Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Bofetadas que dejan huella

Pili S. Montalbán (Barcelona)
Redacción
viernes, 30 de enero de 2009, 09:30 h (CET)
La Audiencia Provincial de Jaén ha dictado la pena de encarcelamiento de dos meses y una orden de alejamiento a la madre que abofeteó a su hijo durante una discusión a causa de los deberes.

Este es el estímulo de la justicia a la insurrección, la rebeldía, la falta de respeto y la desobediencia de los hijos contra los padres bajo cuya autoridad debe educarse la prole, con o sin bofetadas. Más en este caso, ya que la madre sordomuda no contaba con más armas para hacer entrar en razón a su rebelde de 12 años. Pero si según esta sentencia los padres de media España deberían estar encarcelados por los cachetes con carácter retroactivo dados con más o menos motivo, más lo deberían estar por permitir las salidas nocturnas donde el alcohol, la droga, los accidentes de tránsito o el sexo les pueden producir un daño irreparable.

Noticias relacionadas

Thanksgiving’s day

El Black Friday será una marabunta de compradores compulsivos de unas rebajas que no tengo yo muy claro que sean tales

El otro 20N

En la actualidad sigue el mismo partido y otros que mantienen el ideario antidemocrático y fascista

Estrasburgo y la exhumación de Franco. Torra y sus ínfulas

Socialistas y soberanistas catalanes quieren morder un hueso demasiado grande para sus quijadas

En cada niño nace un trozo de cielo

Un privilegio en el ocaso de nuestros andares y una gracia

Por fin

Ya era hora. Por fin han valorado el buen hacer de los malagueños
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris