Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Exprimiendo el discurso de Obama (II)

Miguel Massanet
Miguel Massanet
domingo, 25 de enero de 2009, 06:12 h (CET)
Si alguien quisiera encontrar un paralelismo entre la democracia estadounidense y el simulacro español de tal sistema de gobierno, del que tanto se ufanan nuestros políticos, no cabe duda de que pronto se cayera del guindo y renunciaría a cualquier intento de comparación. Por eso, cuando hemos podido comprobar el entusiasmo que ha demostrado el señor Zapatero y todo su séquito de chupópteros por la elección del señor Barack Obama como presidente de los EE.UU; no hemos podido menos que sonreír con un cierto cinismo porque el hecho se lo merece. Pero lo que ya nos producen carcajadas es el pique que han cogido los socialistas porque el PP ha alabado los modos y las formas del nuevo presidente de aquel país, nación a la que, tantas veces y con tanta injusticia, el PSOE ha denostado y pretendido ridiculizar. En fin, vivir para ver. Lo que no sé es sí, el señor ZP, se ha entretenido en echarle un vistazo al discurso del primer mandatario americano y si le ha dado tiempo para enterarse de algunos de los párrafos en los que se deja constancia de su forma de pensar y sus propósitos de actuación en muchos de los aspecto de la política de su país y de sus relaciones con el resto de naciones del Mundo. Ello, sin duda, nos da pie a reflexionar a cerca de la visión que tiene el señor Obama de la realidad de la situación mundial y de los problemas que afectan a su propia nación, en muchos casos similares a los del resto de naciones y, en otros, que atañen específicamente al pueblo americano.

Es por eso que considero interesente continuar con el comentario, que inicié en otro de mis artículos, insistiendo en intentar sacar conclusiones de algunos de los puntos más resaltables del documento al que nos estamos refiriendo. Podríamos comenzar por algo que parece que no les ha impactado a los socialistas españoles y que, a mi entender, tiene una gran importancia si es que queremos buscar analogías y puntos de encuentro entre el pensamiento político del señor Obama y lo que pudiéramos calificar de “perturbación totalitaria” de nuestro señor presidente. Y es que, el señor Obama, se nos muestra como un patriota, un señor que nos habla de “la grandeza de nuestra nación” que no le duelen prendas a la hora de recriminar a “los que prefieren el ocio al trabajo o buscan los placeres de la riqueza o la fama”. ¿Recuerdan al señor Zapatero cuando dijo aquello sobre el concepto de España, para él “discutido y discutible”? Nos ha demostrado su propio desprecio por el término “patriota”, al dar alas a los independentistas y en permitir que se haya aprobado Estatutos autonómicos cuyo contenido es un insulto para los que, de veras, nos sentimos españoles. Debería recordar el señor ZP como nos tienen calificados en el resto de Europa, cuando se habla de la productividad de nuestras empresas y la gran vergüenza nacional, fruto de la compra de votos del señor Chávez, del famoso PER (Plan de Empleo Rural) por el que, bajo el pretexto de ayudar a los jornaleros que no tienen ocupación durante todo el año, se los subvenciona para que permanezcan ociosos, jugando al mus o en las tabernas, durante la mayor parte del año. Al respecto, la frase lapidaria del señor Obama refleja las diferencias de criterio respecto a la política de subvenciones a la inactividad del PSOE y el reto que Obama les hace a sus conciudadanos invitándoles a “dar el callo” para salir de la crisis.

Así les habla Obama a los americanos: “levantarnos, sacudirnos el polvo y volver a empezar la tarea de rehacer Estados Unidos. Porque allí donde miremos hay trabajo por hacer”. Nuestros dirigentes, por el contrario, quieren que permanezcamos aletargados, que veamos como nos alcanza la crisis confiando en el Estado, este Estado que pensamos que, por sí solo, va a ser capaz de sacarnos las castañas del fuego a base de endeudarse cada vez más para poder atender los despilfarros de medios y dinero, inversiones absurdas y gastos suntuosos, como ocurre en Catalunya donde, una importante parte del presupuesto se destina ¡y esto en plena crisis!, a potenciar el catalán, arrinconar el castellano o a pagar al señor Carod Rovira viajes a EE.UU y otras naciones para gastarse el dinero de los contribuyentes en “embajadas” catalanas, con el sólo objeto de expandir por todo el mundo sus aspiraciones separatitas. Igualito a lo que pide el señor Obama: esfuerzo, trabajo, unidad, contención del gasto e ilusión por salvar la patria de los efectos de la crisis

Pero, donde el señor presidente de los EE.UU ha estado más afortunado, a mi modesto entender, ha sido en aquella parte de su discurso que debiera haberse grabado en una placa de oro para ponerla en la puerta del despacho, en la Monclo, del señor Rodríguez Zapatero. Dice el señor Obama: “Y a los que manejamos el dinero público se nos pedirán cuentas para gastar con sabiduría, cambiar los malos hábitos y hacer nuestro trabajo a la luz del día (en España decimos: con luz y taquígrafos) porque sólo entonces podremos restablecer la confianza entre el pueblo y su gobierno” Señores, les propongo que hagamos un cambalache, secuestramos al “izquierdista “ Obama y les endosamos al “social demócrata Zapatero”; para que aprenda lo que es, de verdad, una nación en la que existe una verdadera democracia; no una burda imitación, donde las libertades individuales han sido machacadas y la Constitución repetidamente violada, sin que ni los tribunales ni lo oposición ni la Monarquía ni el ejército hayan sido capaces de decir una palabra en defensa de los derechos violados de los ciudadanos.

Aprendan el señor Zapatero y el señor Solbes o, el mismo señor Sebastián, de lo que el señor Obama ha dejado claramente expresado. Sabe el nuevo presidente de la nación más poderosa del mundo que, el dinero es de los contribuyentes y que, por tanto, el Gobierno es sólo el depositario y, como tal, deberá responder de la forma en que se ha utilizado ante los ciudadanos. Observen el cuidado puesto por el señor Obama a la hora de elaborar su plan de reactivación de la economía. Se ha rodeado de las personas más capacitadas, incluso del partido Republicano, y ha evitado apresurarse en poner en marcha medidas populistas pero inútiles; como ha ocurrido en España, donde ya son 12 los planes que han puesto en marcha los socialistas sin que hayan sido capaces de obtener el más mínimo resultado. ¡Ya quisiéramos tener ahora en nuestro país una persona de “izquierdas” tan preparada como el señor Obama! Y conste que, en otros aspectos, no comparto muchos de sus planteamientos sociales; pero, si lo debemos juzgar por su discurso, no hay duda de que es una persona con el cerebro bien amueblado y con una gran dosis de sentido común. A Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César. Yo no veo, se lo digo honestamente, a qué viene este enamoramiento del ZP por Obama, cuando, en realidad, no coinciden ni en uno sólo de sus planteamientos ¿Será un flechazo o es que ZP espera que el nuevo presidente le saque las castañas del fuego? Si es así, para tarde me lo fiasteis porque, cuando Obama acabe de poner orden en EE.UU puede que de España no quede ni Gibraltar.

Noticias relacionadas

¿Inmigración sin filtros? La criminalidad se instala en España

“La inmigración ilegal es la crisis de nuestro país. Es una puerta abierta para las drogas, criminales y terroristas potenciales para entrar en nuestro país. Se está agotando nuestra economía, añadiendo los costes de nuestra justicia, la salud y los sistemas educativos.” Timothy Murphy

¡Casualidades…des……des………des!, con eco

El Destino no está siendo especialmente amable

Cerdos y tirantes

Decía Pablo Iglesias en algun reunión con sus amiguetes de la kale borroka que había que “cazar fachas”

Carles Riera, sin foto en el cartel

Perfiles

¿Será Erdogan el nuevo Saladino de Jerusalén?

¿Peligra la vida de Erdogan?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris