Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

¿Torturadores en Foro Social de Belem?

Luís Agüero Wagner
Redacción
jueves, 29 de enero de 2009, 08:49 h (CET)
El Obispo Fernando Lugo estará en el Foro Social de Belem a fines de este mes de enero de 2009, y aunque anuncia una disertación sobre la teología de la liberación, muchos desearían escuchar su opinión sobre la tortura.

Aunque los militares paraguayos todavía no rindieron cuentas por los delitos de lesa humanidad que cometieron durante la dictadura, ya resurge la Tortura con fuerza en el Paraguay de Fernando Lugo, de la mano de los operativos de extensión del Plan Colombia en este país.

La impunidad de un pasado de brutales represiones incentiva el resurgimiento de estas prácticas, arraigadas con la dictadura y que llegaron a su cúspide bajo el gobierno de Alfredo Stroessner.

Miles de ciudadanos paraguayos fueron desaparecidos, torturados y descuartizados en ese tiempo. Luego los tiraron en el Río Paraná y a otros los tuvieron en las mazmorras por más de 20 años.

Actualmente han recrudecido las viejas prácticas, sobre todo en San Pedro, con el establecimiento del PLAN Colombia de la mano de los acuerdos entre Lugo y Alvaro Uribe.

DENUNCIAN TORTURAS EN EL PARAGUAY DEL OBISPO

El diario La Nación de la capital paraguaya denunció torturas a detenidos por un supuesto ataque a un puesto militar, establecido en el predio de la estancia de una brasileña.

La nota denuncia que los detenidos el domingo en Nueva Fortuna y luego trasladados a Tacuatí fueron torturados por militares por varias horas, según denunciaron los hermanos Alcides y Héctor Martínez, en la Fiscalía de Horqueta.

EL TERROR QUE NUNCA SE FUE
Un medio digital paraguayo publicó que el monseñor Zacarías Ortiz reconoció que la Policía torturó a varios de los detenidos en el marco de los operativos de control que se desarrollan en la zona norte del país.

También aparece en la prensa digital el desesperado reclamo de los familiares de un campesino asesinado por el terror impuesto por los ganaderos.

LA IMPUNIDAD FACILITA RECRUDECIMIENTO DEL TERROR

Los violadores a los Derechos Humanos siguen muriendo inocentes y facilitando que la tradición sobreviva. "Se pueden citar los casos de Stroessner, Rodríguez, Edgar L. Insfrán, generales Patricio Colman, Leongino Escobar, Otello Carpinelli Yegros, Johansen, Alejandro Fretes Dávalos, y otros", dijo el incansable luchador por los derechos humanos, Martin Almada.

Muchos de los colaboradores y propagandistas del dictador, como Aldo Zucolillo, Humberto Rubín, Alcibiades González Delvalle, inclusive se encuentran en privilegiadas posiciones con respecto al nuevo gobierno.

"Los que nos negaron el derecho a la vida, a la libertad están gozando de ellas como si nada hubiera ocurrido", añadió el defensor paraguayo de derechos humanos al reprochar la actitud de jueces y fiscales que no se animaron a procesar ni castigar a los verdugos de miles de paraguayos.

El imperio norteamericano, el principal responsable de haber militarizado la política y convertido en industria la represión, tampoco ha hecho un mea culpa de todos los daños ocasionados.

Lo peor de todo, es que la negra historia de la asistencia del Imperio a los tiranos criminales del Plan Cóndor, sigue sin tan siquiera relatarse debidamente por los cronistas.

¿NOS CREEN ESTÚPIDOS?
"Nos prometieron el cambio y ahora el ministro del interior Rafael Filizzola nos mete los fusiles por el ojete" graficó la situación el periodista Rubén Velazquez. ¿Este es el cambio prometido?, se pregunta como muchos.

"¿Qué cree este Filizzola? ¿Qué somos tontos?" se pregunta Juan A. Martens Molas, Abogado de la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (CODEHUPY).

El Relator de la ONU sobre Tortura, Manfred Nowak, reconoció en un reciente informe que la tortura sigue siendo una realida palpable en Paraguay, por lo que los intentos de Filizzola de negar los hechos se asemejan a querer tapar el sol con un dedo. Más aún si se considera que las imágenes no mienten, y las fotografías de campesinos muertos luego de haber sufrido torturas hablan por sí solas.

UN FORENSE AL SERVICIO DE LOS TORTURADORES
Oscar Mieres, médico forense de Concepción, quien chequeó el estado de salud de tres campesinos detenidos en Concepción, dijo que no encontró signos de tortura en los agricultores. "Es la opinión de alguien que hace de juez y parte" afirma el conocido médico rural Joel Filártiga, quien hizo un diagnòstico enfrentado al de Mieres.

Voceros de la fuerza represiva policial-militar en San Pedro, por su parte, desmienten la existencia de nuevas detenciones y armas incautadas en Yrybu Cua, como lo aseguraban en principio radioemisoras de la región.

El dirigente campesino Demetrio Alvarenga, en tanto, denunció la tortura de que fueron objeto sus compañeros y aseguró que temía por su vida.

Alvarenga, dirigente de la Mesa Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (MCNOC) hizo la denuncia ante la prensa fue respaldado por Monseñor Ortíz. El líder campesino anunció que su vida está en riesgo, por lo que ya se trasladó de la zona conocida como Kurusu de Hierro, donde se mantendrá en la clandestinidad ante el temor de ser "ajusticiado" por las fuerzas militares que "rastrillan" la zona.

El Obispo dijo al respecto: "Estoy moralmente seguro que si. Algunos jóvenes lloraron al contar el hecho".

Monseñor Ortiz dijo que intentó hablar con el presidente de la República, pero sin éxito.

"En el tiempo del estronismo estábamos acostumbrados a estos hechos. Los detenidos, hoy ya liberados por falta de pruebas, no están implicados en el ataque al destacamento militar de Tacuatí", afirmó.

LOS TORTURADORES DEL OBISPO
Aplicando la misma estrategia de la policía política del dictador Stroessner, el gobierno del obispo Fernando Lugo, que ha desatado una guerra contra los campesinos paraguayos, niega que los campesinos sean torturados en San Pedro, o los acusa de ser delincuentes comunes. Las imágenes, cuyo valor supera a las palabras, dicen lo contrario.

Es conocido que el Departamento de Investigaciones que dirigía el temible Pastor Coronel, negaba la existencia de torturas, acusaba a los presos políticos de ser delincuentes comunes o directamente afirmaba no conocerlos.

Cuando en Septiembre de 1976 los detenidos por el caso de la OPM que atiborraban el Departamento de Investigaciones fueron trasladados al campo de Concentración de Emboscada, Rodolfo y Benjamín Ramírez Villalba no salieron con vida de Investigaciones. Por alguna razón que no quedó registrada, una orden superior ordenó eliminarlos.

Posteriormente la policía afirmó que los detenidos jamás pasaron por el tenebroso organismo de la represión estronista.

Octavio Rubén González Acosta, detenido en noviembre de 1975, sufrió el mismo destino. En octubre de 1976 Pastor Coronel respondió a un requerimiento de Amnesty International asegurando que González Acosta "no resgistra antecedente en esta Dirección".

Las conspiraciones y guerrillas que sólo estaban en la imaginación del tenebroso jefe de la policía política estaban a la orden del día, para detener opositores al régimen, como hoy los opulentos sojeros brasiguaos acusan con el dedo en forma atrabiliaria a los dirigentes campesinos que les molestan, para que sean detenidos y torturados en San Pedro por los subordinados del ministro Rafael Filizzola.

Todo el aparato de propaganda de la dictadura: ABC color de Aldo Zucolillo, vinculado al Plan Cóndor y la secta Moon, o Radio Ñandutí, propiedad con la que se quedó el animador de los cumpleaños de Stroessner Humberto Rubín, se mantiene intacto para negar o desviar la atención con respecto a la salvaje represión que ha convertido San Pedro en un gran Abu Ghraib.

Mientras se torturaba en San Pedro, el ministro Dionisio Borda, se reunía con los referentes de USAID en Paraguay para recibir instrucciones. Precisamente Borda es referente de un grupo, aglutinado en Tekojojá, que recibió fuerte apoyo de USAID a través de ONGs fantasmas y espaldarazo de James Cason, para ganar las elecciones del 20 de abril.

Noticias relacionadas

¿Inmigración sin filtros? La criminalidad se instala en España

“La inmigración ilegal es la crisis de nuestro país. Es una puerta abierta para las drogas, criminales y terroristas potenciales para entrar en nuestro país. Se está agotando nuestra economía, añadiendo los costes de nuestra justicia, la salud y los sistemas educativos.” Timothy Murphy

¡Casualidades…des……des………des!, con eco

El Destino no está siendo especialmente amable

Cerdos y tirantes

Decía Pablo Iglesias en algun reunión con sus amiguetes de la kale borroka que había que “cazar fachas”

Carles Riera, sin foto en el cartel

Perfiles

¿Será Erdogan el nuevo Saladino de Jerusalén?

¿Peligra la vida de Erdogan?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris