Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   Fútbol / Liga BBVA   -   Sección:   Fútbol

El pozo del Atlético no tiene fondo (1-2)

El Valladolid se llevó los tres puntos de un Calderón que explotó ante el patético fútbol de los suyos
Redacción
domingo, 1 de febrero de 2009, 21:23 h (CET)
Llegaban al Vicente Calderón los dos peores equipos de 2.009 y ganó el menos malo. El Valladolid tuvo ocasiones para haber goleado, pero su ineficacia ofensiva hizo que se llevara una victoria mínima ante un Atlético que ni está, ni se le espera. El Calderón estalló y Aguirre está sentenciado

FICHA TÉCNICA
1- Atlético de Madrid: Leo Franco (0); Perea (0), Pablo (0), Heitinga (0), Pernía (0); Maxi (0), Assunçao (0), Raúl García (0), Simao (1); Agüero (0) y Forlán (0).
2- Valladolid:Justo Villar (1); Pedro López (1), Luis Prieto (1), García Calvo (1), Óscar Sánchez (-); Pedro León (2), Borja (2), Álvaro Rubio (1), Sesma (1); Canobbio (2) y Goitom (3).
Cambios : Sinama (1) por Simao (min.37), Banega (1) por Raúl García (min.59); Nano (1) por Óscar Sánchez (min.9), Víctor (1) por Cannobio (min.56), Vivar Dorado (-) por Pedro León (min.89).
Goles: 0-1-(min.50) Luis Prieto; 1-1-(min.54) García Calvo (p.p.); 1-2-(min.78) Víctor (pen.).
Árbitro: Ayza Gámez (Colegio valenciano) (1). Amonestó a los locales Maxi Rodríguez (m. 43) y Banega (m. 62) y a los visitantes Luis Prieto (m. 13) y Nano (m. 66).
Incidencias: 20.000 espectadores. Pobre entrada en un Calderón que se marchó colérico.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: El Valladolid vuelve a ganar
Se enfrentaban los dos peores equipos de 2.009 y tan mal lo hizo el Atlético que uno tuvo que ganar. El equipo blanquivioleta vuelve a sumar tres puntos tras cinco jornadas en las que había cosechado cuatro derrotas y un único empate.
Lo peor: La afición rojiblanca está harta
Tras trece años sin títulos, un mes entero sin victorias y un patético partido, la afición del Atlético explotó como hace mucho tiempo que debiera haber hecho y pidió la cabeza del entrenador Javier Aguirre y de los dirigentes Enrique Cerezo y Miguel Ángel Gil.
El dato: Siete partidos sin ganar del Atlético
Después de terminar el año con 15 partidos sin perder y en la tercera posición, empatado con el segundo, los rojiblancos no saben lo que es ganar en 2.009. Cinco derrotas (eliminados de la Copa) y dos tristes empates dejan al Atlético séptimo fuera incluso de puestos europeos.
José I. Fernández / Madrid

“¡Aguirre quédate, Aguirre quédate, Aguirre quédate!”… los que cantan son los aficionados del Real Valladolid, desplazados en buen número al Vicente Calderón y que disfrutaban con sorna del bochornoso espectáculo que los de rojiblanco les deparaban a los suyos y que, de rebote, les valía a ellos para resucitar.

Se enfrentaban sobre el encharcado césped los dos peores equipos de lo que va de año y a buena fe que demostraron el porqué de este galardón. El Atlético no tiró ni un solo tiro entre los tres palos en todo el encuentro. El único gol de los rojiblancos se lo metió en propia puerta García Calvo, ex atlético que reconocía en la previa sentirse muy identificado con los colchoneros y al que el nudo en la garganta no debía dejarle respirar, por lo que quiso ayudar. Es de bien nacidos ser agradecidos.

Cada contra, una ocasión pucelana
Pero es que este Atlético no gana ni aún con regalos. La primera parte parecía el típico partido que agoniza, con un equipo volcado en pos de la victoria y otro que a cada contra da sensación de poder matar el partido. El Atlético era el conjunto volcado, pero lo curioso es que ni pisaba el área. El Valladolid era el matador en potencia, pero su flagrante inoperancia en ataque hacía que el 0-0 no se moviera. A cada contragolpe, Goitom jugaba con Pablo y Heitinga como si fueran alevines, Pedro León hacía de su banda una autopista sin peaje y Cannobio rasgaba la zaga rival como si fuera de mantequilla.

A los diez minutos, el mediapunta uruguayo ya se había plantado solo delante de Leo Franco, y sólo una salvadora pierna de Pablo, al filo de la legalidad, evitó que el fatal desenlace comenzara a escribirse temprano. El Valladolid lo tenía sencillo, un simple patadón desde línea de medios de Borja o de Álvaro Rubio bastaba para que Heitinga pegara una patada al aire o Pablo matara moscas con la cabeza y alguno de sus delanteros encarara en ventaja.

Sin embargo, a la hora de rematar la faena, el Valladolid mandaba fuera lo que estaba dentro, como le ocurrió a Goitom a la media hora cuando cabeceó arriba totalmente solo.

Segundo acto, aumenta el despropósito
La segunda mitad comenzó como lo primera, pero esta vez con gol. El Atleti seguía dando patadas al aire, saltos sobre los charcos y balonazos a la grada, cuando en una de esas, un acertado despeje de Leo Franco al mismísimo punto de penalti acertó a ponerlo en las redes Luis Prieto. Alguna tenía que entrar.

Sin embargo, el Atleti es así y a la siguiente jugada empató el encuentro. Fue un centro de Sinama, que entró en la primera parte por un lesionado Simao (otra buena noticia), el que dejó solo en el segundo palo a Forlán. El uruguayo la empalmó a Cuenca, pero García Calvo, como decíamos muerto de la vergüenza, se la metió dentro como tributo a los cinco años que vistió la rojiblanca.
Pero estaba claro que el Atlético no tenía ninguna intención de ganar su primer partido del año. Ya será en 2.010. Raúl García no paraba de perder balones y Aguirre le quitó en su única, y tal vez última, decisión. Banega entró al campo, concienciado según dijo para no ver más tarjetas, y a la primera que tuvo hizo una entrada a destiempo que le valió la amarilla. Agüero estaba lento, Forlán torpón, y el mejor era Pernía, lo cual define lo que era el partido.

Mientras, cada contra blanquivioleta seguía creando psicosis en la grada, y Jonathan Sesma fallaba la de Cardeñosa en lo que seguía siendo una demostración de tirar con una escopeta de feria.

Y en vista que de otra forma no iban a meterlo, Pernía derribó en el área a Goitom (octavo penalti en contra, el que más de toda la Liga), y Víctor batía a Leo con esa frialdad que sólo concede Dios y que hiela los años.

“Estoy hasta los huevos de la familia Gil”
Fue el turno para pedir la cabeza de Aguirre, que se concederá al pueblo para amansar a las fieras, y la de Cerezo y Gil Marín, que no caerá esa breva. Y el público se volvió al palco, después de mucho tiempo. Pero ahí se está muy caliente como para dejar el asiento. Ahí no hay nieve que quitar. Ni hay que quedarse sentado en el descanso para que no te quiten uno de los asientos de las tres últimas filas, para no mojarte tapado por los palcos Vips. Ya se pone otro entrenador, a ser posible barato, y podemos pasarnos otra temporada. Así llevamos ya trece años. O 22. Ya no me acuerdo…


SALA DE PRENSA
Javier Aguirre(entrenador del Atlético)

"¿Temer por mi puesto? Estuvo Enrique Cerezo con nosotros, habló fuerte con los jugadores y conmigo, pero sigo trabajando. No me han comunicado nada. Tengo un contrato que firmé con dos personas delante y no me han dicho nada de que ese contrato termine antes de lo establecido. Si estuviera dolido, si viera que no hay respuesta en el vestuario, sería el primero en saber que esta situación no tiene marcha atrás. Pero confío plenamente en mi trabajo y en el de ellos. Espero que el 31 de mayo estemos hablando de otra cosa".
Mendilibar(entrenador del Valladolid)

"La victoria es justa. Hemos sido muy superiores. Necesitábamos la victoria. Hay días que, aunque necesitándola, no ganas, pero hoy hemos hecho el partido para ganar porque hemos sido superiores al Atlético de Madrid. Hemos sido mejor equipo. Hemos tenido ocasiones de hacer más goles. Esta victoria nos servirá para coger la confianza que necesitábamos en todos los sentidos, como equipo y también para los jugadores, a nivel individual".


Noticias relacionadas

Una Real con nueve vence al Huesca gracias a Mikel Merino

El partido pudo haberlo ganado cualquiera de los dos contendientes

'Manita' del Sevilla para iniciar el camino a la sexta

Subsanando los errores en LaLiga

El Betis domina en Grecia, pero no culmina

Los de Setién empatan sin goles con Olympiacos en su vuelta a Europa cuatro temporadas después

La RFEF impedirá que el Girona-Barça se dispute en Miami

Enviarán una carta a Javier Tebas con la prohibición

Bayern y United vencen a domicilio y el City pincha en casa ante el Lyon

CSKA Y Plzen empatan; El Madrid, líder
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris