Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Buñuelos de viento   -   Sección:   Opinión

Al PP flaco todo son pulgas

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
sábado, 24 de enero de 2009, 08:09 h (CET)
Al PP sólo le falta quedarse embarazado y no conocer al padre de la criatura. Claro que la culpa de todo la tiene Aznar, por eso muchos le piden que vuelva, para que arregle el desaguisado que les dejó. Con la marcha que lleva el buenote de Rajoy nos queda Zapa para unos cuantos siglos. Felices nuestros nietos que ya no lo verán.

No sé cómo le iría a Rajoy como registrador de la propiedad pero debería
probar suerte, incluso ahora que estamos en malos tiempos para comprar
propiedades. Como dirigente político no puede tener peor futuro, tiene las
circunstancias económicas mundiales a su favor, a su contrario le llueven
todos los días los peores datos económicos y aún así las encuestas
demuestran su ineptitud.
Si ustedes revisan este blog comprobarán que llevo ya un tiempo anunciando
que la solución de los males de España vendría de la división del PP. Ahora
no me atrevería a jurar si esta división sería buena o no, lo que sí sé es
que cada día es más profunda y está más próxima, ya hasta se espían unos a
otros. Sabíamos que no se fiaban, que se tiraban los cacharros a la cabeza,
pero debe ser duro comprobar que tus propios compañeros te han puesto unos
espías sobre tus talones. La derecha cainita de siempre, la derecha
tradicionalmente dividida de España está en guerra civil.

Zapa debe estar dando saltos de alegría por los jardines de la Moncloa. Cada
titular de El País sobre este hediondo asunto de espionaje zarzuelero (Es
tan sorprendente que uno se pregunta con cierta cautela si no habrán metido
la pata los de Prisa, lo que nos íbamos a reír) tapa otro titular anunciando
algún desastre económico de los varios que nos acometen. Panem et circenses,
con esto nos tienen entretenidos. No sólo no nos acordamos de Zapa negando
la crisis, sino que gracias a la ineficacia de la oposición nuestras
neuronas no se enteran de las empresas que cierran ni de lo vacío que está
el supermercado del barrio porque todavía quedan nueve días para fin de mes
y el bolsillo está vacío.
A Mariano Rajoy no pueden irle peor las cosas. No sólo se enfrenta
torpemente al PSOE, sino que tiene el enemigo en sus propias filas, el
desastre es total. Todo indica que le está pasando lo mismo que acaba de
ocurrirle a nuestra selección de balonmano, que acaba de pasar de un solo
plumazo de la élite mundial a pelear por los últimos puestos.

Noticias relacionadas

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora

Rufián situacionista

La política institucional ofrece diariamente los más chuscos espectáculos

Planck y el cálculo

Max Planck revolucionó la Física de su tiempo y es un modelo de integridad moral
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris