Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   Fútbol / Copa del Rey   -   Sección:   Fútbol

Un derbi catalán más igualado de lo que se esperaba termina en tablas (0-0)

El ‘efecto Pochettino’ resucitó al Espanyol
Redacción
jueves, 22 de enero de 2009, 00:47 h (CET)
El Espanyol recobró la vida y la garra con la llegada de Mauricio Pochettino al banquillo periquito. La ‘cara B’ de un Barcelona sin Eto’o, Henry, Xavi y Messi, careció de las individualidades de éstos y se vio sorprendido y maniatado por el sorpresivo Espanyol

FICHA TÉCNICA
0- RCD Espanyol: Kameni (1), Sánchez (2), Jarque (2), Pareja (2), Beranger (2), Moisés (2), Román (1), Nené (2), Valdo (1), Luis García (2), Callejón (2)
0- FC Barcelona : Pinto (2), Márquez (-), Puyol (2), Cáceres (2), Sylvinho (2), Sergio (3), Keita (2), Gudjohnsen (1), Hleb (2), Iniesta (2), Bojan (1)
Cambios : En el Espanyol: (min.77) Lola sustituye Román; (min.84) Jonathan sustituye Nené. En el Barça: (min.10) Víctor Sánchez sustituye Márquez; (min.67) Xavi sustituye Gudjohnsen; (min.74) Messi sustituye Bojan.
Goles: No hubo goles.
Árbitro: Muñiz Fernández (C. Asturiano) ( 0/6). Amonestó en el Espanyol a Luis García (16´), Moisés (48´), Beranger (85’), Lola (90’). Y en el Barça a Cáceres (45’), Víctor Sánchez (65’).
Incidencias: 21.915 espectadores en el Olímpic Lluís Companys. Partido de ida de los cuartos de final de Copa del Rey.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: La reacción del Espanyol
Con el debut en el banquillo de Pochettino, el Espanyol dio un giro a la tendencia negativa del equipo esta temporada y fue capaz de tratar al Barça de tú a tú durante todo el partido.
Lo peor: La lesión de Márquez
Jugados tan sólo diez minutos de partido, el defensa mexicano del Barcelona tuvo que ser sustituido por lesión. En el conjunto azulgrana se encendieron las alarmas por la incertidumbre de un cambio tan tempranero.
El dato: Debut de Mauricio Pochettino
El argentino se convirtió en el tercer entrenador del Espanyol en esta temporada, tras Bartolomé Márquez y Esnal Mané. Debutó en el derbi ante el FC Barcelona y se puede afirmar que fue el elemento de agitación que necesitaban los periquitos para reaccionar.
Jordi Massana / Barcelona

Lo hemos visto miles de veces. Los mismos jugadores que con un entrenador deambulan apáticos sobre el césped y son capaces de encadenar más derrotas que partidos que juegan, cambian de entrenador y sufren una metamorfosis. Lo intrigante es cuando esos mismos jugadores ya habían cambiado una vez de entrenador en lo que iba de temporada sin cambio alguno. Pero con Mauricio Pochettino fue otro cantar.

No sabemos si la explicación es el hecho de ser dirigidos por una idolatrada figura por la afición periquita como la del argentino, por el conocido fuerte carácter del ex defensa, o ambas juntas, pero la verdad es que sirvió como despertador de un equipo dormido. Un equipo que sabía que de continuar con la misma dinámica, estaban condenados a vivir el mal sueño del estreno del nuevo estadio en Segunda. Por todos estos motivos, por ser un derbi y por haber una excelente entrada a pesar del frío y del horario, pero el Espanyol saltó al campo como una exhalación.

Nada más empezar a rodar el balón, los periquitos encendieron un olímpic de Montjuïc con ganas, tras dos rápidas ocasiones. Primero fue Nené con un disparo y acto seguido Moisés al cabecear un corner. Estas rápidas y peligrosas acciones del Espanyol hicieron preveer un cambio de actitud del equipo, que posteriormente quedó constatado, y además sirvió para animar a la grada.

El Espanyol se sentía cómodo y cada vez se lo creía más. Un contragolpe conducido por Callejón sirvió como demostración definitiva del cambio de rumbo blanquiazul. Un Barça plagado de jugadores de perfil de suplentes, aunque con Guardiola nunca se sabe, notó las numerosas ausencias. Sin Henry, Eto’o, Xavi, ni Messi, es normal que un equipo se resienta. Con todo esto, los culés tardaron más de media hora en generar la primera jugada de peligro. Vino de la mano de Iniesta quien culminó una genialidad suya con un chute que Kameni paró en dos tiempos.

La jugada del de Fuentealbilla no sirvió para cambiar de área el peligro, por lo que un Espanyol empujado por el espíritu de Pochettino continuó trenzando jugadas de ataque. Una gran triangulación entre Sergio Sánchez, Valdo y Luis García, finalizó con un disparo cruzado del asturiano que se perdió por poco por la derecha del poste de Pinto.

En la segunda parte, el efecto Pochettino se descafeinó un poco. Y aunque el Barça tampoco pasó a controlar el partido de manera rotunda, sí que se notó una mayor superioridad azulgrana. Prueba de ello fue un disparo blandito de Bojan.

El Barça poco a poco iba siendo un poco ‘más el Barça’. En una de esas que quiso aparecer Hleb. Parece que no está, parece que el partido no va con él e incluso a veces, a base de aguantar el balón, puede llegar a desesperar. Pero cuando el bielorruso se decide a encarar y su gran clase le acompaña, es de los mejores. Y cuando le acompaña la suerte, todavía mejor. Y hubo un momento en el que se sumaron ambos condicionantes. El ex del Arsenal se fue fenomenalmente por la banda derecha para dejar un pase de la muerte a Bojan. El chute quedó en nada. Pero la jugada sirvió una vez más para lamentar que a Hleb no le hierva más la sangre, porque, de ser así, beneficiaría al futbol en general.

Una jugada aislada de un Espanyol venido a menos, sirvió para que Nené inquietara a Pinto en un chute dentro del área como colofón de un gran contraataque. Pero por entonces el gran esfuerzo blanquiazul empezaba a pesar. En cierto modo habían conseguido un primer objetivo: aguantar. Y una vez logrado, unido a la imagen de bloque que mostraba el equipo, era turno de, o bien probar suerte y ver si conseguían sorprender al Barcelona o, como mínimo, aguantar hasta el final. Y lograron lo segundo.

Quizá Guardiola pensó que con unos minutitos de magia de Messi volvería a servir, como ya ha ocurrido en otros encuentros. Pero hoy no fue suficiente. El Barça de Pep, con o sin Messi, fue incapaz de marcar, algo que no le sucedía desde el recordado primer partido de Liga ante el Numancia.

Resultado abierto para la vuelta. Pero es un empate engañoso. Un 0-0 en una doble eliminatoria significa que cualquier empate con goles en el segundo partido sirva al visitante. Hace dos días si a alguien se le hubiera pasado por la cabeza que el Espanyol hubiera dejado al Barça sin marcar, por tanto sin ganar, y además haber dejado una excelente imagen y la realidad de que tuvieran opciones de pasar a semis en la Copa le hubieran hecho pasar por loco.


SALA DE PRENSA
Mauricio Pochettino(RCD Espanyol)

" Muy orgulloso del equipo que tengo en el vestuario, me he encontrado con un grupo humano y jugadores que quieren salir adelante, de vestir la camiseta del Espanyol lo pongo con letras mayúsculas: muy, pero que muy orgulloso. Doy las gracias a toda la gente que me recibió, la disponibilidad del acogimiento, sin ninguna mala palabra. He visto que allá adentro hay un equipo d e verdad, hemos recuperado el espíritu y ese nos llevará adelante. Mención especial al público, porque realmente ha estado a la altura, esta es la afición del Espanyol y hoy lo ha demostrado. Si ponemos los tres elementos (equipo, ayudantes y afición) esto lo tiramos hacia adelante sin ninguna duda.Hemos hecho un gran partido ante un gran rival. Podríamos haber ganado o perdido el partido, pero me quedo con el espíritu..".
Pep Guardiola(FC Barcelona)

" Sabíamos que iba a ser un partido muy complicado, muy intenso y agresivo. No es ni mal ni buen resultado, pero en copa es bueno marcar fuera de casa y no lo hemos hecho, con lo cual nos obliga a estar muy atentos en el partido de vuelta. Nos ha faltado conectar con el centro del campo. En líneas generales sabíamos que siempre son partidos intensos y fuertes y encima contaban con el cambio de entrenador. Ya se ha visto a los 30 segundos el tono del partido que habría. Ha habido algunas faltas que nos han impedido entrar en la dinámica del juego.[Sobre Márquez] No se ha hecho daño, tenía pequeñas molestias en el gemelo, que le han impedido jugar. [Sobre si el Espanyol conseguirá su objetivo] No tengo ninguna duda de que jugando así, sí.".


Noticias relacionadas

Un Cádiz lanzado se pone líder antes del Huesca-Lugo

Los andaluces encontraron más huecos en la segunda mitad

El Sevilla se queda sin pólvora ante el Levante en la vuelta de Berizzo

Segundo encuentro sin ganar de los andaluces, que se descuelgan de la Liga

Un City pletórico marca territorio y Liverpool y Arsenal se dejan puntos

Los de Pep Guardiola sometieron sin piedad al Swansea

Bale resuelve el enredo ante el Al Jazira

El galés mete al Real Madrid en la final del Mundial tras marcar en el minuto 81

Bale: "El fútbol es mejor sin VAR"

"Aún no se puede decir que esté al 100%"
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris