Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Cajas y bancos: Incitando "la vista" de Robin Hood

Ángel Morillo (Badajoz)
Redacción
viernes, 30 de enero de 2009, 09:30 h (CET)
“No son terroristas. Pero tampoco respetan la ley. Pertenecen a un grupo de nombre complicado: Movimiento de Parados y Precarios en Lucha. Y últimamente han adquirido cierto renombre en Francia tras haber actuado estas navidades en los grandes almacenes Lafayette, en Rennes, y en dos Monoprix de Nantes y del centro de París”.

Así empieza el artículo referido a estos activistas del País vecino que llenan las cestas de comida y se niegan a soltar un euro con el argumento de que las campañas de movilización por los derechos sociales ya no funcionan y hay que buscar formas de solidaridad más concretas: “autodefensa social”, “autodistribución”. Son los llamados Robin Hood de los Supermercados, puesto que lo sustraído es repartido minuciosamente entre parados, inmigrantes y demás colectivos con problemas de supervivencia.

Aquí en España, todos sabemos –no voy a entrar en cifras- que las cuantiosas ayudas que están recibiendo del Estado los Bancos y Cajas de Ahorro, por el momento, sólo han servido para saldar sus deudas provocadas por la avaricia financiera. Y, obviamente, estas ayudas, que han salido de los abrumadores impuestos que pagamos todos –excepto la mayoría de los ricos, nueve de cada diez no paga impuestos- y estaban destinadas a hacer fluctuar el mercado del crédito e hipotecario, se han difuminado en el paroxismo de la crisis porque Cajas y Bancos -¡vaya jeta!- se niegan a “corresponder”.

Así vistas las cosas, es fácil que, cualquier día, nos encontremos con que un grupo de personas exasperadas por la situación en que nos hayamos, un grupo de “Robin Hood de las finanzas”, “visite” algunos Bancos y Cajas de Ahorro para hacer que parte del dinero “prestado” vuelva a los ciudadanos. La pena será -caso de ocurrir- que si en Francia, para no complicar la situación, se les dejó marchar con los carros llenos, aquí serán detenidos y vilipendiados por impedir que el latrocinio se consume, aunque lo que se lleven sólo sea una ínfima parte de lo que Cajas y Bancos de todos han recibido.

Noticias relacionadas

¿Una Constituyente?

La Constitución de 1978 no prevé el caso de la reciente sentencia del caso Gürtel que pone en duda la veracidad de las declaraciones del presidente en sede parlamentaria

La jungla urbana

​No se dan cuenta los señores políticos que han perdido por completo la credibilidad para el común de los mortales

No es lo mismo predicar que dar trigo

La demagogia es la hipocresía del progreso

Los pronósticos se cumplieron. España sumida en el desconcierto

“Acepta. No es resignación pero nada de hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar” Dalai Lama

A vueltas con la justicia

Desde el Código de las Siete Partidas a nuestro sistema punitivo actual han pasado siglos pero, a mi entender, sigue siendo bastante deficiente
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris