Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   MARRUECOS   Política   -   Sección:   Opinión

Mohammed VI, un rey elogiado en el país de la guillotina y el cocarde

El rey de Marruecos fue elogiado por Hollande en la misma cuna de la más famosa revolución anti-monárquica simbolizada por la guillotina y el cocarde
Luis Agüero Wagner
@Dreyfusard
viernes, 19 de febrero de 2016, 08:37 h (CET)
Tras recibir el miércoles de esta semana honores en Paris, el Rey Mohammed VI de Marruecos fue elogiado por el presidente francés, François Hollande, quien resaltó "el papel esencial de Marruecos" en la seguridad del Magreb y del Mediterráneo occidental, durante el encuentro que sostuvieron en el Elíseo.

Hollande y Mohammed VI repasaron temas como el conflicto libio, cuya reciente resolución se debió al eficaz papel del segundo, quien dio impulso al proceso auspiciado por la ONU. El acuerdo para la paz en Libia se firmó en la ciudad marroquí de Skhirat.

Ambos coincidieron en que la cuestión de Libia plantea grandes desafíos a la seguridad en el Magreb y el Mediterráneo Occidental.

El Rey de Marruecos, amante de la ecología y promotor de energías limpias en su país, se comprometió a trabajar para que todos los países ratifiquen el reciente Acuerdo de Paris en defensa del clima.

También acordaron cooperación en torno a la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático COP22 a realizarse en el mes de noviembre en Marrakech.

En la reunión también se discutieron aspectos comerciales, y la lucha contra el terrorismo, en la cual Marruecos ha cumplido un preponderante y exitoso papel.

François Hollande, y el Rey Mohammed VI, después de sus conversaciones en el Palacio del Elíseo , visitaron la sede del Instituto Mundo Árabe ( IMA ) en París.

En ese lugar, el Presidente del Instituto, Jack Lang, presentó al rey de Marruecos y al presidente Hollande , el proyecto del futuro Centro Cultural de Marruecos en París, que estará destinado a fortalecer los lazos de la comunidad marroquí en Francia con su país de origen .

Según los diseñadores del proyecto, el centro cultural será un escaparate de la cultura marroquí en su diversidad, y tendrá como objetivo participar en la promoción de la herencia y las tradiciones del Reino en Francia y Europa .

Este proyecto será levantado en un amplio terreno ubicado en el Boulevard Saint- Michel , sitio de la antigua sede de la Asociación de Estudiantes Musulmanes del norte de África , que es una propiedad de Marruecos . El costo de este proyecto se estima en 7 millones de euros.

También se firmó un acuerdo que contempla para octubre una exposición relacionada con Marruecos, cuando se celebren sesenta años de la llamada “independencia” del Reino.

El rey de Marruecos exhibió su profundo apego a la cultura visitando la exposición alusiva a “La leyenda de Osiris”, donde se exhiben 250 obras inéditas y patrimonios de la humanidad provenientes de cuarenta museos de El Cairo y Alejandría.

Mohammed VI se ha destacado por su labor en pro de la tolerancia religiosa, la promoción de la cultura de la convivencia entre civilizaciones y la asociación del conocimiento.

El elogio de Hollande es particularmente significativo proviniendo del presidente socialista de un país que puede ser considerado un ejemplo de republicanismo, y cuya historia tuvo su glorioso momento universal con una revolución que en el siglo XVIII pretendió liquidar la monarquía.

A más de dos siglos, aquietadas las pasiones, algunos detractores de la monarquía parecen reconocer que el mero hecho de que en un país no exista un rey, no significa que su estado sea verdaderamente republicano.

Debemos convenir que hay muchos países que llevan la palabra república en sentido nominal, y cuyos líderes políticos no se inspiran en absoluto en los valores ilustrados del republicanismo, y terminan, corrupción de por medio, convirtiéndose en reyezuelos vendidos y déspotas deslustrados.

Bien harían algunos ideólogos de campañas contra Marruecos en reflexionar al respecto e intentar ser verdaderamente republicanos, antes de pensar en acabar con un Rey. Con mayor razón si éste recibe elogios de los mismos herederos de la Revolución Francesa, en el pais de la guillotina y el cocarde.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

Un tejido de hábitos transformadores

No menos trascendentales han de ser nuestras propias transformaciones interiores

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XV)

Hay que liberar a los miembros del Opus Dei de la funesta manía de pensar

Un salabre oxidado

Un relato estival de Francisco Castro Guerra

Te invito a un Cat Café en A Coruña

Ya podía nuestra sociedad darse más cuenta de que son seres vivos

Respetar la verdad y la autoridad en la materia

Artículo de Carmen de Soto Díez, Consultora de comunicación
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris