Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

Estados Unidos, Israel y la democracia

Mario López
Mario López
sábado, 24 de enero de 2009, 08:09 h (CET)
Se nos dice desde el poder, y sin opción a réplica, que Estados Unidos e Israel son dos democracias. Estados Unidos, la más antigua del mundo e Israel, la única de Oriente. Si hay que creerles, tendremos que decir que la democracia es un mal sistema de gobierno y deberíamos combatirla. Claro, que también cabe la posibilidad de no hacerles caso y considerar que ambos países se rigen por un sistema profundamente clasista, coactivo y, por ende, profundamente antidemocratico, pero que mantiene ciertas formas democráticas.

Un sistema que de la democracia sólo guarda las formas es, simplemente, una dictadura; llámese teocracia, plutocracia, aristocracia o como se quiera. Una democracia real se basa en la participación de todos sus ciudadanos en todos y cada uno de los asuntos públicos que importan a la ciudadanía; en la inviolabilidad de los derechos fundamentales al trabajo, la salud, la vivienda, la libertad de expresión, la libertad de asociación, la libre circulación de las personas, la protección judicial, la igualdad ante la ley, la educación, el respeto a las minorías, el fomento de las culturas locales; el respeto a las diferentes formas de concebir la familia; la división de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial; la intolerancia frente a la corrupción y la especulación; el respeto a los otros estados, la defensa del comercio justo y el compromiso con la paz, la justicia y la solidaridad a nivel internacional. Un país que cumpla todas estas condiciones es una democracia. Estados Unidos e Israel están a años luz de serlo. Muy a años luz.

Noticias relacionadas

Inexorable Fin de la Farsa del “Sahara Occidental”

En 1975 un pueblo desarmado derrotó al último aliado de Hitler y Mussolini que seguía delirando tres décadas después de la disolución del Eje

Respeto a la Presidencia del Gobierno

'Avanzamos' como eslogan de bienvenida

Y vuelta a las andadas

Golpean el hierro en frío

La inclusión como camino: hacia una construcción de la “diversidad inteligente”

La fórmula debe ser la inclusión como camino del desarrollo

El acto de leer

Dignifica y al dignificar permite que las personas vuelen
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris