Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   Demagooglerías   Puertas giratorias  

Atasco

Los excesos de las famosas puertas giratorias
Ángel Pontones Moreno
@boucicaut71
sábado, 13 de febrero de 2016, 12:07 h (CET)
Tardaron unas horas en sacarlos a todos, pues era prioridad que no sufrieran daño alguno. Sorprendía que en un espacio tan diminuto hubieran cabido tantos, y que todos tuvieran una historia que contar y una excusa que alegar, aún cuando salíeran tambaleándose del lugar del siniestro. Sus respuestas solían tener un cariz similar: El que indicaba que se dirigía a tal consejo eléctrico, la que esperaba ocupar asiento en el triunvirato de la gasística, uno al que le habían buscado acomodo en diseño de infraestructuras, otro que asesoraría a la empresa puntera de telecomunicaciones. Ninguno de ellos se atrevía a reconocer que alguien les había buscado una salida adecuada una vez el electorado los había sacado del tablero de juego.

Anochecía y bomberos y operarios aún no daban crédito a la cantidad de enchufes trifásicos que habían quedado atrapados en aquella puerta giratoria.
Comentarios
Escribe tu opinión
Comentario (máx. 1.000 caracteres)*
   (*) Obligatorio
Noticias relacionadas

En el último minuto

​Si no fueran politicos adolescentes sino hombres de Estado, con visión del bien común del país y no de partido o personal, se agarrarían 'in extremis' a un gobierno de gran coalición con pactos de mínimos ante los grandes eventos que nos anuncia el futuro

Ver, juzgar y actuar

​Voy colgando mis modestos artículo en un blog al que he titulado “ver, juzgar y actuar”, los tres pasos que aprendimos en el libro de Maréchal, La Revisión de Vida, en mis años juveniles en la Acción Católica y seguramente el paso más difícil es el de juzgar, pues si cada hecho sobre el que me fijo a la hora de escribir no lleva a un juicio sobre mi mismo queda reducido, en el mejor de los casos, a un simple comentario bastante inútil.

Párrafos que no irán a ninguna parte. Parte II

No a los malos tratos, a la maldad. No al dolor inaugurado ni la terquedad

¿Por qué odiamos?

El odio es una enfermedad del alma que convierte en alimañas a los hombres

Nart o su legitimidad como eurodiputado

La semana pasada se ha sabido que el conocido periodista y abogado, y ahora político, Javier Nart se ha dado de baja de C´s; pero no se ha apeado de su dignidad de eurodiputado
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter   |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris