Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Reales de vellón   -   Sección:   Opinión

La economía; algo real y tangible

Sergio Brosa
Sergio Brosa
martes, 3 de febrero de 2009, 13:20 h (CET)
Nueva ocasión perdida por el presidente Rodríguez Zapatero de quedarse callado, cuando dijo que la economía es un estado de ánimo. Ni con su talante pero sin plata le venderán nada en el mercado. Por más que se muestre risueño, como en su forzada aparición en el programa “Tengo una pregunta para usted”, de TVE, manido refrito del programa homónimo de la TV de Francia con ocasión de las últimas elecciones presidenciales, en el que se limitó a dar un mitin teatral y afectado, en respuesta a los cándidos preguntadores sin derecho de réplica.

Cuando John Maynard Keynes (Cambridge, 5 de junio de 1883 - Firley, 21 de abril 1946) hacía referencia en su “Teoría General” al “animal spirits” todo y con la vaguedad de la expresión, parecía hacer referencia al aspecto irracional de los vaivenes económicos, no que la economía sea propiamente algo relativo al estado de ánimo. Aunque éste influye siempre en todos los órdenes de la vida y un espíritu positivo afecta mucho más favorablemente al buen desarrollo de un propósito que uno negativo. Pero en cualquier caso, la economía es algo real y tangible.

Keynes proponía la participación activa de los poderes del Estado cuando en una situación de crisis o abierta recesión había que recurrir al gasto público, como un factor de equilibrio entre la oferta global y la demanda efectiva, para propiciar el estímulo de la economía y que su efecto multiplicador en todos los demás sectores hiciera el resto. Aunque nunca defendió directamente los déficit presupuestarios.

En los últimos años, la teoría de Keynes estaba arrinconada como la de Marx. Pero la actual situación de la economía ha hecho que en todos los estados afectados por la crisis se haya recurrido a reactivar la teoría de Keynes, mejor o peor entendida, pues qué otra medida tendrá un efecto más inmediato en el renacer económico que la inyección de dinero en el sistema por parte de los gobiernos. Aunque lo cierto es que rebajas temporales de impuestos, como el IVA o el de sociedades harían que tanto las familias como las empresas encontrasen un incentivo para gastar o invertir, dado que la supresión de tales impuestos resultaría como unas rebajas de precios que alcanzaría a todos de forma inmediata, estimulando el consumo y la inversión.

Por otra parte y dado el efecto mundial del origen de la crisis, algunos estados se están blindando a la dependencia energética de terceros, ya que a la financiera no parece aún posible, pero están en ello. Nicolas Sarkozy acaba de dar el banderazo de salida al inicio de la construcción de una nueva central nuclear de tercera generación, en la costa de Normandía que se suma a la que ya está en construcción en Flamanville que ha de entrar en servicio dentro de 3 años. Estas centrales consumen un 15% menos de uranio y producen un 30% menos de residuos y mucho más seguros. Además de generar miles de empleos directos durante la construcción; centenares de empleos permanentes a partir de su puesta en servicio y la creación de una industria auxiliar en torno a ellas con decenas de pequeñas empresas generadoras de empleo a su vez.

Francia es el segundo país del mundo en centrales nucleares en activo, con 59, después de EE.UU. con 104 si bien en el país galo la producción energética nuclear representa el 78% del total y en EE.UU. el 19%.

Es loable el esfuerzo por potenciar el desarrollo de las energías renovables, pero mientras se logra que tales sistemas sean suficientes para cubrir una parte importante de la demanda de energía y sean a su vez rentables económicamente hay que producir energía limpia. Y hoy, la única vía es la nuclear con los nuevos avances tecnológicos en rendimiento y seguridad.

En los últimos años se han constituido foros muy serios sobre el desarrollo de nuevas formas de combustibles, como el biodiesel, tal como la Federación Nacional de Biocombustibles, entidad sin ánimo de lucro que anuncia la Primera Conferencia Internacional de Biocombustibles, el próximo mes de agosto, en Armenia, Quindío, en un país como Colombia cuyo principal producto de exportación es el petróleo. La voluntad de fomentar y desarrollar nuevas formas de energía renovable que redunde en la creación de riqueza y puestos de trabajo en aquellas regiones donde se establezcan nuevos núcleos industriales, es una encomiable misión digna de encontrar réplicas en el resto de países y no sólo en Latinoamérica.

El flamante presidente americano, Barack Obama ha hecho un guiño a las energías renovables; algo es algo. Pero él sabe bien que no es fácil ni inmediato sustituir el carbón, barato y regularmente eficiente pero muy contaminante, por biodiesel u otras renovables en desarrollo. Mientras, seguirán con todas las demás fuentes energéticas, incluida la nuclear.

Pero aquí, el gobierno persevera en su cinismo: NO a las nucleares. Pero chupa de Francia energía eléctrica de producción nuclear sin rubor alguno. Y al aplicarla dice que es energía limpia y no contaminante; en qué quedamos. Mantiene la dependencia del petróleo de importación y propicia de boquilla las renovables, sin un contenido real, tangible y de fondo, pues sabe que hoy y aquí es una cuestión populista, pero su voluntad real de ayudar al sector adolece del más absoluto pragmatismo. Parece como si el asunto de las energías renovables fuese para ZP un estado de ánimo y nada más. Y así nos va.

Noticias relacionadas

El huracán Florence expone la dura realidad de la desigualdad en Estados Unidos

El huracán de categoría 4 avanzó a una velocidad de varios kilómetros por hora inundando las Carolinas estadounidenses

La Cataluña imaginaria y autosuficiente de los separatistas catalanes

“La autosuficiencia es incompatible con el diálogo. Los hombres que carecen de humildad o aquellos que la pierden, no pueden aproximarse al pueblo” Paulo Freire

Dos debates, dos Españas

La crispación general y el estilo bronco, zafio y chulesco del diputado Rufián representaba el nivel de descrédito que ha alcanzado el debate parlamentario

La distopía del Máster Casado

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris