Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Música

Etiquetas:   Crítica de música   -   Sección:   Música

Música para recordar el Holocausto

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
sábado, 18 de abril de 2009, 11:13 h (CET)
En estas últimas semanas la mención del Holocausto se ha paseado por los medios de comunicación, primero con motivo de la invasión de Gaza por el ejercito israelí, después con la declaración de algunos obispos de la Iglesia Católica que han negado la existencia del genocidio nazi contra el pueblo judío y más recientemente con motivo de la celebración del día en recuerdo del Holocausto establecido por la ONU para recordar a los seis millones de judíos que perdieron la vida en los campos de concentración del nazismo. Era pues la ocasión para escuchar con detenimiento y atención un disco que hace unos días llegó a mi discoteca dedicado a recordar, mediante la música y la palabra, a todos aquellos que padecieron, algunos hasta la muerte, la política criminal de los fanáticos seguidores de Hitler.




Portada del disco.


El grupo “Brossa Quartet Corda” toma su nombre del desaparecido poeta Joan Brossa del que se consideran seguidores en su voluntad de imaginación y del ideal de unidad que debe tener cualquier forma de fenómeno artístico. El grupo, proveniente de la Orquestra de Cambra Terrassa 48, está formado por los violinistas Aleix Puig y Pere Bartolomé, Imma Lluch a la viola y Oleguer Aymamí al violoncelo aunque en sus propuestas se apoyan en diversos colaboradores como en el caso de estas “Músiques de l’Holocaust” donde han contado con Gregori Ferrer al acordeón y la voz del actor Elies Barberá encargado del recitado de los textos. El espectáculo que recoge esta grabación fue estrenado en febrero del 2007 y después de un amplio recorrido por multitud de escenarios de toda España ha sido recogido en este CD que supone la primera grabación discográfica del grupo.

Estamos ante un disco para escuchar con atención y para seguir los textos en la carpeta que le acompaña, escritos en catalán, castellano e inglés. Es un trabajo que requiere la interacción con el oyente para que éste quede totalmente impregnado de esta grabación donde la música y el texto dramatizado recogen una parte del material, tanto musical como literario, nacido en los campos de concentración o trabajos posteriores relacionados con aquella época histórica. Los instrumentos de cuerda, el acordeón y la voz humana prestan todo su dramatismo en esta grabación.

En este CD se recogen algunas de las canciones que sobrevivieron al Holocausto así como una parte de los textos que esta lacra de la humanidad generó. En algunos casos fueron los propios verdugos los encargados de preservar para el mañana aquellas canciones populares de los que iban a ser gaseados y exterminados, esto hizo que con su desaparición no se extinguiera una parte de sus tradiciones, en otras fueron los supervivientes los encargados de legas a la posteridad este testimonio. Con la audición de este disco se nos propone un viaje musical por estas músicas y tendiendo un puente entre la música clásica y los sones klezmer, zingaros o mediterráneos “Brossa Quartet de Corda” hace una imaginario ejercicio de reconstrucción de la memoria musical del pueblo judío dándonos a escuchar la voz de los vencidos en los textos que los supervivientes escribieron. Entre las músicas encontramos temas tradicionales hebreos, zíngaros, macedonios e incluso aquella “Dona, Dona” que Joan Báez convirtió eh himno pacifista en los años 60. Los textos de Primo Levi, Joaquin Amat Piniella, Mercé Núñez Targa, Jorge Semprun, Anita Lasker-Walfisch, Salvatore Quasimodo, León Felipe y Tadeusz Rózewicz hablan de aquellos años del horror en este CD que consta de cuatro partes que encaminan al oyente por el drama de los judíos :Entrada, Supervivencia, Muerte y Renovación, donde al final es la esperanza de los temas “Dona, dona” y “Chava” los que dan a este material ese toque de ánimo que hace ponerse nuevamente en pie a los vencidos.

Estoy seguro que este “Músiques de l’Holocaust” no alcanzará el top-ten en las listas de discos más vendidos ni más escuchados, pero para mí es uno de los mejores trabajos que se han editado en el año 2008. Mi consejo es que lo escuchen, eso si con mucha atención, como se merece, y teniendo delante los textos. Y si pueden ver en directo al Brossa Quartet de Corda no se lo pierdan, el próximo 31 de Enero actúan en el Auditori Municipal de su Terrasa natal.

Noticias relacionadas

Diez canciones para deslizarte (bailando) por la cuesta de septiembre

Enfréntate a la rentrée bailando

Sidonie estrena el videoclip de 'Maravilloso'

El estilismo corre a cargo de Magda Cano Die

SOLDIER publica su nuevo disco "The Sleeping of Reason"

Será el próximo viernes 7 de septiembre

Un viaje al mundo de la música clásica de la mano del maestro español más internacional

Trabajo, esfuerzo y sacrificio son algunas de las claves para lograr el éxito

La música, un recuerdo casi táctil

De la elección de la música adecuada depende el éxito de la cita
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris