Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El gran sofisma

Miguel Rivilla (Madrid)
Redacción
viernes, 30 de enero de 2009, 09:30 h (CET)
Con el diccionario en la mano de la RAE, se entiende por sofisma:”Razón o argumento aparente con que se quiere defender o persuadir lo que es falso”. El señor Zapatero, en el programa: “Tengo una pregunta para usted” de La 1 de TVE (26/1), impartió a la audiencia, entre otras, una lección práctica de sofismas, con el tema del aborto.

Hábilmente eludió el contestar si el embrión es algo o alguien, sujeto de derechos o no; es decir, si es persona o individuo. Desvió la atención del personal con el derecho de la mujer a disponer de su cuerpo-él no metería en la cárcel a ninguna mujer por abortar- y quiere, en esta legislatura, hacer firme la ampliación de la Ley del aborto, o de plazos, para homologar a España con países desarrollados, aunque él respeta otras opiniones como la de la Iglesia.

La réplica al gran sofista, es que el aborto no es cuestión sólo moral o religiosa, sino científica. Es la ciencia en general, la que afirma que desde el instante de la unión del espermatozoide con el óvulo (concepción ) se genera otra vida humana en el seno de la mujer, distinta de la de su cuerpo, con derecho inalienable a su pleno desarrollo. Todos hemos sido embriones antes de nacer. El suprimir en el vientre de la madre una vida humana es, además de un pecado gravísimo, un crimen punible. El crimen del aborto en España tiene visos de verdadero genocidio y es la mayor lacra y vergüenza de nuestro siglo. Señor Zapatero, pasará a la historia como el máximo responsable de los crímenes contra la vida.

Noticias relacionadas

hasta qué punto falla la vigilancia

Este artículo de opinión es el segundo de cuatro para analizar el fenómeno de los refranes

Cataluña intenta desprestigiar a España

¿Hasta qué punto falla la vigilancia?

Quebrantos delictivos

Si diluimos las normas, diluimos las leyes y diluimos los razonamientos; nos evaporamos como personas

Amnistía Internacional y los tres de Altsasu

La Doctrina Aznar

La dignidad de una generación

La generación de nuestros mayores es la que vuelve a alzar su voz para vergüenza de quienes callan
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris