Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Carta al director  

Los sacerdotes y la confesión

Josefina Galán (Málaga)
Redacción
sábado, 31 de enero de 2009, 08:49 h (CET)
Aprovechando la oportunidad que me da este periódico para poder expresarme, lo hago encantada para contestar a unos comentarios que vengo escuchando y leyendo en algunos medios de comunicación.

Al parecer "se lamentan de que los sacerdotes pasan de la confesión, porque ni siquiera se ponen en el confesionario", sí alguno lo hace mal, por él, mucha cuenta tendrá que dar a Dios. Pues… yo, normalmente las Iglesias que frecuento, antes, durante y después de las Misas, incluso si hay personas, siempre se quedan sacerdotes en el confesionario.

Y, desde luego, si la mayoría de las personas que frecuentan los psicólogos, pasaran antes por un buen sacerdote, -lo siento por los facultativos- seguro que el número de pacientes se les iba a reducir.

Nada es más eficaz que la Misericordia de Dios.

Noticias relacionadas

Teresa Lozano, nada ligera (y II)

Son los viejos instantes, las pérdidas, las ausencias y las certezas de que el hombre está solo

El protocolo de la investidura del presidente del Gobierno

El acto de investidura es la condición previa a superar antes de tomar posesión del cargo

Se acelera el cambio

Parece que el cambio climático y el calentamiento global ya están causando graves problemas. La desertización de amplias zonas del planeta avanza a pasos agigantados

“La Iglesia católica no es extranjera”

Carlos Navarro, Castellón

Escuchar a los empresarios de Cataluña

Valentín Abelenda Carrillo, Tarragona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris