tenemos el terrorismo que mata y asesina, cuando los cuerpos de seguridad de nuestra nación están plenamente dedicados a erradicar esta lacra por los medios legales de que disponen; que nuestro Gobierno, el socialista de ZP, resulte que se empeña en defender a una banda terrorista, como es Hamás, que se ha negado a todas las propuestas de paz con Israel y con los propios palestinos de Al Fatá; resulta poco menos que inconcebible y, por supuesto, una de las múltiples contradicciones a las que ya nos tiene acostumbrados, como pudiera ser también el que se consienta que no se ejecuten las sentencias judiciales como ocurre en Catalunya, cuando es la propia Generalitat la que incumple las del TSJC sobre la obligatoriedad de facilitar, a quienes lo soliciten, la enseñanza en castellano.

Pero quiero hacer mención a una pequeña noticia, apenas un recuadro en las páginas interiores del rotativo La Vanguardia, en la que se da cuenta de un caso sucedido en la ciudad catalana de Badalona en la que, un hombre, seguramente hambriento, luchó “a brazo partido” para arrebatarle a una empleada ¡una barra de pan!, agarrándola por las solapas para, por fin, conseguir la proeza de arrebatarle ¡medía barra! Pues van ustedes a creer que, por este simple hurto, este señor, este pobre mendigo, a petición del fiscal ¡Hay!, ¡cuanto habría que decir de los señores fiscales!, ha sido condenado a la friolera de 18 meses de cárcel por “robo con violencia”. ¡Esta es nuestra justicia! Esta, señores es la vergonzosa justicia que se aplica en nuestra tierra, donde estamos acostumbrados a que quienes roban y estafan a manos llenas salen indemnes y, un pobre mendigo, acuciado seguramente por el hambre, es condenado a 18 meses de cárcel. Esto es fruto de la aplicación de la ley a la carta consecuencia del desgobierno al que estamos sometidos por aquellos que han conseguido derrumbar los cimientos del Estado de Derecho. 2.500.000 expedientes en los juzgados pendientes de sustanciarse, los jueces quejándose de no tener medios a su alcance para poder salir del atasco y un juez dedicándose a empapelar a personalidades extranjeras y otro a condenar a un pobre mendigo por robar media barra de pan. Esto es España, señores, la de la pandereta y los tablaos flamencos, pues ¡Olé!

Noticias relacionadas

El Satélite Mohammed 6 B levanta vuelo

La nación marroquí sigue su firme camino hacia la modernidad asimilando los avances tecnológicos del mundo

Sánchez a tumba abierta intentando darle el vuelco a España

La influencia de Pablo Iglesias y la necesidad de dar apoyo a los soberanistas, le impulsan a entrar a saco con el modelo de Estado de España

Celestina o “el Tinder” prerrenacentista

Una remozada “Celestina” resucita en la magnífica adaptación de la productora Un Pingüino

Donde se habla de encuestas sorpresivas y de otros temas

“Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.” Diego de Saavedra Fajardo

Wittgenstein

​Una de las afirmaciones hechas por las personas que apoyaron la "I Carrera contra el suicidio" se refería a que quieren que este tipo de muerte deje de ser un tabú y que pase a ser estudiado con detalle para poder evitar fallecimientos por esta causa.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris