Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Contra el sida

Clemente Ferrer (Madrid)
Redacción
jueves, 22 de enero de 2009, 08:04 h (CET)
El combate frente al sida sigue como la luz del día. La cantidad de mortales que moran con la esta lacra, en todo el orbe, se eleva a unos 33 millones. En el último lapso de tiempo se contagiaron 2,7 millones y expiraron dos millones de seres humanos. Según la investigación sobre el azote global del sida se colige que allí donde aminora la combinación sexual y la precocidad juvenil, ha bajado la cantidad de lacrados por la pandemia. "Esta enfermedad continúa siendo la principal causa de mortandad en África, donde vive el 67 por ciento de las personas con VIH positivas del mundo", recuerda Onusida. Y sigue aseverando que en algunas zonas "los cambios en el comportamiento sexual han tenido como resultado descensos en el número de nuevas infecciones por VIH".

En algunas de las regiones más aquejadas por este padecimiento, lo que más descuella es que los adolescentes posponen el empiece de las relaciones carnales, por lo que la amenaza de contagio se reduce. Estos síntomas se han investigado en Burkina Faso, Camerún, Etiopía, Ghana, Malaui, Uganda y Zambia. En Camerún el número de adolescentes que mantenían roces sexuales antes de llegar a los 15 abriles disminuyó del 35 al 14 por ciento. "Prácticamente en todas las regiones del mundo, excepto en África meridional, las infecciones por el VIH afectan a los consumidores de drogas inyectables, los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y las profesionales del sexo", sostiene Onusida.

En muchos terruños de occidente, las acciones publicitarias de prevención, orientadas al mocerío, se centran en el fomento del empleo del condón. Aunque no son la población con más peligro de infección. Pero la vehemencia en el "sexo seguro" da por cierta la mezcolanza carnal. Estados Unidos lleva muchos lapsos de tiempo demandando el fomento de la abstinencia y la fidelidad que está dando frutos colaterales muy eficaces en la disminución de los estados de gravidez no queridos y la interrupción voluntaria del estado de buena esperanza (aborto).

Parecen oportunas unas palabras de Julián Marías, quién entiende que "la causa principal del esta enfermedad es la ausencia de normas de vida sexual, normas que han existido siempre y gracias a las cuales los hombres se han comportado de manera humana y han hecho posible eso que se llama civilización." Está en lo cierto pero nadie se atreve a proponer una conducta que incluya unas normas para la vida sexual, que surjan del sentido común.

____________________

CLEMENTE FERRER ROSELLÓ. Presidente del Instituto Europeo de Marketing, Comunicación y Publicidad. Madrid.

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (LXIX)

Mala cosa es enseñar los galones solamente; o peor, vivir de las rentas

El Gobierno impasible ante las amenazas a España

Sánchez resucita a Franco y Calvo minimiza la amenaza de Torra

Aquelarre monárquico en Barcelona

Hooligans sin respeto por las víctimas

Dios es grande

Sin la presencia del Padre de nuestro Señor Jesucristo las mujeres violadas difícilmente superarán el trauma de la fechoría cometida contra ellas

El mundo se acrecienta de víctimas

Solidaricémonos al menos con su poética mirada
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris