Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Tortura, Teología y herederos de Stroessner

Luís Agüero Wagner
Redacción
lunes, 26 de enero de 2009, 06:42 h (CET)
El obispo-presidente de Paraguay, Fernando Lugo, está invitado al Foro Social de Belem, para disertar sobre la teología de la Liberación(*).

Muchas organizaciones de DDHH, sin embargo, desearían más bien escuchar sus explicaciones sobre las torturas en San Pedro.

El Foro Social Mundial de Belém es organizado por decenas de organizaciones civiles y populares, y la prensa paraguaya centra su atención como siempre, en el tema de Itaipú, una cuestión en la cual el diario ABC color lleva cuarenta años fracasando en sus campañas.

El presidente brasileño, Luiz Lula da Silva, viajará por su parte a Belem el 29 de enero, según informaron fuentes del Palacio del Planalto.

FERNANDO LUGO, FALSO IZQUIERDISTA
Si existe alguien verdaderamente desubicado en la lista de presidentes de la izquierda latinoamericana que insiste en difundir la prensa mediática, ese es Fernando Lugo.

Todos saben en Paraguay que ganó las elecciones del 20 de abril con apoyo del embajador norteamericano James Cason, el diario anticomunista ABC color, y los votos del grupo neoliberal y pitiyanqui de Luis Alberto Castiglioni, sumado a los del sector de Stroessner.

A pesar de todo, con una propaganda goebbeliana, sus publicistas consiguieron fabricarle una imagen de izquierdista de utilería, con la que piensa aparecer en Belem mientras en Paraguay ha resurgido la tortura, para complacer a sus aliados de la Ultraderecha.

BOCHORNO DEL OBISPO EN EL CONGRESO
El bochorno sufrido el jueves en el parlamento por el obispo Fernando Lugo, desairado por sus supuestos aliados y apoyado por supuestos adversarios, demuestra la falta de liderazgo de una candidatura fabricada en la embajada y los medios.

Es conocido en Paraguay que el principal factor aglutinante del abigarrado sector que aportó votos al obispo no fue el supuesto liderazgo del clérigo jubilado, sino más bien el rechazo hacia Nicanor Duarte Frutos, lo cual hizo que el obispo sumara los votos de grupos de la ultraderecha neoliberal y fascistoride como el de Luis Alberto Castiglioni y Stroessner.

El 20 de abril, aunque cueste entenderlo, no se votó por Fernando Lugo. Se votó contra Nicanor Duarte Frutos.

Si hubiera existido un liderazgo real, partidos luguistas como Tekojoja o Pmas hubieran logrado mayor cantidad de votos, y es conocido el rotundo fracaso de ambos grupos.

UNA DURA DERROTA LUGUISTA
Como un duro revés del obispo Fernando Lugo, califica a lo sucedido ayer el diario La Nación hoy viernes.

Según el diario Lugo encajó una dura derrota en la Cámara de Senadores, al no haber quórum en la sesión convocada por el mandatario para el día de ayer, donde debía debatirse la terna de candidatos para cubrir la vacancia dejada por el ministro Wildo Rienzi en la Corte Suprema de Justicia.

Para el cupo los aliancistas ya habían pactado con el sector colorado del castiglionismo -igual que el 20 de abril, cuando sumó su votos a la oposición- designar a Emiliano Rolón Fernández.

Sin embargo, legisladores del mismo partido que llevó al poder al clérigo como los senadores liberales Alfredo Luis Jaeggli y Zulma Gómez fue determinante para que se evitara la sesión. A estas deserciones también se añadió la llegada tardía de la senadora Iris Rocío González, vicelíder de la bancada del PLRA.

Solo estuvieron 21 senadores de los 23 legisladores para que haya el quórum correspondiente y se pueda sesionar.

La realidad cada vez más imposible de ocultar, a la vista de estos hechos, es que el obispo Fernando Lugo ganó las elecciones del 20 de abril merced a pactos con la derecha pitiyanqui de Castiglioni, además del notorio respaldo de la embajada norteamericana ocupada por James Cason, y con el apoyo de la prensa vinculada a la Secta Moon.

IMPOSIBLE OCULTAR PACTOS CON ULTRADERECHA

La base política del obispo, cada vez resulta más evidente, la constituyeron grupos de activistas vinculados a ONGs derechistas relacionadas con el NED, IAF, USAID, etc., que se sumaron a los neoliberales pitiyanquis como el sector de Luis Alberto Castiglioni y los partidarios del desaparecido dictador Alfredo Stroessner, todos ellos disidentes del partido colorado que presentó una candidatura que no era del agrado de estos grupos de extrema derecha.

Algunos sectores que se autoproclaman izquierdistas alegaron razones de coyuntura para y se colgaron como furgón de cola de la candidatura del obispo.
Hoy su presencia constituye parte del libreto de la derecha, que los instrumenta como excusa para atacar una supuesta infiltración marxista en el gabinete del clérigo. La verdad es muy distinta, dado que el entorno del obispo en su totalidad está compuesto por personeros del neoliberalismo y la embajada norteamericana.

INTENTO DE COMPRAR VOTOS
Otra nota destacada constituyó la denuncia de que Fernando Lugo intentó comprar votos en el Parlamento para la sesión de ayer, en la que fracasó rotundamente en su intento de renovar ministros de la Corte Suprema de Justicia, según se hizo eco la prensa radial.

Roberto Paredes fue destituido sin causa justificada de su cargo de consejero de Yacyretá, y trascendió que su cabeza fue pedida por Aldo Zucolillo, un fuerte empresario vinculado a la secta Moon que apoyó la campaña proselitista del obispo con su diario, el ABC color.

También circuló un fuerte rumor que la silla de Paredes en el consejo de Yacyretá, intentó ser canjeada por votos con algunos miembros de la bancada del Partido Liberal.

Paredes acusó a Lugo de estar rodeado de "gente chatarra" que solo prioriza sus propios intereses, y la seguidilla de fracasos políticos parece darle la razón.

A pesar de la sucia estratagema, el obispo Fernando Lugo quedó en ridículo ante propios y extraños , demostrando total falta de poder de convocatoria, liderazgo y capacidad de maniobra.

El alejamiento de Paredes llamò poderosamente la atención, dado que se le consideraba un hombre fuerte en el entorno del gobierno y luguista de la primera hora.

Algunos afirman que su destitución se debió a un gesto antidemocrático de Lugo, que no soportó que Paredes mantenga una reunión con el general retirado Lino Oviedo, uno de sus adversarios.

Tras su destitución, Paredes se encuentra organizando un acto para conmemorar los veinte años del derrocamiento del dictador Alfredo Stroessner, gesta en la que Lino Oviedo tuvo un papel protagónico.

Sea cual sea el verdadero trasfondo de la cuestión, el gobierno del obispo ha quedado muy mal parado, y en medio de festejos, sus adversarios anunciaron que el próximo paso será buscar acuerdos para destituirlo por un juicio político.

Noticias relacionadas

Carles Puigdemont, President en el exilio

Perfiles

MacIntyre y la Ética en los conflictos

Esta obra de este filósofo moral trata del deseo y el razonamiento práctico

El mal ya está hecho. El 21D un mero trámite

“El amor, la amistad y el respeto no unen tanto a la gente como un odio común hacia alguna cosa” A. Chejov

Para los primeros cristianos la Navidad no era relevante

Para los primeros cristianos la celebración del nacimiento de Jesús no era relevante

Hacer amigos

Los amigos nos sacan de la soledad social que tantos estragos ocasiona
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris